Premio Alfaguara: Guillermo Arriaga se confiesa adicto a la escritura
Foto: AP Photo/Berenice Bautista, archivo

Guillermo Arriaga, ganador del Premio Alfaguara 2020, se confiesa adicto a la escritura

24/01/2020
11:49
EFE
Madrid
-A +A
La novela "Salvar el fuego" le valió el Premio Alfagura al escritor mexicano, a quien le tomó cuatro años concluirla

"Tengo adicción a la escritura" ha asegurado el autor y cineasta mexicano Guillermo Arriaga, ganador del Premio Alfaguara de novela 2020, un galardón que le ha hecho "sumamente feliz" y le ha dado una gran sensación de responsabilidad.

Así lo ha indicado a Efe este viernes el escritor tras conocer la decisión del jurado de este premio literario dotado con 175 mil dólares, al que se han presentado 600 manuscritos.

Arriaga ha ganado el premio por su novela "Salvar el fuego", obra que presentó al certamen con el título "El león detrás del cristal" y bajo el seudónimo de Isabella Montini.

Guionista de películas tan reconocidas como "Amores perros", "21 gramos" o "Babel", Arriaga ha asegurado que nunca escribe una novela pensando que se pueda adaptar al cine. Lo que sí hace, ha dicho, es trasladar a su cine la estructura narrativa de la novela.

El premiado, con obra traducida en 18 idiomas, también es el autor de novelas como "Escuadrón Guillotina" (1991), "Un dulce olor a muerte" (1994), "El búfalo de la noche" (1999) y "El Salvaje" (2016), Premio Mazatlán de Literatura 2017 al mejor libro del año.

También lee: Guillermo Arriaga: Los límites son antiartísticos

Explica que escribir la novela premiada "Salvar el fuego" ha sido un trabajo muy complejo, ya que se trata de una obra polifónica que tiene muchas voces, en el que ha invertido los últimos cuatro años y que comenzó inmediatamente tras publicar "El salvaje".

Se trata de una historia de amor que transcurre en su país, México, al que ama profundamente. Y para ello, ha agregado, "tienes que verlo como es y reconocer sus problemas".

También lee: Guillermo Arriaga no quiere hacer política sino contar historias

Una historia de amor "desigual e improbable", que ocurre en dos méxicos diferentes, el de las clases más protegidas y el de aquellos que viven al límite de la sociedad, ha destacado.

También lee: Arriaga retrata a mexicanos deportados y decepcionados

Así, "Salvar el fuego" no es solo una historia de amor dentro de los muros de una prisión, es un retrato duro de un país y de una sociedad marcada por la violencia: la familiar, la política, la del narcotráfico, la policial. 

fjb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios