Meade pide a priístas “ir fuerte y con todo”

Militancia asegura que sacarán triunfo electoral como lo hicieron con Del Mazo; en bastión mexiquense, defiende al PRI frente a dirigentes y funcionarios

El candidato presidencial de Todos por México, José Antonio Meade (derecha), estuvo acompañado durante un mitin en el Estado de México por su esposa Juana Cuevas, sus hijos, y su padre Dionisio Meade. Foto: BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL
Elecciones 2018 25/06/2018 03:18 Ariadna García Actualizada 03:34
Guardando favorito...

[email protected]

Toluca, Méx.— En tierra mexiquense los priístas dejaron claro que hace un año, en una situación difícil, lograron el triunfo para Alfredo del Mazo Maza en el Estado de México y ahora, dijeron: “Hay que hacer lo mismo para José Antonio Meade”.

En la Plaza de los Mártires, el candidato de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y NA), José Antonio Meade Kuribreña, se comprometió a que, de llegar a la Presidencia de la República, encabezará un gobierno honesto, honorable y haciendo gala de los valores priístas.

“El que no pueda ver a los ojos a un ciudadano, el que no pueda ver a los ojos a sus hijos, no tiene nada que hacer aquí ni con nosotros”, precisó.

Ante los miles de simpatizantes que fueron desplazados a la plaza cívica de Toluca, el ex secretario de Hacienda emuló la campaña del gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo. Pidió “ir fuerte y con todo”, tal cual fue el lema de campaña del mandatario estatal que en 2017 obtuvo un muy apretado triunfo.

Ataviado con pantalón azul marino, camisa blanca y ese chaleco rojo, que en pocas ocasiones ha utilizado, Meade Kuribreña defendió al Revolucionario Institucional.

Frente al dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros; secretarios de Estado como Luis Videgaray (Relaciones Exteriores); José Narro (Salud); Roberto Campa (Trabajo); Enrique de la Madrid (Turismo); Gerardo Ruiz Esparza (Comunicaciones y Transportes), así como los gobernadores de Oaxaca, Alejandro Murat; Aristóteles Sandoval, de Jalisco; Héctor Astudillo, de Guerrero, y Alfredo del Mazo, el candidato presidencial aseguró que el PRI es el que se transforma para resolver los contextos y las adversidades presentes en México.

“Y con esa convicción y con ese ánimo damos la cara y pedimos el voto. Aquí están los que saben trabajar, los que defienden la educación pública, los que han construido instituciones de educación superior autónomas, los que han propuesto programas sociales que acompañan y ayudan a salir adelante y que los vamos a fortalecer”, puntualizó el abanderado.

Con priístas de vieja escuela: Manlio Fabio Beltrones, César Camacho, Joaquín Hendrix, Eruviel Ávila, Mariano González y Augusto Gómez Villanueva, entre otros, el aspirante presidencial presumió que en esa plaza estaban quienes han trabajado por la estabilidad con responsabilidad, los que han generado empleos que se van a conservar.

“¡Con ese legado salimos a la calle y vamos a ganar! Aquí estamos en el Estado de México y le estamos mostrando a México que tenemos con qué, que tenemos militancia, que tenemos activismo, que tenemos fuerza, que vamos con visión y que vamos a ganar el 1 de julio juntos”, dijo.

Meade Kuribreña llamó a no apostarle a la división, a la ocurrencia ni a la falta de experiencia, porque México merece un futuro con certidumbre, prosperidad, inclusión y empleo.

El ex funcionario federal reconoció a los militantes del PRI, pero sobre todo al dirigente del tricolor René Juárez, quien —dijo— tomó el partido en un momento complicado y logró reivindicar cada seccional, liderazgo de manzana, cada priísta que ha salido a hacer campaña.

El aspirante describió el evento como el cierre de una etapa más que de campaña, pues, después de ello, toca hacer el llamado a la reflexión, a la convicción, toca convencer de que el futuro de México está en manos de la coalición Todos por México, pidió.

La movilización. A los mexiquenses los movilizaron en camiones, con su respectivo refrigerio y vestidos de playeras, gorras y con banderas.

A la Plaza de los Mártires llegaron desde las 08:00 horas procedentes de Metepec, Ecatepec, Nicolás Romero, Malinalco y Temoaya, entre otros municipios. El rojo fue el color que predominó.

Para entretener a la multitud, animadores y el plato estelar: Pedro Fernández, quien saltó al escenario acompañado de mariachi pasadas las 09:00 horas. No hubo alusiones al evento electoral, simplemente un: “Estoy contento de estar aquí”.

Apenas tres canciones y tuvo que cortar el espectáculo porque llegó el candidato presidencial. Sin embargo, regresó al escenario apenas concluyó el evento político.

Por la tarde, el ex secretario de Hacienda estuvo en el cierre de campaña del candidato del PRI al gobierno de la Ciudad de México.

Echó porras al ex director del IMSS Mikel Arriola, de quien manifestó: “Va a ganar”.

La Ciudad de México, mencionó Meade, recuerda que en los últimos 20 años no ha tenido resultados positivos: la inseguridad ha crecido, la escasez de agua cada vez es mayor y requiere de infraestructura vial.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios