Se encuentra usted aquí

La esquina donde murió la amante de Iturbide

En este lugar donde hoy se sienta un señor que vende llaveros y que Porfirio Díaz convirtió en un palacio, murió María Ignacia Rodríguez, amante de Agustín de Iturbide. Curiosamente, la atractiva "Güera" sirvió como modelo para esculpir a una Virgen que aun podemos ver en una iglesia en la calle de Isabel La Católica, en el Centro
02/03/2016
00:00
-A +A

Investigación: Magalli Delgadillo y Ruth Gómez
Texto: Angélica Navarrete
Foto antigua de noche: Colección Carlos Villasana – Torres

Compara el antes y el después deslizando la barra central (ABRIR MÁS GRANDE)

Las puertas del edificio de correos, en Eje central Lázaro Cárdenas esquina con Tacuba, abrieron hace 109 años, ahí donde ahora encontramos a don Raymundo Barrios entusiasta vendedor de llaveros con los supuestos escudos de los apellidos y quien dice, por ejemplo que el apellido Delgadillo es castellano y proviene de Delgado, de las montañas de León, en España. Se trata de un escudo negro al centro rojo y blanco, donde alrededor dice Ave María Gratia Plena.

Don Raymundo dice que su madre se los sabía todos de memoria pero él no, así que ahí tiene sobres con el significado de cada apellido, los cuales permite fotografiar. También ofrece postales y otros recuerdos desde hace 44 años, nos dice que su madre le heredó el puesto, en total son 75 años los que tiene la familia Barrios en ese lugar.

Fue en 1907 cuando el general Porfirio Díaz inauguró la Quinta Casa de Correos en las entonces calles de San Andrés y Santa Isabel, ahora edificio de correos como lo conocemos. Este imponente edificio que sobresale por su peculiar arquitectura fue obra del italiano Adamo Boari y de Gonzalo Garita.

Antes, en este lugar se encontraba el Real Hospital de Terceros-Franciscanos. Surgió en 1760 por los franciscanos encargados de la oración, las buenas obras y la penitencia y fue apoyado por virreyes, marqueses, militares y personajes de la clase media.


COLECCIÓN CARLOS VILLASANA - TORRES

Era común que viajeros y desamparados alquilaran los cuartos de este hospital y pagaran prestando sus servicios o aseando el lugar. El hospital funcionó hasta 1863 y en el porfiriato fue demolido y se construyó la Quinta Casa de Correos o Palacio de Correos.

Hubo una mujer llamada la Güera Rodríguez cuyo nombre real era María Ignacia Rodríguez de Velasco Osorio Barba Jiménez Bello de Peryra Hernández de Córdoba Solano Salas Garfias (mejor sólo La Güera Rodríguez para los cuates), quien dicen era súper guapa e influyó en la toma de decisiones de varias autoridades de la época, incluso por su bien formada figura fue modelo de Manuel Tolsá para aquella escultura de la Virgen de la Purísma, que aún podemos ver en la Iglesia de Profesa, sobre Isabel la Católica, en el Centro. También fue acompañante del naturalista y explorador Alexander Von Humboldt durante su paso por la ciudad de México y amante de Agustín de Iturbide, por mencionar a uno de tantos, ella famosa Güera Rodríguez murió en aquel hospital y en el olvido.

Si no conoces el edificio de correos por dentro, valdría la pena hacerlo pues te trasladarás definitivamente a otra época y encontrarás, además del Servicio Postal Mexicano, el Centro Nacional e-México y en la parte de arriba podrás visitar el Museo de Historia y Cultura Naval. 


SALVADOR CORONA (24 FEBRERO 2016)

 

Fuente: Servicio Postal Mexicano - Palacio Postal y Raymundo Barrios, vendedor, información de EL UNIVERSAL 2011, Secretaría de Cultura y Agencia EFE.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN