El rock que se nos viene

José Xavier N.

El aniversario 40 de los verdaderos padres del punk-rock, Los Ramones, será celebrado con una edición limitada de su primer álbum, de 29 minutos, que se ofrecerá a los fans en tres CD y un vinil conmemorativo en versiones mono y stereo. El grupo más influyente del punk de todos los tiempos y rey del zumbido permanente viene en esta presentación con un booklete con las notas originales de producción, fotos inéditas de Roberta Bayley, que los inmortalizó en la icónica portada de la pared, en blanco y negro. La remezcla y remasterización que ha hecho el productor original del álbum de la Sire Records, Craig Leon, incluye un demo inédito: “I don’t wanna walk around with you”.

Mientras el departamento de prensa de Sony Music no da señales de vida, son los label managers de la disquera los que le tienen que hacer el trabajo a la mujer invisible que dizque atiende a los medios, impuesta por quién sabe quién. Por eso no se ven notas o reseñas de los discos de su majestad, Elvis (y del resto del roster de la disquera). El “If I can dream”, con la Royal Philarmonic Orchestra y una edición donde El Rey canta temas de Leiber & Stoler, le debían llegar al cielo a Scotty Moore, que murió esta semana a los 84 años en Nashville, luego de haber desatado al monstruo del rock’n’roll, junto con Billy Black y la voz de Presley en julio de 1954.

HBO le ha dado un fuerte e inesperado golpe a la cara a los que ya se frotaban las manos para ver que iba a suceder en la segunda temporada de Vinyl, luego de las chapucerías de Ritchie Finestra (Boby Cannavale) al frente de la American Century Records. Ni porque los nombres de Martin Scorsese y Mick Jagger pesan en la producción de la ambiciosa serie que en los 10 primeros episodios ponía de manifiesto cómo era la industria en los 70, han podido con la negativa de los “ejecutivos” de HBO con mentalidad Glee. No habrá segunda temporada porque el guionista principal, Terence Winter, desertó (como si fuera el único guionista que hay). En fin, nos quedaremos sin ver a todos aquellos artistas, directivos, payoleros, mafiosos, drogadictos y ratas cínicas de la industria del disco que mandarían en los 80. Imaginen una serie así sobre la industria musical mexicana. Sacaría chispas.

Ya circula una edición de tres discos compactos titulada Indie Disco: The Definitive Collectión (del sello Greatest Ever) con 54 tracks para escuchar primero la selección, decidir qué va la pena adquirir por separado y no comprar a lo loco compactos que no valen la pena. La selección incluye a The Fratellis, Interpol, Los Yeah Yeah Yeah, Klaxons, Franz Ferdinand, Super Furry Animals, Cardigans, Keane, Iggy Pop, James, Jesus and Mary Chain, Bluetones, Pulp, The Vines, Noah & The Wale y muchos más. Una pequeña probada de tendencias de ayer, hoy y casi mañana, a precio alternativo físico. Nada de tomadas de pelo digitales vía descargas invisibles. Dile sí al disco físico.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios