Escritor quiere dejar "sin respiración" en su debut en la novela negra

El danés Søren Sveistrup, creador de "Forbrydelsen" (The Killing) lanza el libro "El caso Hartung"

Escritor quiere dejar "sin respiración" en su debut en la novela negra
Foto: Twitter Rocaeditorial
Cultura 22/01/2019 10:59 EFE Copenhague Actualizada 10:59
Guardando favorito...

El danés Søren Sveistrup, creador de "Forbrydelsen" (The Killing), éxito mundial que abrió camino a la ficción televisiva escandinava, ha intentado con su primera novela negra, que se publica esta semana en España, "hacer algo que yo mismo piense que es tan emocionante que me olvide de respirar".

"El caso Hartung" (Rocaeditorial) trata sobre un asesino en serie que mata a madres jóvenes que no parecen haber cuidado bien de sus hijos y cuya marca personal es dejar en la escena del crimen muñecos hechos con castañas, y hay una posible relación con el caso de la desaparecida hija de la ministra de Asuntos Sociales danesa.

El libro, un éxito en Dinamarca el año pasado que se ha exportado a una veintena de países, es un ejemplo acabado del "noir" nórdico que mezcla intriga, trama política y drama familiar, con temas como la angustia y el proceso de duelo que a Sveistrup le han interesado desde sus inicios como guionista.

"Si no hubiera tenido las experiencias que tuve de niño y joven, probablemente me habría dedicado a pintar", admite en una entrevista a Efe el autor, cuya madre se suicidó a los 21 años.

Su interés por el género, que le ha llevado además a escribir guiones para dos películas, le viene de la propia fascinación que de niño sentía por descifrar el mundo lleno de problemas de los adultos que lo rodeaban y que luego le llevó a leer desde a Agatha Christie a Patricia Cornwell o la rica tradición escandinava.

"Cuando tuve que hacer 'Forbrydelsen' me di cuenta de que podía usar la novela negra para contar otras cosas como problemas sociales o sentimentales. Es un buen motor para eso. Me interesaba mucho el proceso para superar la pena", explica Sveistrup (Kastrup, 1968).

Tras convertirse en reputado guionista de thriller se lanzó hace dos años a escribir una novela, cuya idea surgió al ir a buscar a la guardería a su hijo y verlo con sus amigos hacer hombres de castañas con cerillas, mientras cantaban una popular canción infantil danesa.

"Suena bonito cuando los niños cantan, pero también aterrador. Pensaba: ¿quién carajo es ese hombre y por qué hay que invitarlo a pasar? Me puse a mirar la figura: no tiene manos, ni pies y agujerean las castañas para hacerle ojos. Me pareció que podía ser escalofriante que un asesino lo usara como su marca", afirma.

De la "zona de penumbra" en la que se mezcla la inocente visión infantil y el terror a perder algo que uno quiere mucho nace la angustia que a Sveistrup le atrae y que da lugar a un proceso creativo que también califica de "terapéutico".

"Es una liberación, es importante poder hablar. De joven escondía mis problemas, quería ser perfecto, ocultar mis debilidades, con los años he mejorado. Cuando escribes pones tu corazón en ello y, al hacerlo, se siente como algo que cura", confiesa.

Pero cuando llevaba escrito un tercio del libro, a la vez que acababa varios guiones, sufrió una crisis de ansiedad motivada por el estrés, que le llevó a pensar en abandonar su carrera, agravada por la presión por las "altas expectativas" sobre su debut.

Pero su mujer lo animó a seguir y reanudó la escritura, aunque apartando el resto de proyectos para concentrarse en uno: escribir volvió a ser terapéutico para él y le permitió acabar un libro del que ahora se siente "muy orgulloso".

Aunque Søren Sveistrup estudió literatura en la Universidad de Copenhague han tenido que pasar más de 20 años para escribir su primera novela, una curiosidad que explica por no sentir demasiada confianza en sí mismo al principio y su querencia por el trabajo en equipo, que le llevó a la Escuela de Cine y el mundo de los guiones.

Como guionista ha sido clave en la expansión internacional del "noir" nórdico en su versión audiovisual, un fenómeno que explica por la fuerte tradición del género en Escandinavia y su exotismo: "un pequeño y extraño sitio en el mundo con nieve y mal tiempo" con gente agradable pero con tendencia a "esconder secretos".

"En la novela nórdica se escribe con corazón e interés humano. Sé que se la acusa de ser muy violenta, pero pienso que también es casi cariñosa, se escribe mucho sobre las relaciones humanas", sostiene.

Sveistrup se encuentra ya en la fase de preparación de su nueva novela y desliza su intención de escribir más libros con Naia Thulin y Mark Hess, la pareja de investigadores de "El caso Hartung", aunque no descarta volver a la comedia televisiva que le dio la fama en su país o escribir libros para niños. 

akc

Temas Relacionados
Agatha Christie novela negra madres
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios