La policía vigila el patrimonio de los Paz

Crimen y castigo

Marie-Jo Trimini. Viuda de Octavio Paz (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cultura 06/08/2018 00:18 Periodistas Cultura Actualizada 06:30

La policía vigila el patrimonio de los Paz, ¿y quién vigila a la policía?

La familia Paz Tramini tenía, al menos, cuatro propiedades en la Ciudad de México. Una, ubicada en Río Guadalquivir, en donde sufrieron el incendio que acabó con una parte de la biblioteca y mermó el ánimo de Octavio Paz; otra, en Río Lerma, la primera que habitaron cuando llegaron a México tras su larga estancia en la India; otra, en la calle Porfirio Díaz en la colonia Nochebuena de la que poco se sabe, y una más en la calle de Plinio, en Polanco, donde falleció Marie-Jo. Las cuatro han sido ya custodiados por Seguridad Pública. Muy bien. Hay conocimiento de que las que están ubicadas en la colonia Cuauhtémoc están desocupadas, pero aún así es pertinente su vigilancia, por si acaso. Sin embargo, surge la duda, ¿quién vigila a los uniformados? Tras los sismos de septiembre no fueron pocas las historias de saqueo cometidos por los propios policías. Hay razones para preocuparse. El proceso legal sobre lo que ocurrirá con el legado de los Paz, se vislumbra lento. La seguridad de los inmuebles que podrían resguardar un patrimonio invaluable es fundamental y debe ser garantizada por este gobierno y por el próximo. Por cierto, de confirmarse que existe una propiedad más en París, ¿qué es lo que procede?

Otro cambio de fechas para restauración de edificios dañados por los sismos en la CDMX

En la Ciudad de México, el proceso de reconstrucción de los inmuebles históricos dañados por los sismos de septiembre ha sido lento, pero nos cuentan que será a partir de septiembre cuando INAH cuente con recursos del FONDEN y seguros para comenzar ahora sí los proyectos de restauración en aquellos edificios catalogados con daños menores. El esquema de trabajo, dicen, consistirá en atender primero los menos dañados, luego, hacia octubre o noviembre, comenzarán con los que tienen daños “moderados”; los catalogados con afectaciones “severas” empezarán a ser atendidos, ya con proyecto de restauración, en noviembre y diciembre. Las autoridades del INAH habían señalado que trazarían una ruta para la recuperación y que sería hacia 2020 cuando todo podría estar finalizado, al parecer el desarrollo de ese plan se ha complicado por la cuestión de los seguros y gestión de recursos, pero nos dicen que siguen considerando esa fecha como plazo límite para recuperar todo. Ya veremos si lo logran.

Comentarios