Actividades y maravillas naturales para amar La Paz, en Baja California Sur

Cuando creas que es momento de volver a viajar, voltea hacia el norte de México, a la península de Baja California. La Paz es la puerta de entrada a maravillas naturales alejadas de las multitudes. Hay muchas actividades al aire libre

La Paz, mar de Cortés
Aguas cristalinas con una variada paleta de azules, dramáticos acantilados, un mar con abundante vida y donde se refugian grandes animales; además, estos paisajes favorecen el distanciamiento social. Foto: Istock
Destinos 28/02/2021 00:45 Marco Sotelo Actualizada 14:57
Guardando favorito...

[email protected]
Aquí te despojas de los grilletes de lo cotidiano. Permite fluir el anhelo de libertad contenido y déjate atrapar por la atmósfera aventurera de La Paz, capital de Baja California Sur,  el punto de partida para reencontrarse con la naturaleza después de tantos meses de confinamiento.

En este pequeño paraíso, cuyas costas baña el mar de Cortés, “el acuario del mundo”, sucede lo que pocos tenemos a nuestro alcance: el privilegio de nadar con lobos marinos y cientos de peces en el Parque Nacional de la Isla Espíritu Santo; hacer paddleboarding nocturno con la bóveda celeste al descubierto; y conquistar las dunas de El Mogote a bordo de  vehículos 4x4, además de otras tantas experiencias entre el  mar y el desierto.

la_paz_88_0.jpgFoto: Cortesía FituPaz

La Paz es perfecta para este “ménage a trois”: reconectar con la naturaleza, recibir un “rush” de adrenalina y saborear exquisitos platillos.

Al momento de planear tu viaje a La Paz, recomendamos verificar los servicios disponibles durante tu estancia en tiempos de pandemia.

Qué hacer en Isla Espíritu Santo

Una bocanada de aire después de una profunda inmersión, salir del océano, contemplar la belleza de una playa solitaria de aguas turquesa y, a unos cuantos pasos, disfrutar de la quietud de un desértico paisaje en medio del mar de Cortés

Lee tambiénLa Paz, Balandra, Los Cabos; una aventura de 6 días en carretera

Viajar a la isla Espíritu Santo es una pequeña odisea. Nos embarcamos en la bahía de La Paz para iniciar un recorrido de aproximadamente hora y media. La fortuna nos acompaña y somos escoltados por juguetones delfines, mientras pasamos de largo las islas Gaviota y Ballena.

la_paz_4_0.jpgFoto: Cortesía José Luis Candia

Al llegar a Espíritu Santo, contemplamos una pequeña cueva llamada Dos Ventanas. Por uno de sus costados se ve la punta norte de la isla y, por el otro, se  asoma el peñasco Pailebote, llamado así en referencia a una antigua nave de vela.

Desembarcar en playa Bonanza es vivir el nuevo lujo: estar en un  santuario natural único, casi desconocido.  La arena es talco de corales y conchas, una caricia al contacto con los pies. El agua, de un cristalino lapislázuli, crea un cuadro perfecto con el celeste del cielo. Este solitario paraje es el lugar ideal para “lonchar” en compañía del capitán de la nave y el guía que nos acompañan.

El viento arrecia. Es hora de levantar el “minicampamento” y dirigirse al momento cumbre: snorkelear con lobos marinos.

El guía nos da las recomendaciones básicas  para no perturbar el hábitat natural de estos  hermosos mamíferos, antes de lanzarnos al agua.

la_paz_2.jpgFoto: Cortesía FituPaz

El mar de Cortés es benevolente; sus aguas están completamente transparentes. Los cachorros de lobo marino son los más curiosos.  “Brincan y vuelan”, se acercan casi hasta tocarnos (acción que nosotros tenemos prohibida: ni siquiera podemos acariciarlos) y, en ocasiones, muerden las aletas. El tiempo se esfuma en un parpadeo. Es momento de regresar a La Paz.

¿SABÍAS QUE…?
La isla Espíritu Santo fue declarada Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad de la UNESCO en 2005 y fue nombrada Parque Nacional desde 2007.

La isla tiene una superficie de 80,763 km² y por el momento tan solo se permite un aforo del 40% de la capacidad de las embarcaciones.

Remar de noche, sobre un espejo de agua

Nuestra señal es la puesta de sol. Una pequeña bahía rodeada de mangles enanos en la playa El Tesoro es el destino. En este lugar ya nos espera nuestro  instructor de paddleboard, una actividad en la que se rema sobre una especie de tabla de surf.

El sol se hunde. Subimos a las rígidas tablas de fibra de carbono. Una vez de pie, el resto es remar y mantener el equilibrio… La luz desaparece, tan solo el mortecino brillo de la luna refleja siluetas, así que podemos tener un silencioso diálogo con las estrellas. 

la_paz_6.jpgFoto: Cortesía On Board Baja

Presionamos un botón y, de pronto, aquel espejo de agua en el que flotamos, como una pista de baile, se pinta de colores neón. Los destellos LED en rojo, azul, verde, morado y blanco permiten ver el fondo, donde diferentes variedades de peces —aguja, trompeta y globo, en su mayoría— se alimentan. En nuestro caso incluso avistamos una pequeña tortuga carey.

Lee tambiénCabo Pulmo, el paraíso de playas vírgenes en México

El tiempo se diluye entre contemplaciones. Volvemos a la playa. Para prolongar el deleite, nos aguarda una apetitosa cena en la playa a modo de picnic: tostadas de sashimi de atún, chapatas de jamón con queso y una refrescante agua de jamaica.

Velocidad sobre las dunas de El Mogote

“No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo mejores, pero este es el nuestro”. –  Jean-Paul Sartre

El casco, los goggles y el auto son desinfectados minuciosamente. Una breve introducción a los controles del vehículo todo terreno (ATV, por sus siglas en inglés) es suficiente. Abrochamos los cinturones de seguridad, encendemos el motor y estamos listos para la aventura.

A 30 minutos del centro de La Paz está playa El Mogote, cuyas dunas llegan a elevarse 30 metros.

la_paz_3.jpgFoto: Cortesía FituPaz

Detrás del volante la emoción es innegable, y el viento en la cara un estímulo, al atravesar charcas a un costado del mar. Conducir entre los montículos de arena acelera el pulso rápidamente. 

Si alguien todavía quiere más acción, una vez en la cima de las montañas arenosas, se puede encerar una tabla de sandboard y lanzarse a la aventura de descender por las pendientes.

Si eres novato en este tipo de actividades, no será fácil de principio, pero un par de intentos servirán para mantener la vertical. Así, el instante se vuelve especial.

¿Dónde comer? Rinconcitos culinarios en La Paz

El espectro gastronómico que encuentras en La Paz es amplio y variado. Puedes optar por los sabores tradicionales de la Baja, como los que encuentras en Los Claros. Un restaurante especializado en tacos de pescado y mariscos, los cuales puedes acompañar con diversas salsas y ensaladas al gusto.

la_paz_los_claros.jpgLos Claros. Foto: Marco Sotelo

Si buscas cocina de autor, Nemi (‘dar vida’, en náhuatl) es el lugar indicado. El chef Alejandro Villagómez fusionó exitosamente la comida típica de su natal Oaxaca con elementos de la gastronomía contemporánea de la Baja

Aquí podrás degustar desde una tlayuda de pulpo con chapulín, chicatana y frijol blanco, hasta un delicioso filete sellado de king kampachi con puré de piña y chintexcle (pasta de chiles molidos originario de Oaxaca). 

Sus platillos de vanguardia, así como la coctelería del lugar, en la que destaca el mezcal como su principal destilado, han hecho de Nemi una de las mejores opciones de la ciudad.

Lee también: Las playas más limpias de México están en Baja California Sur

Otra propuesta es la que nos ofrece el chef Paco Martínez en Anzuelo, cocina del mar en la que se combinan los estilos del Pacífico y del golfo de México. El resultado es un ensamble exitoso y una propuesta de recetas originales con un toque de “picardía”. 

Las almejas argento (rasuradas en su concha, preparadas con aguachile, salsa negra o naturales) son clásicas. Como plato principal un aguachile de la Baja (camarón, pulpo y callo curtidos en limón y chile serrano, en lugar de habanero) es la sugerencia. Puedes completar tu orden con un Taco 8 (de pulpo al pastor con piña asada, tortilla de nixtamal y salsa verde).

la_paz-anzuelo.jpgAnzuelo. Foto: Marco Sotelo
 

GUÍA DEL VIAJERO

Viaja seguro
Al cierre de esta  edición, Baja California Sur está  en semáforo epidemiológico naranja. El aforo  permitido  en restaurantes, hoteles, playas y actividades al aire libre  es de 40%.
Tiene el sello Safe Travels
Es otorgado a destinos que cumplen con las normativas dispuestas para el bienestar del turista, estipuladas por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y respaldas por la Organización Mundial de la Salud (WTTC por sus siglas en inglés).

Quién te lleva
On Board Baja: paddleboarding de noche con luz LED. Duración: 3 horas. Incluye snacks, agua, refrescos y fotos. No se permite ingerir bebidas alcohólicas en este tour. Tel. 612 125 3972. onboardbaja.com

Red Travel México: isla Espíritu Santo y nado con lobos marinos. Duración: 7 horas. Pasan temprano a tu hotel para embarcarse después en una lancha rápida. El guía y el capitán te brindan información del ecosistema y las reglas que debes seguir. Incluye lunch preparado por una familia lugareña y se realiza en una playa solitaria. Tel. 612 122 6057.

Lee también: Qué hacer y ver en el Pueblo Mágico de Loreto

Magic Mexico DMC: ATV en playa El Mogote. Duración: 3 horas. Te prestan vehículos 4x4 modelos RZR 900 y RZR 1000. El paquete incluye: combustible, equipo de seguridad, bebidas (no alcohólicas), bocadillos y guía certificado. Debes tener tu licencia de conducir vigente. Tel. 612 146 5817. magicmexicodmc.com

Cuándo ir
La temporada baja es  a finales de septiembre y todo octubre, así que son buenas  fechas para ir a La Paz porque hay mejores precios  y menos turistas.
La Paz tiene actividades todo el año. El clima es cálido, sin embargo, es preferible evitar la temporada de huracanes en el Pacífico (de junio a noviembre). De diciembre a febrero es el avistamiento de tres especies de ballenas: gris, azul y jorobada.

la_paz_9_0.jpgFoto: Cortesía José Luis Candia

OTROS DATOS INTERESANTES DE LA PAZ
Sus habitantes originales. Durante el periodo prehispánico la península de Baja California estuvo habitada por tres tribus nómadas principalmente: pericú, guaycura y cochimie.

El primer europeo en La Paz. El navegante español Fortún Jiménez, al mando del navío Concepción, tras amotinarse y matar al capitán Diego de Becerra, fue el primer europeo en llegar al territorio que hoy es conocido como La Paz en 1534.

Independencia tardía. Aunque la independencia de México se concretó el 27 de septiembre de 1821, debido a la lejanía con el resto del país, la península de California siguió bajo la administración de la corona española hasta 1822.

Nombramiento como ciudad capital. La Paz fue nombrada capital de Baja California en 1830 debido a que Loreto fue destruida por grandes temporales, por ello se nombró a San Antonio como la capital temporal y terminó en La Paz.

 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios