Experiencia personal inspira a "Bef" a lanzar nuevo libro

El ilustrador comparte las vivencias con su hija en “Habla María. Una novela gráfica sobre el autismo”
Experiencia personal inspira a "Bef" a lanzar nuevo libro
Foto: Lucía Godínez/EL UNIVERSAL
30/10/2018
17:34
Notimex
Ciudad de México
-A +A

El narrador e ilustrador Bernardo Fernández “Bef” habló esta tarde sobre la experiencia más dolorosa que ha tenido en su vida. “Hace siete años, cuando mi hija mayor, María, tenía dos años de edad, fue diagnosticada con autismo. Ese fue un golpe duro y complicado para su mamá y para mí”. 

“Habla María. Una novela gráfica sobre el autismo”, explicó a Notimex, es resultado de la diaria convivencia con la pequeña. “Ha sido la experiencia más dura de toda mi vida, por eso dejé pasar el tiempo y ahora, me siento capaz de poder compartir con otros padres en iguales circunstancias todos estos años al lado de mi hija autista”, abundó “Bef”.

El entrevistado considera que ha pasado suficiente tiempo para hablar y reflexionar sobre el tema. “Ya asimilado, decidí compartir mi testimonio como papá de una pequeñita con autismo, porque esa condición puede ser común a cualquier padre o madre de niños o niñas con cualquier capacidad especial; eso me motivó a realizar este nuevo libro”, dijo.

“Bef”, narrador y dibujante, ha publicado las novelas “Ojos de lagarto”, “Gel azul”, “El ladrón de sueños”, “Tiempo de alacranes”, “Hielo negro”, “Cuello blanco” y “Bajo la máscara”, y los libros infantiles “Soy el robot”, “Vacaciones en Marte”, “¡Groar!” y “Cuentos de hadas para conejos”, conjugando sus habilidades de escritor e ilustrador.

Mencionó que a pesar que existen en el mercado editorial en español diversos comics sobre autismo, como los de Miguel Gallardo publicados en España, su intención no es repetir lo desarrollado por otros autores, por eso creó esta obra desde otra perspectiva. “El libro va del momento del diagnóstico hasta la fecha con todos los retos que ello encierra”.

El autor de la colección de cómics “Monorama” 1 y 2, y las novelas gráficas “Espiral”, “Uncle Bill” y “La calavera de cristal” (esta última, en coautoría con Juan Villoro) tiene parte de su obra narrativa traducida al inglés, francés, alemán, holandés y chino, Con esa trayectoria, dijo estar contento por esta nueva entrega “que no es una guía ni un manual para padres”.

Explicó manuales y guías hay muchas en el mercado, por eso, el suyo es un libro más cercanoal lector, más íntimo y más fácil de comprender porque está escrito no desde la óptica de un especialista en el tema, sino desde la de un padre que ha atendido esa característica especial de su hija mayor; para las guías están los especialistas.

Consecuentemente, en esta entrañable novela hay dos voces. Una es la de “Bef”, quien narra un camino personal que reconocerán todas las personas cercanas a un niño con capacidades diferentes. La otra es la de María, que habla con la potencia y la belleza de un instrumento musical desconocido. “Sólo hay que aprender a escucharla”, dice “Bef”.

Se trata, argumentó, de un conmovedor testimonio ilustrado sobre lo difícil de una situación así, y cómo se facilita cuando la paternidad mira a esa discapacidad con amor y esperanza. En ese sentido, dejó ver que al compartir su experiencia lo hace desde dos puntos de vista, a los cuales llegó una vez que ha asimilado la realidad de su hija.

“Por un lado, intento que el libro sea una carta de esperanza para los padres de hijos con cualquier reto, ya sea intelectual o físico, desde autismo hasta síndrome de Down. Por otro, trato de generar conciencia en la sociedad sobre las dificultades a las que se enfrenta una persona con capacidades diferentes para poder realizar sus actividades cotidianas”, concluyó.

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS