Suscríbete

"Nuestra situación es más precaria que el outsourcing": trabajadores de los Faros de la CDMX

Ante la propuesta de Cultura de la Ciudad de que  participen en la implementación de filtros sanitarios y macro kioscos en donde se aplican pruebas de Covid, 125 gestores y talleristas responden que  carecen del perfil apropiado que exige la situación, y que temen que  este llamado comprometa los apoyos futuros

"Nuestra situación es más precaria que el outsourcing": trabajadores de los Faros de la CDMX
Foto: archivo El Universal
Cultura 07/12/2020 02:48 Redacción Actualizada 02:49

Un grupo de 125 trabajadores de los Faros de la Ciudad de México (Fábricas de Artes y Oficios)  que pertenece a la Secretaría de Cultura local, envió una carta como respuesta, a su vez, a la carta de Benjamín González Pérez, director de Vinculación Comunitaria, quien solicitó el apoyo solidario para la implementación de filtros sanitarios y macro kioscos en donde se aplicarán pruebas rápidas de Covid-19.

Para los trabajadores, hay en la carta de González una "velada coacción" y una "decisión arbitraria". Cuestionan que no se les explica las labores a realizar. 

En la carta, que dirigen a Benjamín González y que envían con copia a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno,  y a Gualapupe Lozada, encargada de despacho de Cultura, dicen que este llamado se da en un contexto donde en la próxima revisión del programa habrá una reducción en el monto de “apoyos”, y un posible cese de compañeros, por lo que, aseguran, "esta situación nos coloca en un estado de vulnerabilidad e incertidumbre sobre nuestra continuidad laboral. Implícitamente, nos vemos obligados a acudir al llamado para no perder dicho apoyo".

Explican que la invitación pone en riesgo su salud porque carecen  del perfil apropiado para combatir esta situación sanitaria, y recuerdan que no tienen las condiciones necesarias como un seguro de salud ni garantías laborales.  "Destacamos que nuestra situación es más precaria que el outsourcing, hemos trabajado, sin que se nos considere dentro de la plantilla de la Secretaría de Cultura, como beneficiarios de un programa, lo que nos priva de seguro médico, y nos obliga a pagar nuestros insumos y materiales para continuar nuestra labor en línea".

Argumentan además: "Nuestra decisión de participar o no en esta actividad, no debe de influir en nuestra permanencia como trabajadores culturales. Debe respetarse nuestra decisión tanto colectiva como individual y que ésta no sea motivo para dar de baja o tomar represalias contra los abajo firmantes".

Terminan su carta diciendo que como comunidad de la Red de FAROs están  comprometidos con seguir luchando por nuestros derechos laborales y reconocimiento como trabajadores de la cultura, y exigiendo que se respeten los acuerdos para teneruna situación laboral más digna y justa.

"Somos empáticos con la situación actual, precisamente esto ha sido uno de los motores para mejorar y continuar con el trabajo realizado. Es por eso que estamos dispuestos a colaborar siempre y cuando sea una decisión voluntaria, libre e informada sobre una actividad ligada a nuestro quehacer artístico cultural; en conformidad con la actividad a la que estamos siendo convocados, no ajena a nuestra labor y a la naturaleza misma del programa TAOC" (Talleres de Artes y Oficios).

Finalmente, demandan un diálogo público, libre e informado con las autoridades, que sea  transmitido
en redes sociales.

La carta es firmada por los 125 trabajadores, talleristas y promotores culturales. 

Comentarios