Una fiesta patronal entre escombros

Cultura 03/08/2018 00:20 Abida Ventura Actualizada 17:46

El festejo en el templo de Nuestra Señora de Los Ángeles se realizó sin cohetes ni campanas debido al daño tras el sismo del 19-S. INAH desmantelará la cúpula para sustituirla

[email protected] 

Javier Aguilar caminaba cuidadosamente con una veladora encendida en la mano. Se adentraba por un espacio lleno de polvo, escombros, imágenes religiosas rotas, embaladas. Se detuvo frente al altar y dejó la veladora. Ahí no había más que un arreglo floral, velas apagadas y un gran cajón de madera que escondía a Nuestra Señora de Los Ángeles, la patrona de la colonia Guerrero. A lo lejos se escuchaba el sonido de un caracol, cantos y la voz de un sacerdote encabezando el servicio religioso.

n-e11-eu030818-1_drupal_main_image.var_1533272146.jpg
 

Por siglos, las misas del 2 de agosto en honor a la protectora del barrio se habían realizado en ese lugar que quedó en ruinas el pasado 24 de septiembre como efecto tardío del sismo del día 19. Ayer, la imagen de la Virgen permaneció ahí, sola, escondida entre tablas de madera y andamios que sostienen la cúpula colapsada de su templo. Pronto ese techo fragmentado será desmontado, según INAH.

Por primera vez en varios años, los feligreses y devotos de la Virgen no pudieron desfilar frente al muro de adobe sobre el que fue pintada en el siglo XVI. La algarabía que caracteriza a la fiesta del barrio también disminuyó. El repique de campanas y los cohetes que anunciaban la fiesta tampoco se escucharon.

nuestra_senora_de_los_angeles_col_guerrero_64433871.jpg

En diciembre, Raúl Delgado, titular de la dirección de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Cultura, dijo a este diario que para estas fechas tendrían ya una primera etapa del rescate concluida para que los feligreses pudieran visitar a la Virgen. A casi un año de los sismos, la restauración aún no inicia y la cúpula del templo ubicado en Lerdo 178 sigue en ruinas.

Ante esto, a pesar de las peticiones de los fieles, Protección Civil y el INAH prohibieron cualquier actividad al interior del inmueble por los riesgos que implica. Como alternativa, autorizaron que las misas y la feria se realizaran en las calles aledañas. En el altar provisional, que colocaron en la calle de atrás, montaron dos pantallas de televisión en las que desde las 6 de la mañana, cuando le cantaron “Las Mañanitas”, se transmitió un video grabado con la imagen de la Virgen. “Es lo que podemos hacer para que la gente rinda homenaje a su Virgen”, dijo en entrevista Arturo Balandrano, coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH.

fiesta_patronal_64434006.jpg
 

“Es un acontecimiento triste. En otras épocas también ha sufrido contingencias importantes, ha estado oculta, pero no pensamos que nos volvería a tocar a nosotros”, comentaba a EL UNIVERSAL la tarde del miércoles Javier Aguilar, uno de los integrantes del comité organizador de la fiesta patronal.

Dentro del inmueble, un equipo del INAH trabajaba en la grabación del video que ayer permitió a los devotos ver a su Señora de los Ángeles en su altar. Junto a las pantallas, un óleo novohispano con la representación de la Virgen decoraba la mesa hecha altar. “Vamos a pedirle a la Virgen para que nos siga ayudando. En esta pantalla vemos cómo está allá adentrito”, expresaba un sacerdote en la misa de mediodía. Feligreses, algunos vestidos de danzantes, se asomaban a las pantallas para verla y persignarse.

Desmantelarán cúpula. Desde hace 15 días, la Secretaría de Cultura determinó que sea el INAH quien coordine los trabajos de rescate de los inmuebles dañados por el sismo en la Ciudad de México, tarea que tenía a cargo la dirección de Sitios y Monumentos. Según el arquitecto Arturo Balandrano, en las próximas semanas comenzarán trabajos en el inmueble para desmontar las secciones de la cúpula que aún quedan para evitar daños en los inmuebles colindantes, principalmente sobre la escuela primaria que ahora está en rehabilitación y que planea reanudar clases en agosto: “Vamos a desmontar la parte superior de la cúpula para que no haya colapso y que los niños puedan, sin riesgo, entrar a clase”.

Explicó que para esa operación instalarán andamios en ambos lados del edificio para adaptar una plataforma sobre la bóveda del templo y desmontarla cuidadosamente. “Hay una grieta, vamos a hacer una inyección para consolidar los elementos sueltos; para que cuando trabajemos esté estable”.

“El problema del colapso fue precisamente el peso exagerado que tenía la cúpula. Estamos haciendo el diseño de restauración para hacerla más ligera, con materiales ligeros que permitan tener una seguridad mayor, y para que, en caso de otro sismo, no se vuelvan a caer”, dijo. En esa reconstrucción, aclaró, se incluirán los materiales originales que se desmontarán: “Será una mezcla de material original y unos más ligeros”.

nuestra_senora_de_los_angeles_col_guerrero_64433919.jpg
 

La cúpula estaba decorada por ocho coloridos vitrales. Tres se perdieron completamente, el resto fueron resguardados por del INAH. Todos serán restituidos. El proyecto definitivo de restauración está en proceso; ahora están conciliando los recursos con la aseguradora Banorte.

Según la leyenda, la imagen religiosa fue plasmada en ese muro de adobe a petición del cacique Izayoque, quien después de la inundación que asoló la capital en 1580 halló flotando sobre las aguas un lienzo con una imagen de la Virgen de la Asunción. Mandó construir ahí una pequeña capilla que en los siglos siguientes fue reconstruida varias veces debido a inundaciones y temblores que la dañaron. La Virgen, sin embargo, siempre ha quedado intacta, como con el sismo reciente. “Yo digo que fue un ángel el que la pintó porque ha habido temblores, derrumbes, inundaciones y no se borra”, decía el miércoles María Adela Corona, vecina devota.

Comentarios