La divulgación en línea de la ópera, un fenómeno de la pandemia

El crítico musical Gerardo Kleinburg ha ofrecido charlas y cursos sobre el género. Tras casi cinco meses de confinamiento, dice, se ha creado una comunidad virtual a la espera de que el telón se reabra

Gerardo Kleinburg
Foto: Especial
Cultura 01/09/2020 16:52 Alida Piñón México Actualizada 17:07

Hablemos de ópera, proyecto de divulgación de la ópera, creado por el crítico y promotor musical Gerardo Kleinburg, ha crecido en los últimos meses, en pleno confinamiento por la pandemia de Covid-19. Hasta el momento, la página de Facebook cuenta ya con más de 30 mil seguidores y las entrevistas a figuras mexicanas como Ramón Vargas, Rolando Villazón, Javier Camarena y Arturo Chacón Cruz, tienen más de 50 mil visualizaciones.  

"El proyecto ha crecido mucho en México, pero también nos siguen en distintos países de Europa y del continente americano. Hemos tenido conversaciones con prácticamente todas las estrellas de la ópera en México. Hablamos de hasta 50 mil visualizaciones para charlas como la de Rolando Villazón, una cifra que me parece es muy elevada", dice Kleinburg.

Hablemos de ópera ofrece charlas abiertas de manera gratuita a través de las diversas redes sociales como Facebook, Instagram y YouTube. Sin embargo, también brinda cursos sobre distintos temas relacionados con el género, como la vida y obra de grandes compositores como Verdi y Puccini, o cantantes como Maria Callas, incluso sobre óperas específicas.

También lee: En 1952, Maria Callas causó furor en Bellas Artes y el barítono Ángel R. Esquivel reseñó el suceso

A partir de este martes 1 de septiembre, inicia el curso "Strauss, el enigma de un antihéroe", que abordará la juventud y formación del compositor, como sus poemas sinfónicos, canciones y primeras óperas; su vanguardia y consagración, así como su relación con el nazismo, entre otras cosas.

"Todos los compositores tienen cosas muy atractivas, pero Strauss tiene varios elementos en su vida y en su obra que lo hacen muy importante para la ópera. Por ejemplo, es el último compositor que escribió de una manera posromántica, medianamente tradicional; él murió en 1949 y era muy raro que un músico escribiera así en el siglo XX. A esto hay que sumarle toda su biografía, es decir, nace en 1864, nació a caballo y murió después de la bomba atómica. Es un hombre que vivió la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX; además, estuvo muy cerca de Hitler. De modo que es una figura polémica y atractiva", cuenta el también escritor.  

 

¡Seguimos aceptando inscripciones para nuestro curso "Richard Strauss: el enigma de un antihéroe", que arranca hoy a las...

Publicado por Hablemos de Opera en Martes, 1 de septiembre de 2020

Los cursos en línea comenzaron cuando la pandemia inició. Hoy, casi seis meses después, el interés de los públicos ha crecido. "Se ha creado una comunidad operística virtual. En este momento, con los eventos presenciales cancelados, la transmisión por streaming y la divulgación están teniendo un gran auge. Considero que estos esfuerzos en línea rendirán frutos cuando se pueda regresar a los teatros de manera presencial", indica.

También lee: “Dirigir a distancia es lo más extraño de la cuarentena”: Jorge Mester

Las artes escénicas en México han comenzado un retorno de manera discreta. Apenas hace unos días se permitió la reapertura de los teatros en la Ciudad de México, pero muy pocos han podido subir el telón. La ópera, en cambio, aún no tiene una fecha probable de reinicio, aunque ya existen algunos proyectos que serán a puerta cerrada.

"Al principio de la pandemia hubo un caso de muchos contagios en un coro y comenzó una gran discusión sobre el canto. Sin embargo, las cosas han cambiado y  en diversos países  han comenzado ya con la actividad, el Teatro Real ya inició con "La Traviata"; el Festival de Salzsburgo se realizó en formato reducido. Hay signos alentadores que nos permiten ver que poco a poco vamos hacia ese camino. En México no estamos en ese momento, pero me alienta saber que es posible llegar a ese punto", explica Kleinburg.

También lee: Gran asistencia y cero contagios en Salzburgo

Esta experiencia virtual y creación de comunidad, así como la generación de potenciales nuevos públicos, serán un complemento vital para cuando la ópera retome sus actividades presenciales con público. "Las charlas previas a un concierto o a una función no dejan de tener encanto, pero creo que ya están un poco rebasadas. La tecnología nos deja ver ahora que una charla la podemos escuchar en el celular. Se han roto los paradigmas", dice.

El proyecto, agrega, continuará creciendo. "Podemos jugar con muchos temas, no sólo hablar de compositores o de obras, también podemos hablar de la ópera y el feminicidio, por ejemplo. Me parece que la divulgación es muy importante, porque ofrece caminos. No se necesita de un curso para disfrutar de una experiencia artística, pero si escuchas una charla o vas a un curso, tienes un camino que te brinda otra perspectiva", concluye.

Más informes en https://www.facebook.com/hablemosdeopera

fjb

Comentarios