18 | SEP | 2019
La Alianza del Pacífico y Mercosur: Dos modelos y un largo camino hacia la integración regional
Mapa del mundo - Foto: Charles Platiau/Reuters

La Alianza del Pacífico y Mercosur: Dos modelos y un largo camino hacia la integración regional

27/07/2018
18:06
Gabriel Moyssen
Ciudad de México
-A +A
La Alianza del Pacífico y el Mercado Común del Sur tendrían la llave de la integración latinoamericana en un mundo caracterizado por macro regiones y el regreso de las tendencias proteccionistas, si ambos bloques logran trabajar hacia una mayor convergencia y superan al mismo tiempo las barreras internas que aún existen

Read in English

Divididos por intereses económicos y políticos, la Alianza del Pacífico y el Mercado Común del Sur (Mercosur) tendrían la llave de la integración latinoamericana en un mundo caracterizado por macro regiones y el regreso de las tendencias proteccionistas, si ambos bloques logran trabajar hacia una mayor convergencia y superan al mismo tiempo las barreras internas que aún existen.

De acuerdo con análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de Naciones Unidas, las posibilidades regionales de diversificar su estructura productiva y exportadora están estrechamente ligadas a las perspectivas de su propio proceso de integración, a fin de aprovechar las oportunidades ofrecidas en los últimos años por el acelerado crecimiento de las clases medias en Asia.

Al menos desde 2014, la CEPAL propuso a las dos agrupaciones iniciar un programa conjunto sobre facilitación comercial, así como establecer normas comunes de calidad y seguridad.

En el mismo marco, la agencia recomendó la acumulación de origen “como un poderoso incentivo para la integración productiva, favoreciendo las cadenas industriales de valor”, al igual que la movilidad de las personas, particularmente en los sectores del turismo y negocios.

Durante su intervención en la 13 Cumbre de la Alianza del Pacífico en Puerto Vallarta esta semana, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, subrayó la “necesidad y urgencia” de una convergencia entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, al resaltar su intercambio comercial limitado.

El año pasado, el primer bloque apenas representó 2.8% de las exportaciones totales de bienes de la Alianza del Pacífico y 4% de sus importaciones.

A su vez, la Alianza del Pacífico representó 6.4% de las exportaciones totales de bienes del Mercosur y 6.6% de sus importaciones.

Las propuestas de Bárcena

La diplomática y bióloga mexicana también sugirió el reconocimiento mutuo de los programas nacionales de operador económico autorizado, trabajar hacia un mercado digital en la región y desarrollar estadísticas respecto al comercio de servicios.

Afirmó que las restricciones actuales ascienden a poco más de USD $200 mil millones (equivalentes a 1% del comercio global de bienes) y que esta cifra puede crecer considerablemente, si Estados Unidos cumple en septiembre su anuncio de incrementar en 10% los aranceles para importaciones procedentes de China con valor de USD $200 mil millones, y si ese país responde con la misma medida.

Resulta aún más preocupante la erosión del respeto a la Organización Mundial del Comercio y el movimiento hacia relaciones comerciales basadas en el poder.

“Este es un acontecimiento muy negativo para todos los que apoyamos la cooperación multilateral por encima del unilateralismo”, añadió Bárcena.

No obstante, todavía existen barreras internas que deben superarse en la Alianza del Pacífico y el Mercosur.

Como reportó mi colega Ivette Saldaña en la sección Cartera de EL UNIVERSAL, las firmas mexicanas a menudo requieren un año o más tiempo para empezar a exportar a los otros tres países socios debido a problemas de normatividad, pese a la eliminación de aranceles en 92% de los bienes clasificados en los llamados códigos arancelarios desde mayo de 2016.

Además de este problema, las exportaciones totales dentro del bloque cayeron en los últimos cuatro años.

En 2014, la cantidad sumó USD $19,261 millones, un año después descendieron a USD $16,223 millones, en 2016 cayeron nuevamente hasta USD 14,567 millones y el año pasado se ubicaron en USD $15,902 millones.

Hace cuatro años, Ignacio Bartesaghi, experto en negocios internacionales, destacó que virtualmente todos los procesos de integración en el subcontinente—desde la Asociación Latinoamericana de Integración, la Comunidad Andina de Naciones y el Arco del Pacífico hasta la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños—incumplieron la mayor parte de sus objetivos originales, al tiempo que la politización arrastró al Mercosur, visto como alternativa para la fallida Área de Libre Comercio de las Américas.

Tras el fracaso en 2005 de la iniciativa encabezada por Estados Unidos, el Mercosurinspirado en la Unión Europea—y la Alianza del Pacífico, de orientación neoliberal, surgieron como los bloques dominantes, expuso, con sus principales diferencias en torno al liderazgo de las únicas dos naciones capaces de influir en la geopolítica internacional, México y Brasil, más que en torno a sus estrategias económicas.

Para los intereses latinoamericanos, es razonable que los países determinen y adopten las políticas que consideren adecuadas para su desarrollo, aunque discutiéndolas en su totalidad a nivel regional.

“Para alcanzar esta meta, un mayor acercamiento entre Brasil y México es irremediable”, concluyó Bartesaghi en un estudio titulado "El Mercosur y la Alianza del Pacífico, ¿más diferencias que coincidencias?" publicado por la Universidad Católica del Uruguay.

Hoy en día, pese a la incertidumbre emanada de la transición política en México y las elecciones generales del 7 de octubre en Brasil, un amplio entendimiento entre ambas naciones no sólo parece irremediable, sino también crucial y urgente.
 

Artículo

La Alianza del Pacífico y Mercosur, comprometidos a la integración entre amenazas de guerra comercial

Pese al largo camino que tienen por delante los dos principales bloques comerciales de la región para fortalecer sus vínculos, la 13 Cumbre de la Alianza del Pacífico en el balneario occidental mexicano no pudo ser más oportuna para sus participantes y en especial para el anfitrión
La Alianza del Pacífico y Mercosur, comprometidos a la integración entre amenazas de guerra comercialLa Alianza del Pacífico y Mercosur, comprometidos a la integración entre amenazas de guerra comercial

Editado por Sofía Danis
Más artículos de Gabriel Moyssen

Mantente al día con el boletín de El Universal