X

Cultura Comunitaria, desplazada por Covid-19

El programa opera en 460 municipios pero no  llegará a la meta de  720; no ha sufrido recorte de 75% en gasto operativo

Cultura Comunitaria, desplazada por Covid-19
Actividades en un Semillero Creativo en Ixtapaluca, Estado de México. CORTESÍA: SECRETARÍA DE CULTURA
Cultura 08/06/2020 01:30 Sonia Sierra, enviada Actualizada 01:30
Guardando favorito...

 El Covid-19 ha obligado a que el programa Cultura Comunitaria –con acciones concebidas para realizarse en territorio— se concentre en una comunicación remota en todos los niveles, sin embargo se ha enfrentado con el limitado acceso que hay en el país a Internet: sólo 30% de los participantes activos en los Semilleros Creativos pueden acceder a través de computadoras y otro tipo de plataformas digitales e ingresar, por ejemplo, a videoconferencias. Es por esto que buena parte de las actividades programadas y de seguimiento se realizan vía WhatsApp y en algunos casos con visitas personales.

La evolución de la emergencia por la pandemia por el Covid-19 definirá qué tantos recursos ejercerá al final Cultura Comunitaria, que es el programa central de la secretaría de Cultura federal. A diferencia de otras instancias de la Federación y del sector Cultura mismo, en Cultura Comunitaria no opera el recorte que fijó el Decreto Presidencial; no ha sufrido una reducción de 75% de sus gastos operativos: lo que no se ha utilizado en trabajo de campo –porque no lo ha habido-- es su ahorro: 60 millones (hasta hace tres semanas), que es el 10% de su presupuesto; así lo dijo en entrevista Esther Hernández, directora de Vinculación Cultural.

Sobre cómo se trabajará en Cultura Comunitaria en los próximos meses la “Guía Básica de Reapertura de Espacios Culturales”, publicada el pasado jueves,  plantea, en términos muy generales, una reapertura gradual de actividades de los Semilleros Creativos, la promoción de estrategias de autocuidado; mayor comunicación entre distintas autoridades para suministrar equipo de protección y “canalización de casos”, así como el suministro a cada espacio de servicios como agua potable, estaciones de lavado de manos, y materiales de limpieza y desinfección, para no comprometer la salud de los participantes.

thumbnail_dsc_0023_1.jpg
CCU Tlatelolco, Ciudad de México

Aunque en 2020 sí creció en presupuesto, Cultura Comunitaria no crecerá este año en el número de municipios al que llega; si bien, la meta era 720, podrá operar en alrededor de 460. A la fecha, en los Semilleros hay 3 mil 600 participantes; en su primer año, 2019, tuvo 12 mil integrantes, según la Secretaría de Cultura.

Los recursos

Cultura Comunitaria tiene un presupuesto de 600 millones, que es una cifra cercana a la del presupuesto Fonca (680 mdp). De acuerdo con Esther Hernández, 40% de los 600 millones de Cultura Comunitaria se van en gastos operativos, eso significa que el dinero para sus gastos operativos asciende a 240 millones. Si a este monto se le recortara 75%, como manda el decreto Presidencial, entonces todo el programa sufriría un recorte de 180 mdp.

Hernández detalló en entrevista telefónica --hace tres semanas-- que 10% del presupuesto del programa no se había ejercido debido a que no se habían realizado las actividades en territorio, que este recurso era el que Cultura Comunitaria había regresado y que, “seguramente se direccionará a la Secretaría de Salud”.

“El presupuesto inicial contemplado era de 600 millones de pesos y lo que se va a hacer de ajuste al Presupuesto tiene que ver con lo que no estamos ejerciendo estos meses en territorio. Todo lo que no se está ejerciendo respecto a gasto operativo, producción, movilidad, etc., es lo que se reduce del presupuesto, lo que se ajusta. En lo que va de la contingencia, hemos dejado de ejercer aproximadamente 60 millones; dependiendo del tiempo que estemos todavía en esta circunstancia de distanciamiento será el monto que se ajuste”, dijo.

El recurso ejercido del 1 de enero al 15 de mayo por el programa Cultura Comunitaria  fue de 110 millones 400 mil pesos, precisó Comunicación Social de la Secretaría de Cultura.

Hernández no aclaró si está planteado que Cultura Comunitaria tenga una reducción específica, e insistió: “Lo que no se está haciendo en territorio es básicamente gasto operativo: materiales, gastos de producción, operación y traslados—”.

El 60% del presupuesto restante de Cultura Comunitaria se destina a cubrir el pago del llamado Capítulo 3000: “Tiene que ver con el personal contratado en campo, más todos los agentes culturales que participan en las actividades. Ése se mantiene”, recalcó  la funcionaria.

thumbnail_dsc_0031.jpg
Ecatepec, Estado de México

Trabajo de campo en línea

Aunque, propiamente actividades en territorio no hay, Cultura Comunitaria sigue operando de forma remota. “Hay modalidad a distancia en algunos casos a través de plataformas virtuales, pero en otras, donde por ejemplo no hay o la mayoría de las personas con las que trabajamos no tienen computador en casa o acceso a Internet, lo que se hizo fue a través de los promotores y maestros, que les dan una serie de materiales, de actividades para trabajar en casa”.

Hernández negó que se esté interrumpiendo el proceso de Cultura Comunitaria: “El hecho de que no haya presencia física no quiere decir que haya distanciamiento social y afectivo. Los maestros y promotores están dando seguimiento y continuidad, en el caso, por ejemplo, de los Semilleros Creativos, a las niñas y a los niños que tienen posibilidad de seguir actividades a través de plataformas digitales lo hacen. Los que no, en la mayoría de los lugares sí funcionan WhatsApp, entonces van mensajes con actividades a realizar durante la semana”.

Dos materiales, Carrete y Hojas al vuelo, que se presentan también como parte de la acción Contigo en la Distancia de la Secretaría de Cultura, son una serie de hojas que se distribuyen a través de Internet  y vía física, contienen las actividades a desarrollar en Cultura Comunitaria, para  los participantes de los Semilleros: cómo hacer una pancarta, cómo elaborar un papalote, qué es el equilibrio  y qué se puede inventar a partir de tal concepto, por citar algunos de ejemplos.

Entre otras acciones, Hernández resaltó la experiencia con la Orquesta Virtual Iberoamericana, que hace varias semanas se llevó a cabo, en vivo, con la participación de músicos de 12 países, entre éstos 23 seleccionados de los  Semilleros Creativos.

WhatsApp, dijo Hernández, es sólo una de las vías en los casos en los que no puede haber interacción vía virtual porque no tienen equipo. “No se están abandonando los trabajos”. Argumentó que ha habido que adaptarse a las circunstancias: “Habrá quienes puedan avanzar más, habrá quienes tengan mayores posibilidades de hacerlo, habrá quienes tengan menos, y en esos casos en los que tengan menos tenemos que buscar otras alternativas que son estas que sí implican con cuidado y sana distancia una presencia física para el seguimiento o que implican rondas semanales por parte de los maestros para ir viendo los avances”.

El personal de maestros, aseguró Esther Hernández, “prácticamente todo, un 80% tiene acceso a Internet”.  Y añadió: “No hay una sola actividad, persona o una comunidad del programa que haya dejado de reportar”.

Reconoció que este año en el programa no habrá crecimiento; están trabajando con 460 y creen que podrán llegar a 500 municipios, pero no a los 720 proyectados en un inicio.

-- ¿Cuál será el escenario para el segundo semestre de 2020?

Estamos a la expectativa del trabajo que se pueda hacer, de las recomendaciones de Salud, tenemos dos o tres escenarios. Donde, en  uno se siga sin poder salir a las calles y continuemos con la forma de trabajo que hemos tenido hasta ahora; el otro es –de la mano de la SEP cuando reanude clases— reanudar las clases de los Semilleros siguiendo los protocolos de Salud. Para  el tema de eventos vemos quizás un evento por estado, si las condiciones lo permiten.

-- Dos de las convocatorias de este año, Enlaces Operativos Territoriales y Operadores Estatales se suspendieron en el marco de la contingencia por el Covid-19, ¿se abrirán estas convocatorias?

Depende, si hay opción de trabajo en territorio sí; si no se puede será al siguiente año.
 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones