"Funcionarios deben aguantar las críticas desde los medios": Gabriel Sosa Plata

Aunque dice que Andrés Manuel López Obrador ha sido presa durante años de señalamientos, asegura que la libertad de expresión está garantizada; cree que las empresas periodísticas deben ser más transparentes y definir sus líneas editoriales

"Funcionarios deben aguantar las críticas desde los medios": Gabriel Sosa Plata
En la foto: Gabriel Sosa Plata. Director de Radio Educación. Foto: Carlos Mejía. EL UNIVERSAL

Gabriel Sosa Plata, director de Radio Educación, sostiene que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido “presa durante décadas de una crítica muy fuerte” y que en México, desde las instancias federales, sí existen las garantías para ejercer la libertad de expresión, aunque señala que no está de acuerdo con la forma en que el Presidente se refiere a algunos medios de comunicación que lo han criticado.

En entrevista, el director del medio público adscrito a la Secretaría de Cultura reconoce que no hay una plena libertad para ejercer la labor periodística, debido a la presión que ejercen autoridades de gobiernos estatales o municipales, y por la presencia de grupos de la delincuencia organizada.

¿Cómo percibe la relación entre medios de comunicación y el Presidente?

Percibo a la relación entre medios y gobierno como una garantía de libertad de expresión, porque aun cuando el Presidente hace señalamientos muy precisos de algunos medios, portales e incluso algunos periodistas, en la práctica, esa acción que se ejercía en administraciones anteriores, de generar presión de diferente índole —económica, llamadas telefónicas o chantaje—, eso ya no se nota.

Por supuesto que nos gustaría que hubiera un respeto mucho más amplio a la labor que llevan a cabo algunos medios, pero también hay que considerar que algunos medios tienen intereses muy claros, sobre todo como para generar una percepción plenamente negativa respecto de las acciones del gobierno. Andrés Manuel López Obrador, a diferencia de muchos otros gobernantes, ha sido presa durante décadas de una crítica muy fuerte, ácida y hasta despectiva, eso me consta a partir de una revisión constante de los medios y porque el INE ha llevado a cabo monitoreos de coberturas que se les ha hecho a candidatos y ahí vemos, sobre todo en los análisis cualitativos, ha sido la utilización en muchas ocasiones de calificativos hacia Andrés Manuel. Los medios hacen señalamientos de poder político (en medios), a veces con el claro objetivo de deteriorar una imagen o de poner en duda alguna acción, con un periodismo de baja calidad, y el Presidente señala esas deficiencias.

¿Y en México se cuenta con las garantías para ejercer una plena libertad de expresión?

Se tienen todas las garantías para ejercer la libertad de expresión, al menos desde las instancias del gobierno federal. La libertad de expresión en México ha tenido un ataque principalmente de los grupos de la delincuencia organizada y también, algunas autoridades de carácter local, donde a algunos funcionarios les parece inaceptable que se ejerza esa libertad.

Es decir, debemos de reconocer que aún hay retos en materia de libertad de expresión, pero por lo que compete a la relación gobierno federal-medios de comunicación, las garantías para este ejercicio continúan siendo muy amplias en esta administración.

Entre los restos está también la necesidad de fortalecer algunas políticas públicas para tener mayor diversidad de medios de comunicación. En específico, un desarrollo mucho mayor de los medios comunitarios e indígenas, esa es un deuda que tiene el Estado mexicano.

Durante sus conferencias desde Palacio Nacional, el Presidente ha criticado con algunos adjetivos el trabajo que realizan los medios de comunicación. ¿Esa es la forma?

No es la forma, me gustaría que sí se señalaran las rectificaciones de todas las informaciones que se generan de forma cotidiana en los medios de comunicación, es un ejercicio sano, pero también es cierto que los funcionarios deben aguantar las críticas que se les hacen desde los medios de comunicación.

El Presidente, como muchos funcionarios, tiene tribunas para dar a conocer la versión de los hechos. Creo que basta la rectificación de la información para generar un diálogo mucho más democrático y transparente con respecto a las acciones del gobierno, pero también, coincido con el Presidente, de que los medios de comunicación deben ser transparentes con respecto a los intereses económicos que los guían.

Sabemos que hay medios que son dueños de hoteles, gasolineras, hospitales o con negocios en el ramo de la construcción, y son conglomerados que defienden su libertad de expresión. Pero también es cierto que detrás de algunas empresas periodísticas hay intereses económicos, aunque no significa que sea así en todos los casos.

Le pedimos transparencia al Presidente y está bien porque es nuestro derecho a saber, pero también del lado de los medios debiera haber mayor transparencia. En esta nueva etapa tenemos que tener mayor transparencia en ese terreno y definición de las líneas editoriales.

El Presidente realizó un monitoreo de algunos medios, pero analizó un día, ¿ese tipo de acciones abonan a la transparencia?

Es parte de la transparencia. Él utilizó ese estudio para argumentar, de manera más sólida, una afirmación con respecto a que él había sido muy atacado, pero es una especie de monitoreo no muy completo y dejó muchos cabos sueltos.

Es muy importante tener una muestra mucho mayor para que haya resultados mucho más tangibles.

Ese análisis fue para defender una posición, pero al mismo tiempo para demostrar que hay una libertad de expresión. Ahora más que nunca, los medios de comunicación ejercen su libertad de expresión. Que sean señalados desde el poder es algo que siempre ha ocurrido, pero no ha inhibido que dejen de cuestionar las acciones del Presidente.

El Presidente ha dicho que en los medios también hay un enojo porque ya no hay publicidad oficial; ¿qué opinión le merece el dispendio de esos recursos en esta administración?

Aún se debe trabajar mucho más en esquemas más transparentes y equitativos de la publicidad oficial, porque también es un mecanismo de libertad de expresión, ya que hay medios que no viven de la compra de periódicos o revistas y sí necesitan un mecanismo de subsidio.

Es importante subsidiar a estas publicaciones porque abordan temas relacionados con la cultura o la ciencia, que no son del interés de la publicidad comercial. Esperamos que haya una distribución mucho más equitativa respecto de la publicidad gubernamental, incluso de los medios públicos que no se han favorecido a pesar de que varios tienen posibilidad de que las campañas se puedan desarrollar en ellos.

¿Hay libertad de expresión en Radio Educación?

Yo llegué con el cambio de administración y he podido palpar que se continúa ejerciendo plena libertad de expresión en Radio Educación. Yo no he recibido alguna instrucción o sugerencia de Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia; de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, o de Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR).

Y aunque la recibiera, sugerir una línea editorial para favorecer, criticar, cuestionar a algún funcionario o cualquier personaje particular, sería una intromisión al periodismo que tradicionalmente se ha ejercido en Radio Educación.

Comentarios