Suscríbete

Ya es hora de concretar

Nelson Vargas

Si las intenciones que tuvo la Conade en 2015 se concretan, este tendría que ser un año histórico en cuanto a la administración del deporte mexicano se refiere

Espero que todos hayan tenido felices fiestas y que este nuevo año logren cumplir propósitos. En 2015 el deporte de nuestro país tuvo los reflectores encima con el ir y venir de declaraciones entre la Conade, el COM y las federaciones nacionales, pero muchas situaciones quedaron inconclusas. Al parecer, todas las partes fumaron la pipa de la paz para tener un fin de año en calma.

Si las intenciones que tuvo la Conade en 2015 se concretan, este tendría que ser un año histórico en cuanto a la administración del deporte mexicano se refiere. Esperemos que lo que se inició no sólo se quede en buenos deseos.

Lamentablemente los Juegos Olímpicos de Río 2016 están muy cerca, y digo lamentablemente porque el hecho de que algunas federaciones hayan estado en asuntos políticos más que deportivos durante el año anterior, se verá reflejado en los resultados de los deportistas y una vez más tendremos que poner todas nuestras esperanzas en las disciplinas de siempre, como son los clavados, el tiro con arco, el taekwondo, esperar a que el futbol pueda refrendar el título conseguido en Londres 2012 y un milagro de algún garbanzo de a libra que logre surgir de las tinieblas que nuestros propios dirigentes han creado.

Es la misma historia de siempre, el hecho de que los proyectos no tengan continuidad evitará el desarrollo de nuestros atletas, cada seis años o en ocasiones en menos tiempo tenemos que comenzar nuevamente. Cuando uno llega a un nuevo trabajo no toma el escritorio y lo echa a la basura con todo y computadora, documentos y lápices. Uno revisa, analiza y se queda con lo que cree que le puede servir de lo que dejó su antecesor para mejorarlo, si pensamos que algo se estaba haciendo mal tampoco lo echamos al bote, partimos de ahí para saber de qué manera sí puede hacerse bien. Eso no pasa en nuestro deporte, y en la mayoría de las áreas de administración pública; quien llega quiere empezar desde cero y la principal razón es porque a partir de ahí se pueden pedir más ingresos para nueva infraestructura y proyectos que no tienen ninguna planificación la mayoría de las veces, si no pregúntenle a Jesús Mena y su programa “Ponte al 100”, y así aumentar sus cuentas personales.

Esperemos que este año se logre crear una estructura que permita terminar el sexenio de una manera organizada y que se deje una buena base, con la “esperanza” de que el que venga la tome y la siga haciendo crecer, todo siempre pensando en el beneficio de nuestros atletas que deberían ser los protagonistas de esta historia.

Ojalá el COM se enfoque en hacer su trabajo que es ser únicamente la embajada de nuestro país ante el COI, este año es a lo que se debe dedicar. El ayudar a nuestros deportistas va más allá de obligarlos a grabar videos que hacen verlo como el semillero de atletas más importante de nuestro país; su labor es darles las mejores condiciones para asistir a los Juegos Olímpicos. Si el presupuesto que les da el gobierno les parece poco, ya podrían ponerse a trabajar para conseguir patrocinios, además, no deben olvidar que también es su obligación apoyar a los familiares de los atletas que son quienes pertenecen a la “familia olímpica” y no los amigos del COM que en la mayoría de las ocasiones son a los que se les regalan los boletos o se les dan las acreditaciones para ir a las competencias y, sobre todo, que no olvide que no tiene ningún derecho de privar a nuestros deportistas de participar en los Juegos Olímpicos, si ellos cumplen con los requisitos que las federaciones internacionales establecen para asistir a Río de Janeiro 2016, el COM no tiene por qué modificar el sistema de clasificación solamente por un capricho político o sólo beneficiando a sus consentidos y echar a perder el esfuerzo de cuatro años de atletas y entrenadores.

Profesor

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios