Opinión sin información tergiversa la realidad

Guillermo Ruiz de Teresa

En las últimas semanas han sucedido tres accidentes relacionados con la Marina Mercante. Y hay mucha información sin sustento que tergiversa los hechos. Por ello, quiero puntualizar lo sucedido cerca de La Paz, BCS, en Valle de Bravo, Edomex, y cerca del puerto de Veracruz.

El 2 de septiembre, el barco Mariano Pérez X salió de Ensenada con rumbo a Mazatlán. Al mando estaba el capitán Efrén Elenes; experimentado hombre de mar. Al mismo tiempo, el huracán Newton se formaba dirigiéndose a Cabo San Lucas. Para el 5 de septiembre la Capitanía decidió cerrar el puerto a la navegación, recomendando a las embarcaciones buscar refugio en puertos cercanos. Quiero ser puntual en dos cosas: primero, Cabo San Lucas no es puerto de abrigo porque su muelle es flotante. Segundo, así como las ciudades, los puertos siempre están abiertos; cuando se dice que el puerto se cierra a la navegación es únicamente para impedir que las embarcaciones salgan del puerto, no para que ingresen.

Ese mismo día, el Mariano Pérez X navegaba frente a Cabo y se comunicó con la Capitanía, ésta le mencionó que estaban en alerta por Newton y el capitán respondió que decidiría entrar o no en unos minutos. No hubo más comunicación. Al parecer, el capitán se enfiló hacia La Paz encontrándose con Newton de frente. No hay experiencia suficiente contra un huracán. La empresa propietaria del barco pesquero confirmó por escrito que no se le negó la entrada al barco por parte de la Capitanía.

El día 17 de septiembre, en Valle de Bravo, sucedió un percance. La embarcación La Ancha II se hundió debido al sobrepeso. Los clubes náuticos no deberían permitir la salida de una embarcación que exceda los límites de su capacidad. Las reglas existen. La seguridad debe ser corresponsabilidad de todos; autoridades, padres de familia y clubes náuticos El sábado siguiente tuvimos una reunión entre autoridades, clubes náuticos y usuarios, donde acordamos tener mayor presencia en las actividades de la presa; implementar un programa de corresponsabilidad; inhibir la venta y consumo de bebidas alcohólicas, y crear conciencia para evitar accidentes.

El sábado 24, frente a la costa de Veracruz, el buque tanque Burgos, que transportaba 160 mil barriles de diesel y gasolina, sufrió un accidente mientras permanecía fondeado 13 kilómetros a las afueras del puerto. Uno de los tanques explotó y a los 4 minutos la Capitanía ya enviaba a los remolcadores para contener y apagar el fuego y se evitara así una tragedia humana y ambiental, mientras tanto la Marina rescató a los 31 marineros; fue una gran labor de coordinación interinstitucional con casi 40 horas de trabajo continuo. Más de 100 personas del propio puerto lograron contener y sofocar el fuego.

La SCT es la autoridad en los puertos y actuó como tal: al evitar que un accidente se convirtiera en tragedia. Cabe mencionar que las investigaciones de los percances siguen en curso. Debemos de felicitar a todos los participantes.

Por instrucciones del secretario Ruiz Esparza, en la CGPMM crearemos un portal donde se pueda acceder a toda la información sobre cualquier accidente o incidente. Tenemos que evitar que la mala información, intereses particulares o mala fe de algunos tergiversen la realidad y no valoren el esfuerzo y compromiso de quienes exponen su vida.

Coordinador general de Puertos y Marina Mercante

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios