De la unidad nacional a la acción eficaz

César Camacho Quiroz

Estimulantes, las expresiones de apoyo generalizado de la opinión pública y de la publicada, respaldando al presidente Enrique Peña Nieto por su acertada decisión de cancelar la visita que iba a realizar el día de hoy a los Estados Unidos y darle un giro a la relación entre los gobiernos de ambos países. Ha sido una bocanada de aire que refresca la agenda política en el país pero, como tal, será efímera, y es preciso aprovecharla para adelantar los intereses superiores de México.

Inteligente y nacionalista, el llamado del Presidente de la República acertó al anunciar que habrá de proteger los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos, fortaleciendo nuestra red consular, para que apoye con mucha mayor eficacia a esos mexicanos que allá viven, trabajan o buscan una oportunidad; atender los flujos migratorios de indocumentados hacia el norte, pero también los de armas ilegales y dinero ilícito hacia el sur; reiterar la voluntad de nuestro país para lograr acuerdos con Estados Unidos que privilegien los intereses de México y los mexicanos; fomentar el libre comercio entre los dos países, a fin de que los productos mexicanos lleguen cada vez más lejos y generen mayores beneficios para nuestra economía.

Para acompañar esos esfuerzos que hará el Ejecutivo y con el propósito de ir más allá de las puras buenas intenciones y declaraciones; es decir, para respaldar no nada más en los dichos sino en los hechos el llamado a la cohesión nacional, de suerte que hagamos una unidad activa, los diputados priístas de todo el país, federales y de las legislaturas en las 32 entidades federativas, nos comprometimos a intensificar el diálogo con la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, la Cámara de los Comunes en Canadá, así como con órganos e instancias legislativas de los estados, provincias y territorios de esos países con los que compartimos problemas sociales que atender puesto que en ellos habitan millones de nuestros compatriotas; vincularnos con las organizaciones de la sociedad civil, eso es, con empresarios y trabajadores, estudiantes y docentes, intelectuales y artistas, así como ciudadanos mexicanos y estadounidenses dentro y fuera de nuestras fronteras, para hacer un frente común a favor del ejercicio cabal de los derechos, en un clima de libertad en el ejercicio de derechos.

Con esa convicción, en reunión plenaria de planeación, de cara al periodo ordinario de sesiones que inicia esta semana, los diputados federales del PRI hemos acordado una agenda mínima que comienza por la revisión integral y actualización de las leyes del Servicio Exterior Mexicano y la de Cooperación Internacional para el Desarrollo, a efecto de adecuarlas a los compromisos de implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que permitan al país beneficiarse de múltiples mecanismos que existen para la promoción de desarrollo. Igualmente, la Ley de Vinculación Internacional, para coordinar las acciones internacionales que llevan a cabo las entidades federativas y sus municipios. Complementariamente, intensificaremos el liderazgo de nuestro país en foros parlamentarios multilaterales como Parlatino, Parlaméricas, Copa y Parlacen, en los que buscaremos hacer causa común con legisladores de países históricamente aliados de México.

Así pues, pasar de la unidad nacional a la acción eficaz, significa convertir las declaraciones en acciones, las buenas intenciones en compromisos y los propósitos en resultados.

Coordinador de los diputados del PRI.
@ CCQ_PRI

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios