Suscríbete

¿Qué? ¿Cómo? ¿Dónde?

José Xavier N.

Con el rumor de que pronto desaparecerán las tiendas Mixup (que, se especula, acabará comprando la cadena iTunes), la oferta de productos físicos que algunas disqueras grandes quieren desaparecer en aras de lo digital, ha sido tomada por los discípulos avanzados del pirata Morgan como bandera del producto físico apócrifo, para el que los mexicanos nos pintamos solos, superando, en muchos casos, el original, mejorándolo o perfeccionándolo a niveles insospechados de calidad para un coleccionismo especializado.

Por ejemplo, mientras la disquera en turno que tiene el catálogo de Los Beatles, parece ser incapaz de mover un dedo para sacar el rockumental de Ron Howard Eight days a week, que acabara saliendo tarde o temprano (esto es, en una o dos semanas) a imagen y semejanza digital del original en Blu-ray y DVD, algunos emprendedores ya tienen circulando en una edición de lujo de dos discos el The Beatles Complete Ed Sullivan Show. (1964-1970) con todas las actuaciones de los de Liverpool más, por supuesto, bonus de los masters originales.

El lugar de encuentro cercano esta sobre la calle de Jesús Carranza y son los mismísimos Beatles los que en una gran lona aérea le dan la bienvenida al respetable, con una pared donde se ofertan más de 300 discos —originales, rarezas, sesions, compilados y todo lo inimaginable— a precios con los que nadie les puede competir. Ahí mismo son los de Sony los que se pregunten ¿Cómo es que ya tienen los triples del concepto The Many Faces of… de Pink Floyd, AC/DC, Emerson, Lake & Palmer y Guns N’ Roses, cuando algunos están programados para salir el año que entra?

Los expertos en ofrecer lo increíble son los mismos que se pueden dar el lujo de sacar ediciones legendarias como los LP de la Serie Rocker, creada por Herbé Pompeyo en 1979, cuando era director de A&R de PolyGram, y ofrecer al mismo tiempo la caja de The Shadows (con siete compactos remasterizados de los legendarios instrumentales británicos, con los que luego cantó Cliff Richards. Otros discos de acalambrar a cualquiera que haya vivido los años 60 son el Introducing, de The Beau Brummels, con las rolas del álbum original, más un bonus de 13 canciones que por ahí estaban guardadas para la ocasión.

En otra latitud, donde van a rezar los metodistas de la iglesia de la calle de Balderas, desde hace un par de semanas está disponible el DVD de Roger Waters In Concert (en el Zócalo capitalino) con 22 temas, en una magnitud de tiempo (dos horas, 18 minutos) a dos cámaras profesionales. Algo que ya quisiera el propio Waters y Miguel Ángel Mancera. Y bajo el lema de: para todos hay, los mexicanos originales de Los Locos del Ritmo, pueden presumir de estar en ese excelso catálogo discográfico con sus dos primeros Long Plays, con sus portadas originales de los años 60.

¡Para Ripley!

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios