05 | DIC | 2019
Llegada de Secretaría desplaza espacios culturales en Tlaxcala
A la que hasta hace unas semanas fue Casa del Artista (en la imagen) han sido trasladadas las actividades que se hacían en la Casa de la Música (FOTOS: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)

Llegada de Secretaría desplaza espacios culturales en Tlaxcala

08/01/2019
00:20
-A +A
Las Casas de la Música y del Artista fueron reubicadas; pero hasta ayer no había movimiento que indicara el arranque de las labores de la dependencia federal

[email protected]

Tlaxcala. —La Secretaría de Cultura federal aún no llega a Tlaxcala y ya generó el desplazamiento de dos espacios culturales: la Casa de la Música y la Casa del Artista.

Como el organismo federal ocupará el Palacio de la Cultura, donde por años estuvo la Casa de la Música, esta última fue trasladada a la Casa del Artista, a unas cuantas cuadras, en la ciudad de Tlaxcala. Mientras que las actividades que se realizaban en la Casa del Artista fueron reacomodadas en museos, galerías e incluso en la sede de Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC) que se encuentra en el municipio de Apizaquito.

En el Palacio de la Cultura todavía no hay ninguna señal que indique que será la nueva sede de la Secretaría de Cultura, tampoco se informa que ya no es más la sede de la Casa de la Música, y sólo es posible tener acceso a esa información cuando se le pregunta a los vigilantes del lugar, únicas personas que se encuentran ahí.

A tres cuadras del Palacio de la Cultura está la Casa del Artista, nueva sede de la Casa de la Música, ahora en un espacio de menor tamaño donde un cartel ya la presenta como tal. Pero nada explica al público que hay nuevos cursos y que los que había de fotografía, italiano y exposiciones de arte, narrativa o literatura náhuatl fueron reubicados en otros espacios.

Esta Casa del Artista, ubicada en Av. Miguel de Lardizábal y Uribe 14 (Tlaxcala), fue fundada el 1 de agosto de 2008, tiene una superficie de 582 metros donde trabajaban alrededor de 15 empleados y beneficiaba a cerca de 250 personas.

Personal del ITC asegura que la Casa del Artista no desaparece, sino que sus actividades tendrán otras sedes y que no hay ningún despido.

De acuerdo con el portal Sistema de Información Cultural (sic.gob.mx), el inmueble cuenta con un auditorio, así como con cuatro salas, donde se realizaban talleres de pintura y dibujo, entre otros.

Los traslados de sedes y actividades no se han informados suficientemente al público, y aunque personal del Instituto asegura que sí hubo avisos, muchas personas desconocen dónde continuarán las actividades.

La Casa del Artista estuvo cerrada desde el 14 de diciembre y se suponía que abriría el 2 de enero. Una de las personas que tomaba el taller de pintura y dibujo ha venido y no le explican lo que sucede.

“Vine a pedir información y me mandaron con el director general, pero ni siquiera sé quién es. Yo necesito información porque dejé una de mis creaciones aquí. Manifiesto mi inconformidad pero aquí —en la actual Casa de la Música— se lavan las manos, me dicen que le pregunte a la licenciada Anayeli López Maravilla, directora de la Casa del Artista, porque ella se llevó todo, pero ella no se llevó las cosas ‘por sus pistolas’, fue por mando de alguien”, declara la señora quien prefiere omitir su nombre por temor a represalias.

“Es un despotismo que no se vale, quizá convivan, de acuerdo, todos lo hacemos, pero hay un lugar y hora adecuada”, agrega la señora y comenta que al inscribirse en la entonces Casa del Artista, Anayeli López les pidió documentos como copia de acta de nacimiento, comprobante de domicilio y un pago mensual de 380 pesos, así como datos personales, por lo que aún se pregunta por qué no los contactó para avisarles que ya no estarían los talleres.

Comunidad dividida. Édgar Landeros, médico y actor, declara que ante la reorganización de espacios culturales en Tlaxcala, la comunidad se encuentra dividida. “Los habitantes de Tlaxcala son los inconformes, porque la Casa del Artista es un espacio muy pequeño como para atender la demanda cultural”. Y es que ahora este espacio deberá atender a los 350 alumnos que acudían a la Casa de la Música.

Landeros dice que la mayor parte de actividades culturales de la Casa del Artista fueron trasladadas a San Luis Apizaquito. Para llegar a esa localidad del municipio de Apizaco se requiere gastar por lo menos 60 pesos para transporte, así como destinar más tiempo.

Otros afectados por la llegada de la Casa de la Música a la Casa del Artista son los trabajadores, quienes dicen que no fueron notificados de los movimientos y que supieron de los cambios al regresar de vacaciones y vieron que ya no tenían instalaciones.

“Esta era nuestra sede de trabajo, nosotros como somos sindicalizados debemos de estar aquí hasta que nos avisen o nos den un oficio, de otra forma no podemos salirnos. Me presenté el 2 de enero y el edificio estaba cerrado. En otros años el edificio ya estaba abierto desde esa fecha”, afirma una trabajadora y cuenta que la directora ya no quiere tomar las llamadas. “El viernes (4 de enero) dijo que ya no le hablara, que ella me avisaba cómo se trabajaría ahora, espero que sí nos paguen”.

La nueva sede. El espacio destinado para la Secretaría de Cultura es el Palacio de la Cultura, inmueble ubicado en Av. Benito Juárez 62, y construido en 1939.

El recinto se caracteriza por sus fachadas recubiertas de petatillo de ladrillo. Ha sido usado como sede de la Escuela Secundaria y Preparatoria del Estado, del Instituto de Estudios Superiores, del Departamento de Derecho, de la Escuela de Enfermería y del Departamento de Comercio de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

Entre 1981 y 1991, el inmueble fue ocupado por el Colegio de Bachilleres, y en 1991 fue restaurado para convertirse en sede del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Desde entonces estuvieron ahí la Casa y Escuela de Música, la galería y salones para talleres artísticos, entre otros.

Desde el 1 de diciembre fue entregado en comodato por el ITC a la Secretaría de Cultura federal. Aunque el vocero de la dependencia, Antonio Martínez, indica que “en términos legales estamos terminando de hacer el convenio por el inmueble. Habitaremos el Palacio de la Cultura”.

Añade que la dependencia estaría funcionando desde Tlaxcala “la siguiente semana, si todo sale bien y terminamos la mudanza. A Tlaxcala se llevaría mobiliario de oficina”.

Sin carteles de información de que ya no se encuentra ahí la Casa de la Música, el Palacio de la Cultura no registra movimientos, sólo hay vigilantes y montones de hojarasca, jardines descuidados y salones vacíos.

En ese recinto sí continuarán los talleres de danzón y danza clásica. El ala izquierda del espacio será aún del ITC para la Galería y el acervo del gobierno del estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios