18 | DIC | 2018
FOTO: AP.
FOTO: Archivo/AP.

Recrean el juicio al nazi Adolf Eichmann

26/01/2018
12:15
EFE
Jerusalén
-A +A
Pretende crear una sensación similar a la que se vivió en 1961 en la sala donde fue sentenciado a muerte

El histórico juicio a Adolf Eichmann, uno de los responsables del exterminio de judíos durante el nazismo, es el tema de la exposición inaugurada hoy en el museo Casa de los Combatientes del Holocausto, en el norte de Israel, un día antes de la conmemoración del día Internacional del Holocausto.

"La sala está vacía de sangre, vacía de miedo, vacía de ruegos, la sala está llena de palabras"; así describió el poeta israelí Jaim Guri para el diario Lamerhav el lugar donde se llevó a cabo el juicio, en Jerusalén en 1961.

La exposición, titulada "Frente a la cabina de cristal: El juicio de Adolf Eichman", pretende crear una sensación similar a la descripción de Guri.

En el centro de la exhibición se encuentra la celda original donde Eichmann se sentó y escuchó los testimonios contra él.

En la sala del museo se oyen además las palabras y frases de textos como la entrevista que le hizo el periodista holandés Willem Sassen a Eichmann a finales de los años 50 y que fue publicada en fascículos por la revista Life después de su captura.

La exposición cuenta también con los vídeos de algunos supervivientes que testificaron en el juicio y con una instalación de sonido en la cual actores leen textos de cuatro observadores que informaron sobre el juicio al público, como la filósofa Hannah Arendt, que informó al New Yorker.

Otto Adolf Eichman, nacido en 1906 en Züllingen (Alemania), fue uno de los cabecillas de la política exterminadora nazi y el jefe ejecutor de la "solución final" para la aniquilación de los judíos de Europa durante el Holocausto.

Tras ser capturado en Argentina en 1960 por el servicio de espionaje israelí Mosad, fue juzgado en Israel acusado de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crímenes contra el pueblo judío.

Eichmann no negó la existencia del holocausto ni el papel que jugó en su organización y puesta en práctica, y adoptó la línea de defensa que aducía que solamente estaba cumpliendo órdenes.

Una línea de defensa descrita e interpretada por Hannah Arendt en su libro Eichmann en Jerusalén: Un informe sobre la banalidad del mal.

Todas las alegaciones de Eichmann fueron rechazadas y después de que quedara probada su papel central en el la "solución final", se le sentenció a muerte: fue ahorcado en la prisión de Ramle el 31 de mayo de 1962.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios