“Ninguna campaña electoral es perfecta”

Lamenta la intromisión del gobierno con el caso Barreiro; “no caí en su juego”, asegura

“Ninguna campaña electoral es perfecta”
ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL
Elecciones 2018 27/06/2018 01:45 Suzzete Alcántara Actualizada 02:00
Guardando favorito...

[email protected]

El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, acepta que ninguna campaña es perfecta. A unas horas de terminar su trabajo proselitista, dice estar consciente que faltaron cosas por hacer, como visitar más localidades y conocer a más mexicanos y sus historias.

Durante un vuelo acepta hablar con EL UNIVERSAL. Considera que hubo una “intromisión ilegal” del gobierno federal durante la campaña con el caso Manuel Barreiro y el presunto lavado de dinero.

Señala que el gobierno se dedicó a politizar con el caso pues lo que buscaba era que se dedicara a hablar del asunto en la campaña, “pero no caí en su juego”.

Ricardo Anaya Cortés confía en que saldrá triunfador ante quien él considera su rival a vencer el domingo, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), Andrés Manuel López Obrador.

Añade que no se irá del país si no gana el 1 de julio.

“Es el momento de cerrar filas”

¿Cómo le fue en la campaña?

—Ha sido un proceso muy enriquecedor, estoy muy agradecido por esta oportunidad, muy agradecido con los partidos de la coalición, pero más por el cariño de la gente.

¿Falló algo durante la campaña que lo llevó a hacer cambios?

—Ninguna campaña es perfecta, estoy agradecido, satisfecho por el trabajo, y creo que lo más lamentable del proceso electoral es la intromisión del gobierno federal a través de la Procuraduría General de la República (PGR).

¿Se refiere al tema de lavado de dinero? ¿Hubo desgaste?

—Vamos muy bien, estoy convencido de que vamos a ganar la elección, y que vamos a lograr el cambio profundo que México necesita.

¿Afectó el tema del caso Barreiro, a usted en particular?

—Fue una intromisión ilegal del gobierno, es lamentable que esto ocurra en una democracia, pero estamos fuertes, firmes y listos para ganar.

¿Si gana la Presidencia y Barreiro es culpable según la investigación, usted procedería?

—Ese es un asunto que el gobierno se dedicó a politizar, y lo que el PRI quiso siempre, fue que yo me dedicara a hablar de eso durante el proceso electoral y no voy a caer en el juego del PRI.

¿Qué tanto afectó el rompimiento con el gobierno federal cuando había una buena relación durante el tiempo de las reformas estructurales?

—Siempre he combatido lo que creo que afecta al país, por eso en su momento me opuse de manera firme a la reforma fiscal y he apoyado lo que es bueno para México. Lamento mucho la intromisión del gobierno del PRI en este proceso, me parece que es algo ilegal y antidemocrático.

¿Cree que se pudo mejorar algo de la campaña?

—Siempre se queda uno con las ganas de visitar más lugares, de hablar con más gente, pero estoy satisfecho y agradecido.

¿Quién es el rival a vencer?

—Claramente es Andrés Manuel López Obrador, el PRI está en un muy lejano tercer lugar.

Hay voces en Morena que dicen que “nadie lo fuma”, como Porfirio Muñoz Ledo...

—Me da risa.

¿Cómo se ve después del 1 de julio, después del domingo?

—Sirviendo a México seis años con pasión, mucha rectitud y con profunda convicción de lograr la transformación que México requiere.

Hay grupos al interior del PAN que esperan su derrota para arrebatarle el partido a su grupo...

—Este es el momento de cerrar filas, de trabajar todos unidos, de poner el interés del país que es superior por encima de cualquier interés personal o de grupo.

¿Si no gana, está listo para el golpeteo al interior del PAN?

—No voy a gastar energía en un escenario que no creo que vaya a ocurrir [al interior del PAN].

¿Se va a ir del país si no gana?

—No me voy a ir a ninguna parte... porque voy a ganar.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios