Ofrecen concierto "Tengo Sueño" con más de 750 niños y jóvenes

Ofrecen concierto "Tengo Sueño" con más de 750 niños y jóvenes
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL
Cultura 20/11/2019 05:11 Alida Piñón Actualizada 12:46
Guardando favorito...

Son cientos de niños y jóvenes sobre el escenario, vitorean, aplauden, levantan sus manos, ríen, se abrazan entre ellos y en un gran coro, gritan: "¡tengo un sueño!"; en el público hay cientos de chicos más, agitando sus brazos. Juntos celebran que en las últimas dos horas han ofrecido el concierto "Tengo un sueño", el primer evento de gran difusión, con el mayor número de participantes de Semilleros creativos, uno de los ejes de Cultura comunitaria, el programa prioritario que ha emprendido la Secretaría Cultura federal en esta administración.

El concierto ha sido una fiesta para alrededor de 750 niños y jóvenes, representantes  de los 12 mil 442 que forman parte de los 339 semilleros que hay en todo el país, según la Secretaría de Cultura. En todo el Auditorio Nacional, desde las escalinatas, en el lobby, en los programas de mano, en las postales que se reparten, en la escenografía, se ha desplegado muestra del trabajo que han realizado: fotografía, artesaníasm grabados. En el escenario no sólo hay música, también danza, cuentos, artes circense.

Y es también una fiesta para el autoelogio. El director musical del evento y titular del Sistema de Fomento Musical, Eduardo García Barrios, es el encargado de agradecer a las dependencias y a sus funcionarios, al equipo creativo, a los artistas que colaboraron, a las secretarías e institutos culturales estatales, a las familias de los niños  y jóvenes,  y a la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto. "Nuestra querida Alejandra no sólo apoyó, se metió hasta lo más profundo de este espectáculo, nos dio ideas, nos alentó, Ale, gracias", dijo.

La vitalidad infantil y juvenil lo envuelve todo, es una generación que se presenta con alegría en uno de los foros más grandes del país, se planta en el escenario con nervios de acero. El griterío es constante, la energía es poderosa.

El concierto inicia con Semati Siyóname / Wanají Siyóname (Bonito cielo azul, canto azul), con la joven Luz Díaz en un solo de clarinete, continúa el músico rarámuri Romeyno Gutiérrez, interpretando un solo de chapareque, un instrumento de cuerda originario de la región tarahumara, en Chihuahua y se une entonces la Orquesta Escuela Carlos Chávez.

Siguen con Xochipitzáhuatl, una danza y canto en náhuatl, con el flautista Horacio Franco como solista, con la Orquesta y el Coro Sinfónico Comunitario, el arpa de Diego Vázquez,  el acordeón de Leo Saqui, y  letra de Mardonio Carballo, titular de la Dirección General de Culturas Populares. "El cenzontle pregunta y el cielo responde. Ahora que amanece escribe algo nuevo. Escribamos nueva historia, vengan ya amigos míos", cantan los niños.

El programa lo integran también con temas de West Side Story, de Leonard Bernstein, a cargo del Ensamble escénico vocal; Tengo un sueño, obra que dirige el compositor Arturo Márquez con textos adaptados por el poeta Eduardo Langagne, estrenado en 20066; Júpiter, de la Suite Los planetas, de Gustav Holst; Latinoamérica, de Calle 13;  el estreno mundial de Al Andar, escrita por Antonio Rodríguez, Frino, y  Alas (a Malala), de Arturo Márquez.

Destaca Flor de Río, con la rapera Señora Xibakbal, quien con los niños del semillero creativo de Tenancingo canta que las niñas quieren ser abogadas, arquitectas, astronautas, escritora y todo lo que imagina una soñadora, que los niños desean países sin fronteras, sin banderas en donde nadie necesite ser indocumetado, con un mundo en donde todos se sientan hijos de la Madre Tierra. Y lanzan, entre todos, un reclamo: Ni una más; y recuerdan a Raquel Padilla, investigadora asesinada hace unas semanas.

Además de las interpretaciones musicales, destacaron los grupos de niños de semilleros de La Paz, Yucatán, Gómez Palacio, que contaron historias, así como la intervención de unas niñas para declarar que "las mujeres amamos la vida, las mujeres sí soñamos".

La dirección escénica estuvo a cargo de Ana Francis Mor; la escenografía fue hecha por artesanos de Oaxaca y Guerrero, personas privadas de su libertad del Kolëctive Feat, Taller de Artes Visuales en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte y del taller de gráfica Siqueiros, Cereso de Santa María Ixcotel, Oaxaca, así como de semilleros creativos de Nezahualcóyotl, Ecatepec, Chalco y Valle de Chalco, Estado de México.

Entre los invitados estuvieron las secretarias de Economía, Graciela Márquez, y la del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, y empresarios como Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y Carlos Slim.

Al concierto de Cultura Comunitaria, programa en el que este año se invirtieron 400 millones de pesos, tuvo un costo de 16 millones de pesos. Según cifras oficiales, se vendieron casi seis mil boletos en taquillas del Auditorio y casi 3 mil fueron cortesías, aunque sólo se registraron siete mil asistentes.

Temas Relacionados
niños Secretaría Cultura cultura
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios