Me la pelas

Luis Cárdenas

Libien es una refracción de lo podrido en nuestra sociedad

Raúl Libien, el famoso #LordMeLaPelas, es reflejo de la prepotencia del país, de los funcionarios que se sienten intocables ante cualquier ley, de los empresarios corruptos que quieren conseguirlo todo con una tranza, del junior emberrinchado que no entiende de razones más allá del hígado. Libien es una refracción de lo podrido en nuestra sociedad.

Cuando el City Manager de Miguel Hidalgo, Arne Aus Den Ruthen, encaró hace algunas semanas a los guaruras de Libien por obstruir la banqueta de Reforma 835, el joven empresario dueño de medios de comunicación le respondió varias veces: ¡me pelas la verga!

Los policías que acompañaban al City Manager se mostraron reacios a llevarse los vehículos, parecía que tenían miedo. Al final, gracias al apoyo del jefe de policía de Miguel Hidalgo los autos fueron llevados al corralón… para ser liberados ipso facto.

¿Porqué le temen al jóven Libien?, ¿Será acaso porque a mediados de diciembre de 2014 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó a Naim Libien, familiar de Raúl, como un sospechoso de vínculos con el cártel de los Cuinis, lavadores de dinero del Cártel Jalisco Nueva Generación?

Xóchitl Gálvez, jefa delegacional de Miguel Hidalgo, ha emprendido una cruzada contra la costumbre arraigada de algunos “nuevos ricos” en la zona de hacer lo que se les hinche su gana, en Polanco o en las Lomas, abundan los prepotentes que piensan que las reglas no les aplican, en algunos casos se trata de señoras copetudas acostumbradas a tirar la basura en la vía pública, pero en otros casos se trata de gente “pesada” que carga con armas largas en la cajuela y que, peor aún, están dispuestos a usarlas.

Arne se metió con uno de ellos. Se aplaude su valentía. Le costó una madriza que pudo terminar peor de no ser por la intervención de la policía. A Arne lo levantaron, por unos minutos, pero lo levantaron. Eso se llama secuestro.

Un delegado no puede hacerle frente solo a “ciudadanos” que amenazan y usan la violencia como escudo para no acatar las reglas. ¿Qué hará Miguel Àngel Mancera?, ¿se pondrá del lado de la ley o preferirá la vista gorda, la aplicación somera de la ley?

Ya lo veremos.

Fuerte abrazo a Arne, no tengo el honor de conocerlo pero debe saber que no está solo, aunque a veces, quizá, así se sienta.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios