24 | MAR | 2019

Reclamos y apoyos enmarcan el encuentro

13/06/2018
02:47
Juan Arvizu y Yazmín Rodríguez
-A +A

[email protected]

Mérida, Yuc.— Aun ausente, la figura del presidente Enrique Peña Nieto salió a relucir en los momentos previos al tercer debate presidencial celebrado en esta ciudad, cuando cerca de 100 beneficiarios del ejido Cinco Colonias del sur de Mérida se apostaron frente a la sede del Gran Museo del Mundo Maya, donde tuvo lugar el evento, para exigir con mantas y carteles que después de 40 años se les pague por el uso de 204 hectáreas de sus tierras en la construcción de lo que hoy es el Aeropuerto Internacional de Mérida .

La protesta se mezcló con la llegada de seguidores del candidato presidencial del PRI-NA-PVEM, José Antonio Meade; de Ricardo Anaya, del PAN-PRD-MC, y algunos cuantos más de Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, así como de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, que tomaron literalmente las calles aledañas al recinto para respaldar a sus abanderados.

Los ejidatarios aprovecharon el foro, según reveló el comisario ejidal, Pedro Villalobos García, para que quienes “aspiran a ser Presidente, cualquiera que sea”, finalmente les pague lo que aseguran se les debe, porque aún quedan varios vivos, ya que otros más fallecieron y nunca pudieron cobrar lo que se les debía por sus tierras.

Después de media hora, la llegada de seguidores del PRI, del PAN y de Morena acabó con la protesta, ya que los ejidatarios, en medio de los seguidores políticos, terminaron por enrollar sus mantas y carteles, y se retiraron.

Tras ello, las porras fueron el común denominador, con los tambores de unos y otros, separados por algunos metros de distancia nada más, pero sin llegar al pleito. Los de Morena se hicieron presentes, el aplausómetro les favoreció apenas llegó a la sede su candidato presidencial López Obrador, seguidos de los gritos para Meade Kuribreña y más tenues se dejaron escuchar los del PAN, seguidores de Anaya.

Además, hubo una rigurosa vigilancia previa y durante el debate: 900 elementos, entre gente del Estado Mayor Presidencial y de la Secretaría de Seguridad Pública, cerraron buena parte de los accesos al museo y poco a poco fueron llegando los invitados. Fue el líder nacional del PRI, René Juárez Cisneros, uno de los últimos en ingresar al recinto; eran más de las 19:35 horas y estaba a punto de cerrarse la entrada a la sede.

Después de varios meses, tras la selección de las candidaturas a gobernador, alcaldes, diputados, diputados federales y senadores en Yucatán, aparecieron Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI en el Senado de la República, y el gobernador Rolando Zapata Bello.

“Vamos a ganar con todo y con Pepe Meade”, dijo Gamboa, y Zapata Bello lo secundó con una sonrisa. Ambos políticos entraron juntos.

Al final, el candidato del PRD al gobierno del estado, Jorge Zavala Castro, llegó con gafete de invitado especial de Por México al Frente, aun sin ser miembro de la coalición, pues el PRD de Yucatán no entró a esa alianza.

“¡Miren qué cosa!”, exclamó el candidato del sol azteca: “Me invitaron por el Frente y yo ni estoy...”.

El tercer debate causó expectación entre buena parte de los yucatecos, ya que en algunos sitios se observó cómo se siguió la transmisión e incluso en una avenida lateral del Gran Museo del Mundo Maya un taxista colocó su celular y una bocina para escuchar la participación de los cuatro aspirantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios