El Carnaval de Huejotzingo, una tradición ancestral de algarabía e historia
Foto: OMAR CONTRERAS/ EL UNIVERSAL

El Carnaval de Huejotzingo, una tradición ancestral de algarabía

02/03/2019
12:43
Karina Corona
-A +A
Desde hace más de 151 años, las familias y la comunidad poblana se reúnen para mostrar parte de su herencia cultural

Instrumentos de viento y la Marcha de Zacatecas marcan el inicio de uno de los rituales más ancestrales de Puebla, el Carnaval de Huejotzingo.

Desde hace más de 151 años, las familias y la comunidad poblana se reúnen para mostrar parte de la herencia cultural que sus antepasados les regalaron; y por medio de la fiesta, bailes y música, tienen la misión de representar algunos de los momentos históricos más importantes para la región.

La historia de esta festividad inició en 1868 , y se caracteriza por ser el único carnaval del estado que exhibe tres momentos legendarios en la historia de Puebla: el casamiento católico entre indios; el robo de la hija del Corregidor por parte de Agustín Lorenzo, quien fue bandolero y apresado en el pueblo en algún momento entre los siglos XVIII y XIX; y la representación de la Batalla de 5 de mayo, sucesos que se repiten durante los tres días que dura el Carnaval y acaban al caer la noche del tercer día.

carnaval_hu.jpg
Foto: OMAR CONTRERAS/ EL UNIVERSAL

Fue hasta 1871 cuando este ritual ancestral empezó a tener forma, y se alude a un periodo mesoamericano, en este caso a las “guerras floridas”, que eran las batallas entre los pueblos mesoamericanos (en este caso los aztecas) estaban en esta casería ritual con Huejotzingo- Tlaxcala, indicó para EL UNIVERSAL René Tabarez Herrera, Jefe de Departamento de Diversidad Cultural, Tradiciones y Expresiones Vivas de la Secretaría de Cultura y Turismo de Puebla.

Este ritual coincide con el tiempo que los habitantes prehispánicos de Huejotzingo solicitaron a los dioses la fecundidad de las tierras y de las lluvias rebosantes.

El carnaval de la algarabía

Brincos, bailes, algarabía y música en vivo son los elementos esenciales para que inicie esta fiesta poblana.
Los ocho barrios que componen a la comunidad de Huejotzingo se reúnen desde seis meses antes para organizar este hecho histórico.
Cada barrio tiene su batallón, el cual está conformado por aproximadamente 400 personas; los cinco batallones se organizan desde el núcleo familiar, pero todo se hace con base a un patronato ciudadano.

“Más que organizado ya está muy estructurado, a través de una herencia cultural, una organización basada en los lazos familiares. Hasta generar 17 batallones. Hoy en día, a pesar de que el carnaval tiene ciertos estereotipos, es un agente de paz, el carnaval es parte de este proceso de identidad y del mismo municipio”, detalló Tabarez.

Los 17 batallones se dividen en cinco géneros de soldados y participantes, con base en el estilo de vestuario. Estos se llaman Zapadores, Zacapoaxtlas, Zuavos e Indios. El ejército imperial francés consiste en la Zuavos y Turcos. El ejército mexicano está representado por los indios Serranos y Zacapoaxtlas. Cabe mencionar, que cada batallón cuenta con fusiles tallados a mano y máscaras de cuero.

puebla.jpg
Foto: OMAR CONTRERAS/ EL UNIVERSAL

Canciones tradicionales como La marcha de Zacatecas, Juana Gallo y Chula van marcando el paso de las más de 20 mil personas que participan en esta danza-ritual, de cuerpos que se entregan a una tradición que se ha heredado generación tras generación.

No se visita el Carnaval, se participa en él.

De acuerdo a René Tabarez quieren superar los 70 mil visitantes del año pasado, para el 2019 se pretende llegar a las 80 mil personas.

Por ello debe haber una logística muy detallada “Hay toda una organización de protección civil, seguridad pública, policía turística y ambulancias para que de esta forma se genere el carnaval de la mejor forma”, añadió René Tabarez Herrera.

El carnaval finalmente ha tenido este proceso de transformación social y cultural gracias a la memoria colectiva y la crónica, hechos que mantienen viva esta festividad. “Hoy la comunidad de Huejotzingo prefiere mantener esos tres hechos históricos, porque es Patrimonio Cultural del Estado y con base en ello están en la mesa la salvaguarda de un carnaval no domesticado”.

El Carnaval de Huejotzingo tiene un proceso histórico en escena, es la teatralización y genera esta matización del carnaval en donde podemos escuchar los mosquetones, la fiesta y la música.

Salvaguardas de una herencia cultural

La Dirección de Patrimonio Cultural y Material ha hecho una gran sinergia de poder colaborar con el Museo Nacional de Culturas Populares para dar conferencias sobre el Carnaval y así descentralizar el Carnaval de Huejotzingo.

Ésta es tan sólo una de las acciones que se han realizado para preservar una de las tradiciones más arraigadas de la comunidad de Huejotzingo. Hace dos años se realizó el primero coloquio sobre el estudio de los carnavales en México junto con el apoyo del Colegio de Antropología Social.

Este año también se realizaron investigaciones y un coloquio acerca de los carnavales. De esta manera, se ha podido trabajar desde la parte histórica, para mostrar la riqueza de las tradiciones de Puebla y así llevar esta cultura a la Ciudad de México.

puebla_carnaval.jpg
Foto: OMAR CONTRERAS/ EL UNIVERSAL

“Hemos podido trabajarlo para poder integrar a la Ciudad de México. Finalmente es parte de este sentido de pertenencia ya que hablamos de la identidad del carnaval como una expresión cultural del mismo estado”, finalizó Tabarez.

El Carnaval de Huejotzingo 2019 se realiza del 2 al 5 de marzo y tiene una duración entre cuatro a cinco horas, por día, entre la representación histórica, los tres momentos del carnaval y y posteriormente el desfile de los 17 batallones de los ocho barrios del municipio de Huejotzingo.

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios