Al grito de "un dictador no será mi director", arranca la marcha estudiantil por el CIDE

En la marcha participa el historiador Jean Meyer y Alejandro Lajous, quien fuera destituido el pasado el pasado mes de octubre como director del CIDE en la región Centro sede Aguascalientes

"Un dictador no será mi director": arranca la marcha por el CIDE
Foto: German Espinosa/ EL UNIVERSAL
Cultura 04/12/2021 11:20 Alida Piñón México Actualizada 15:20
Guardando favorito...

Alrededor de dos mil estudiantes y académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), así como de distintas instituciones educativas como la UNAM, UAM, IPN, IBERO, ITAM, ENAH, UDG, Instituto Mora y la Universidad de Guanajuato, así como la Red Pro Ciencia marcharon sobre Avenida Insurgentes para exigir la renuncia de José Antonio Romero Tellaeche, la reinstalación de tres integrantes del centro público, la intervención de la Secretaría de Gobernación para entablar un diálogo con las autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la participación de la comunidad estudiantil en la toma de decisiones de la institución y la no represalia a la comunidad cideíta por su participación en el movimiento estudiantil.

La marcha partió a las 10:30 horas de Parque Hundido con rumbo a las instalaciones de Conacyt, ubicadas en Avenida Insurgentes 1582 y el primer contingente estuvo encabezado por el historiador Jean Meyer y la internacionalista Lorena Ruano.  "¡Va a caer, va a caer, Romero va a caer!", "el CIDE es primero, saquen a Romero", "esos son los que friegan la nación", "¿por qué nos politizan si somos el futuro de América Latina", "el CIDE vive, la lucha sigue", "un dictador no será mi director", son algunas de las consignas estudiantiles.

 

Alrededor de las 11:30 horas llegó el primer contingente al Conacyt, en donde estudiantes pidieron un aplauso a los manifestantes. "El día de hoy, moral y discursivamente, le estamos metiendo una chinga a Conacyt", indicaron como primer posicionamiento. Asimismo, agradecieron el apoyo de otras instituciones académicas porque "esto no es una lucha del CIDE, es una lucha por la educación pública de México que trasciende a un barranco en Santa Fe" y aseguraron que la protesta es en defensa de la "objetividad, la ciencia y la libertad de expresión".  

 

Lee también: Romero Tellaeche culpa a grupo de alumnos de impedir correcto funcionamiento del CIDE

La internacionalista Lorena Ruano leyó el pliego petitorio de la Asamblea Académica del CIDE, con el que exigen, en primer lugar, "el cese inmediato del hostigamiento a la comunidad académica nacional en su conjunto", pues los agravios del CIDE "son sólo el ejemplo más reciente del autoritarismo, la persecución y la calumnia por parte de nuestra cabeza de sector".

Asimismo, pidieron que se respeten nuestras libertades de expresión, investigación y cátedra, que se escuche a la comunidad estudiantil del CIDE y que se respete su derecho de petición, y suscribieron que se respete la normatividad interna del CIDE  para que los estudiantes tengan voz en los procesos de toma de decisiones.

Además, "la remoción del doctor José Antonio Romero Tellaeche, porque ha violado sistemáticamente la normatividad, ha atropellado los órganos colegiados del CIDE, incluyendo los órganos académicos, evaluadores y administrativos".

Y por último, que la Secretaría de Gobernación sea mediadora para establecer un espacio de diálogo para dar cauce a las demandas de la Asamblea Académica Permanente, de la Asamblea Estudiantil y de los Sindicatos, y ofrecer una ruta de solución para establecer la legalidad en los procesos de toma de decisiones del CIDE.

 


cide_marcha_conacyt_3.jpeg
Foto: German Espinosa/ EL UNIVERSAL

"La directora del Conacyt no es una interlocutora confiable, porque ella ha violado la normatividad y los órganos colegiados al imponer a Romero", dijo Ruano.

Para fijar el posicionamiento de académicos, Jean Meyer indicó que los agravios a la comunidad nacional científica están que el Conacyt "no defendió el financiamiento para ciencia que estaba en los fideicomisos, hizo cambios discriminatorios y unilaterales en el reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), la persecución judicial excesiva de 31 científicos mexicanos sin fundamento legal, las restricciones a las becas, especialmente las de posgrado internacionales".

Lee también: "Este acto no es correcto, son instalaciones federales": director del CIDE a estudiantes 

Y agregó: "No se ha reconocido los derechos humanos laborales de las y los investigadores del Programa Cátedras Conacyt - investigares por México, ni se les ha planteado una alternativa.  Su propuesta de ley es centralizadora y busca silenciar voces independientes, estigmatizan a la comunidad académica de varias instancias de gobierno. Hay numerosas violaciones a los contratos colectivos de trabajo de los Centros Públicos de Investigación por omisiones de Conacyt que siempre le echa la culpa a Hacienda".

Finalmente, Meyer indicó el nombramiento del Fiscal Alejandro Gertz Manero como miembro del SNI Nivel  3, después de ignorar al grupo de 270 miembros del SNI que han pedido que se convoque al Comité de Honor.

 

Por su parte, los estudiantes dieron lectura al posicionamiento de la Asamblea Académica Permanente y refrendaron que para liberar las instalaciones se deben dar cumplimiento a las demandas de su pliego petitorio que hicieron público desde el pasado 30 de noviembre.

Entre las demandas de los estudiantes está que hay una “firma por parte de las autoridades del Conacyt nuestra carta compromiso de no represalias  de ningún tipo para la comunidad estudiantil que ejerce el derecho legítimo de protesta y libertad de expresión”, la “generación de una Asamblea Estudiantil permanente que tenga incidencia en los procesos administrativos internos del CIDE”, el “reinicio del proceso de designación para puesto de Dirección General del CIDE” y la “destitución inmediata del Dr. José Antonio Romero Tellaeche”.

Asimismo, exigieron el “reconocimiento del CIDE como una institución autónoma, con todo lo que legalmente conlleve” y “dar prioridad en la agenda de la Dirección General del CIDE a atender asuntos de género y no discriminación al interior de la institución”.

Enfatizaron su rechazo a que haya “cualquier asociación política de carácter partidista en nuestra iniciativa: las peticiones plasmadas (en el pliego petitorio) no se encuentran respaldadas ni por la ideología ni por el apoyo director de ningún partido político”.

cide_marcha_conacyt_.jpeg
Foto: German Espinosa/ EL UNIVERSAL
 

Académicos protestan frente a la sede de Conacyt

Profesores e investigadores del CIDE también ofrecieron unas palabras a la comunidad estudiantil.

José Antonio Caballero, de la División de Estudios Jurídicos del CIDE, indicó que la comunidad cideíta se siente muy arropada por los exalumnos. "Lo que estamos viviendo es un momento en el que estamos frente a una imposición, nada más lejano a los principios democráticos que una imposición. El CIDE es una institución de educación superior de altísimo nivel y es nuestro deber hacer todo lo necesario para respaldarlo. No vamos a dejar una imposición del Conacyt", dijo.

Javier Aparicio, de la División de Estudios Políticos,  señaló que se ha dicho que el movimiento estudiantil es un asunto de ideología, "pero en el debate público que hemos tenido en el CIDE,  de tres meses a la fecha, el único que se ha mostrado intolerante con la diversidad, la pluralidad y los llamados al diálogo de la comunidad es quien se ostenta como director desde el lunes pasado".

"Estamos aquí porque no estamos de acuerdo con la forma en como el director interino ha tratado a la comunidad, le ha faltado el respeto al profesorado, a los trabajadores del CIDE  y  al estudiantado en distintos momentos y de diferentes maneras. No sólo se trata Romero sino que tenemos un agravio con Conacyt, que violó la legalidad de los estatutos del CIDE  al designar un director general sin someterlo a votación del Consejo Directivo", apuntó.

 

Pablo Mijangos, de la División de Historia, indicó: "Ya estamos hartos de tantas vejaciones, tanta humillación, tanta cerrazón de las autoridades, claro que tenemos una razón para pelear. Nosotros los profesores tenemos que pelear primero por nuestros estudiantes que tienen derecho a una educación pública de calidad. Pero también tenemos derecho a defender el trabajo que hemos hecho como comunidad académica a lo largo de varias décadas, a que no se menosprecie, a que no se insulte. Tenemos derechos laborales, derecho a la libertad académica. También tenemos que luchar por el trabajo de todos los administrativos de todo el personal de servicios generales de  nuestra institución, ellos también hacen un trabajo enorme todos los días para sostener a la escuela que queremos, aun así no sería suficiente para estar aquí".

También aseguró que se está jugando algo mucho más grande de lo que quisiera ver María Elena Álvarez-Buylla, pues se están jugando ideales del país que queremos.

"El ideal de un México basado en la educación pública, de un gobierno que actúe con base en la evidencia, de un México que sea democrático de verdad, que escuche a la población, que se deje ya de discursos tontos y que realmente abra los ojos y vea lo que está pasando en las calles, lo que demanda la gente, los estudiantes, los padres de familia, los profesores. Ese México es por el que vale la pena luchar y entonces, aunque seamos poquitos, que todo México nos escuche, aquí se está jugando algo mucho más grande: la posibilidad de tener un México con educación pública, con ciencia libre, libertad y democracia", dijo.

 

fjb

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones