Suscríbete

Crean cerco de seguridad con 1,500 elementos

Vigilancia se extiende en un radio de un kilómetro a la redonda de televisora

Ante la posibilidad de un atentado con explosivos, el agrupamiento Fuerza de Tarea desplegó robots y trajes especiales antibombas. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Elecciones 2018 19/04/2018 01:09 Rebeca Jiménez y Patricia Sampedro Actualizada 02:21
Guardando favorito...

[email protected]

Mil 500 elementos de la Secretaría de Seguridad custodiaron el Casco de Santo Tomás, en torno a Canal Once, donde se llevó a cabo el primer debate de candidatos a gobernar la Ciudad de México.

Lorena Osornio, candidata independiente; Purificación Carpinteyro, de Nueva Alianza, y Claudia Sheinbaum Pardo, de Juntos Haremos Historia, fueron las primeras en llegar cerca de las 16:00 horas.

Después lo hicieron Alejandra Barrales, de la coalición Por la Ciudad de México al Frente; Marco Rascón, del Partido Humanista; Mariana Boy, del Partido Verde Ecologista de México, y Mikel Arriola del PRI, quienes llegaron antes de las seis de tarde, para el debate que dio inicio a las 19:30 horas.

El cerco de seguridad se extendió en un radio de un kilómetro a la redonda de la televisora, donde los siete candidatos llegaron en vehículos privados, los cuales fueron meticulosamente inspeccionados por expertos en explosivos del agrupamiento especial Fuerza de Tarea.

La calle de Manuel Carpio fue cerrada de forma total a los vehículos, desde Ferrocarril de Cuernavaca hasta avenida de los Maestros, por vallas metálicas que colocaron policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina.

El paso vial también fue restringido desde Circuito Interior, Plan de Ayala, Salvador Díaz Mirón, Merced de Las Huertas y Plan de San Luis, donde granaderos de la SSP controlaron el paso de vehículos con cercas metálicas.

Ante la posibilidad de que se registrara algún ataque con bombas o atentado con explosivos, el agrupamiento Fuerza de Tarea desplegó en la zona dos camiones blindados, robots y contenedores para el manejo de explosivos, así como trajes especiales antibombas.

Escuelas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), que operan en el Casco de Santo Tomás, como Ciencias Biológicas y Enfermería, suspendieron clases desde las 10 de la mañana, para desalojar de estudiantes y profesores esta zona.

El retén de vigilancia limitó y desalentó la llegada a Canal Once de grupos y contingentes de simpatizantes de los candidatos que participaron en el debate, en una zona que lució desierta.

Solo un contingente de unos 300 militantes del PRD, simpatizantes de Alejandra Barrales, permanecieron en la calle de Manuel Carpio, casi esquina con Circuito Interior, donde en una mega pantalla observaron el debate, a medio kilómetro de las instalaciones.

Ahí se sumaron jóvenes que llegaron en motonetas con chalecos amarillos y las siglas del PRD.

Tras el debate, la zona del Casco de Santo Tomás donde operan una decena de escuelas del IPN permaneció cercada por policías, en un radio de un kilómetro.

Seguidores de Alejandra Barrales, que presenciaron el debate a lo largo de más de dos horas, esperaron a su candidata en una fiesta callejera, donde bailaron cumbias y reguetón, junto a la megapantalla ubicada en Carpio casi esquina con el Circuito Interior.

Al mitin del PRD se sumaron militantes de Movimiento Ciudadano, que en fila bailaron la canción de ese partido, donde festejaron hasta pasadas las 10:30 de la noche, en espera de Alejandra Barrales.

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos