23 | JUL | 2019
Guillermo Fadanelli presenta "Fandelli", su novela más autobiográfica
Foto: Archivo El Universal

Fadanelli presenta su novela más autobiográfica

11/07/2019
10:50
Sofía López Maravilla
Ciudad de México
-A +A
"Cada vez que queremos contar lo que somos, mentimos y construimos ficciones", dijo

“Cada vez que contamos lo que fuimos estamos contando un mito, estamos tratando de engañar a alguien; por eso una novela es un hecho real, es una mentira real” señaló el escritor Guillermo Fadanelli durante la presentación de su libro Fandelli (Cal y Arena, 2019), que se llevó acabo la noche del miércoles en el Salón Covadonga; en la mesa lo acompañaron sus amigos la conductora Marta H., el cineasta Kyzza Terrazas y el escritor Rafael Pérez Gay.

La más reciente obra del también colaborador de EL UNIVERSAL es una “autoficción”, género que el autor ha perfeccionado a lo largo de los años y que en esta ocasión se ve materializada en una novela corta que conjura imágenes de la vida de Fadanelli, sin que sea él necesariamente quien se tome a sí mismo como protagonista. “Cada vez que queremos contar lo que somos, mentimos y construimos ficciones”, dijo.

En Fandelli hay evocaciones a Acapulco y a lo que era el Distrito Federal, con sus arquitecturas ficticias y testimoniales: “me gusta repetir porque en la repetición el ser humano se construye, repite porque quiere sobrevivir”. Hay un homenaje a los fanzines, esas publicaciones de arrabal urbano donde también participó Fadanelli: Hemorroides, La pecera de los ahogadosPelos de cola, Faquir a sangre fría; finalmente también es un homenaje a Moho, revista que el autor fundó en la década de 1980. La publicación es un guiño directo a la vida del autor, pero es también un encubrimiento. “Ceo que la memoria es el mayor basurero de la historia individual y personal”, dijo el autor.  

Fue Rafel Pérez Gay quien aportó el término de “autoficción” para describir la obra de Fadanelli, y acentuó que esta forma escritural “no es sino un modo de la memoria, un modo de la recuperación de un tiempo de la vida en el cual uno es su propio personaje”. Para Pérez Gay, este género ya estaba presente en otros de libros, como Educar a los topos y Al final del periférico, pero es en Fandelli donde logra concretar aquello que llamó “un momento onírico”.

Por su parte, la conductora Mariana H. dijo que Fandelli no es un libro que agradezca a la vida, sino más bien se teje dentro de una pregunta desesperada que en algún momento ha azotado a cualquiera: “¿por qué me lanzaste a este mundo?” De esa incertidumbre y pesimismo que mana de la obra es que Mariana H. señalara su escritura como “un ejercicio de autoescarnio”.

Como lectora, Mariana H. agradeció los personajes femeninos anónimos inmiscuidos en Fandelli, “porque allí estamos de alguna manera todas esas mujeres que fuimos, que somos, que seguiremos siendo, para bien o para mal, por amor, por responsabilidad, por justicia, por injusticia, por un montón de razones, con nuestros aciertos y nuestros errores”.

El cineasta Kyzza Terrazas compartió que la primera vez que oyó de Guillermo Fadanelli fue en 1995, “un escritor joven (¿30 es joven?), que vivía en el centro, que usaba pantalones de cuero, que solía traer una camiseta con la leyenda Kill your T.V. (Mata a tu televisor)” y desde entonces quedó prendado de esa imagen porque en esos años, el ahora cineasta, quería ser escritor. “En mi caso, ese entrecruzamiento no sólo se trató de una amistad con Willie: fue un parteaguas”, pues fue por una experiencia en el departamento de Fadanelli que Terrazas descubrió su pasión cinematográfica: “recuerdo sentirme en una película, mi propia película; sentí que mi verdadera vida, a la cual estaba destinado, está por comenzar”, añadió.  

Para Terrazas no se trata sólo de un libro, sino de un redescubrimiento: “Para mí este libro es un acontecimiento porque yo también me asomé a la vida de Fadanelli (…) yo también encontré en la basura una forma de relacionarme con la historia, con la moral, con la política, con mis propios sentimientos, como por ejemplo el de darle cauce y sentido al autodesprecio”, dijo el cineasta, quien también evocó las caminatas junto a Fadanelli en el Centro “Histérico” (Centro Histórico).

Durante la presentación, Fadanelli aprovechó el espacio para elogiar a todos aquellos trabajadores de la cultura que propician el respeto y la diferencia, y señaló que es menester el fomento a lo que él llama “una locura creativa”. En la atmósfera bohemia en que se llevó a cabo el evento, evocó una lejana velada de amigos entre los cuales se encontraba la actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum, “una mujer que en ese momento era muy inteligente, y espero que lo siga siendo”, bromeó.

El autor mencionó también que fue en una de esas veladas en la que fundó, junto con otros colegas, el movimiento “anarcosurrealista” “del cual, además, soy el único sobreviviente” añadió, y dijo triunfante: “Sheinbaum es gobernadora, pero yo soy el Presidente del movimiento anarcosurrealista” y los aplausos prosiguieron a su declaración de mordaz humor. “¡Y por supuesto, no lean mi libro, confórmense conmigo!”, finalizó el autor

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios