Los Alcántara quieren liderazgo de Viva en AL

Mario Maldonado

La familia Alcántara, los reyes del autotransporte de pasajeros en México, comenzaron a diversificar sus negocios hace más de una década, con la fundación de la aerolínea de bajo costo VivaAerobus. Más recientemente, en el 2014, invirtieron en los medios de comunicación (Prisa) y desarrollaron una firma de telepeaje. Su próxima apuesta es ‘abrir sus alas’ al exterior, de la mano de sus socios y amigos irlandeses: los dueños de Ryanair.

Sus ambiciones en América Latina está puestas en Grupo Viva, un consorcio formado entre IAMSA, el grupo de los Alcántara, y Irelandia Aviation, de la familia Ryan. A través de este grupo planean lanzar tres aerolíneas internacionales en América Latina durante los próximos cincos años y posicionarse como uno de los operadores líderes de la región.

Tras consumar con éxito su primera asociación en el 2006, con el lanzamiento de VivaAerobus en México, la familia originaria de Acambay, Estado de México, y los irlandeses decidieron poner en marcha VivaColombia en el 2012, para lo cual ficharon a Joe Mohan, exejecutivo de la panameña Copa Airlines.

En un inicio se planeó que la siguiente empresa asociada fuera Viva CAM, con sede en Costa Rica, pero las cuentas no cuadraron y sus directivos prefirieron volver a analizar cuál sería el mejor centro de operaciones en Centroamérica. Ahora, todo apunta a que será Panamá, aprovechando la experiencia de Mohan, CEO del Grupo Viva, en dicha plaza.

A Roberto Alcántara, presidente de IAMSA y VivaAaerobus, se le conoce no solo por su habilidad para negociar y generar lealtades –así fue como logró unir decenas de firmas de transportistas del Grupo Toluca y Grupo Flecha Amarilla para conformar la empresa líder del sector–, sino para poner a directivos clave al frente de sus empresas.

Un ejemplo de ello fue la apuesta que hizo al nombrar a Juan Carlos Zuazua, de entonces 31 años, como CEO de VivaAerobus hace casi seis años. Hoy, este ejecutivo es el encargado de seguir aumentando la rentabilidad y participación de mercado de la firma en México, al tiempo que delinea su internacionalización, la cual iniciará con fuerza en el 2017.

La familia Alcántara tiene dos rutas de crecimiento en el exterior: una, a través de su empresa asociada Grupo Viva (la cual no descarta la compra de empresas regionales en América Latina); y otra, mediante la propia VivaAerobus. Con esta firma buscará aprovechar el recién ratificado acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos para acelerar la apertura de rutas a ciudades clave de la Unión Americana, así como atender la demanda que hay entre México y Centro-Sudamérica, por supuesto, en sinergia con las marcas hermanas que se vayan creando en el camino, como es el caso de VivaColombia.

El modelo de bajo costo de las empresas del Grupo Viva considera precios de vuelos one-way de corto y mediano alcance por debajo de los 100 dólares entre diferentes ciudades de América Latina.

En torno a los comentarios que refieren una posible desinversión de la familia Ryan en VivaAerobus, Zuazua me dijo hace unos días que, pese a que es un asunto que compete estrictamente a los accionistas, es poco probable, sobre todo por los planes de expansión que tienen ambas familias con el Grupo Viva.

Una de las probables vías de salida de la familia Ryan de VivaAerobus era la Oferta Pública Inicial de acciones que tenían prevista para 2014, pero que tuvieron que cancelar por malas condiciones del mercado. Ahora, no se ve en el horizonte de corto plazo un nuevo intento de hacer ‘líquida’ su participación en la línea aérea mexicana.

Un objetivo realista de mediano-largo plazo es que entre 20 y 30% de los ingresos de VivaAerobus provengan de las rutas internacionales. Hoy, ese porcentaje es menor a 5%.

En tanto, la aerolínea mantiene su expansión en el mercado mexicano, donde tiene alrededor de 12% de participación. Zuazua prevé cerrar 2016 con un crecimiento de 26% en su tráfico de pasajeros y llegar a 5.7 millones de usuarios.

Posdata 1. Actualmente, 72% de las ventas de VivaAerobus se hacen en línea. “Somos un comercio electrónico con alas… podemos vender muchas otras cosas”, me dice Zuazua, y deja abierta la puerta a que sus ingresos adicionales a la venta de vuelos alcancen pronto un porcentaje mayor al 33% que ya representan.

Posdata 2. Y hablando de la ratificación del acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos, Aeroméxico, que capitanea Andrés Conesa, anunció que la Comisión Federal de Competencia Económica aprobó su alianza con Delta Air Lines, pero condicionada. Algunas restricciones incluyen la cesión de slots en el AICM.

Twitter: @MarioMal.

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios