“¿Cuál Festival Cervantino?, ¿cuál fiesta?, no hay nada”

Cultura 15/10/2020 01:30 Xóchitl Álvarez / Corresponsal Actualizada 08:04

En Guanajuato, el inició del Festival en formato virtual pasó inadvertido. Para los sectores turístico y de comercio fue un día más; las calles con poca gente, sin fiesta ni visitantes

Guanajuato. —Con unos cuantos visitantes y el despliegue de decenas de policías estatales se levantó el telón de la edición 48 del Festival Internacional Cervantino (FIC) en un formato virtual que, para comerciantes y prestadores de servicios, representa lo mismo que nada.

“Este año el Cervantino valió madre”, comentó Emilio, promotor de transporte turístico.

En esta ocasión en los restaurantes de la ciudad predominaron las mesas vacías, los taxistas daban vueltas en busca de pasajeros, en los hoteles reportaron una ocupación de sólo 20% de su capacidad y para los comerciantes “fue un día más, como cualquier otro”.

En el famoso Teatro Juárez, con las puertas cerradas, el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo; y la directora general del Festival Internacional Cercantino y Circuitos Culturales, Mariana Aymerich, encabezaron el arranque oficial de la Fiesta del Espíritu en su formato virtual, en la que participarán 825 artistas de ópera, música, danza y teatro de 15 países.

“Este es uno de los festivales más importantes del mundo que hoy se reinventa en un formato virtual, debido a la contingencia sanitaria que vivimos. Un formato con el que estamos cuidando y protegiendo la salud de los artistas, organizadores y de los espectadores”, indicó el mandatario en la apertura.

El FIC virtual se llevará a cabo del 14 al 18 de octubre.

Emilio, el promotor de transporte turístico, dijo que se extraña el bullicio de los jóvenes en las calles, de los artistas y de la gente que consume en las tienditas, en negocios de comida y contrata servicios turísticos.

cult_cervantino_2_118086597.jpg
Aunque el FIC es virtual, el estado implementó un operativo con elementos policiales en el Centro y sus alrededores.

Pedro, comerciante de frutas en el Centro Histórico, señaló que no se siente el sabor a cervantino. “¿Cuál fiesta?, ¿cuál Cervantino?, no hay nada. Ahí está adentro”, dijo e indicó con su dedo índice en dirección al Teatro Juárez.

En el Callejón del Beso, un comerciante de helados comentó que ha sido mínima la afluencia de parejas para cumplir el rito, “antes se veía que llegaban y estaban beso y beso”.

Adriana, encargada de un hotel ubicado a una costado de la Universidad de Guanajuato, aseguró que ahora la situación es diferente; hay pocas personas hospedadas. “No es como antes que había muchísima gente en las calles, eventos callejeros, obras de teatro, gente caracterizada y filas para comprar boletos o entrar a los eventos”.

“No es como antes que había muchísima gente en las calles, eventos , obras de teatro, gente caracterizada y filas para comprar boletos o entrar a los eventos”

ADRIANA
Encargada de hotel

Noé Martínez, quien tiene 27 años de taxista, comentó que todo está muy tranquilo desde que empezó la pandemia. “Hoy la Central Camionera está vacía, nosotros nos damos cuenta cuando llega mucho turismo, porque siempre nos regresamos con pasaje y hasta ahorita todo ha sido normal”.

Rodrigo, estudiante de la UG e integrante de la Estudiantina, señaló que el ambiente cambió bastante al no tener la esencia del Cervantino presencial; pero, dijo, el Gobierno cumple con no pasar desapercibida la ocasión.

El joven artista resaltó que la ausencia del FIC en físico afecta en forma importante la derrama económica para la ciudad, en toda la cadena de servicios, restaurantes, bares, hoteles, transporte, guías de turistas y en el comercio de artesanías, prendas para recursos, y a la gente que ofrece diversión y entretenimiento.

El Museo Iconográfico del Quijote registró poca asistencia, comentó uno de los encargados, pero esperan que en los siguientes días aumente para que disfruten las muestras de artes visuales.

cult_cervantino_3_118086591.jpg
La mayoría de los negocios están vacíos sin el Cervantino presencial.

Familias tranquilas

La suspensión del Cervantino presencial, por otro lado, alegró a familias que tienen domicilios en las cercanías de recintos culturales y la zona Centro de la ciudad, porque después de mucho tiempo, este año no habrá personas tomando bebidas alcohólicas en la vía pública ni orinando en los callejones.

“Yo soy una de las personas que se quejaban del ruido, del excesivo vino que vendían, era un poco molesto para la gente que vivimos aquí, a veces no podíamos salir por tanta gente que había en el Centro”, comentó Ana Luisa Araujo.

Carmen Ibarra, de 50 años de edad, señaló que el cambio de formato de Cervantino a virtual tiene sus cosas buenas y negativas, sobre todo en la cuestión económica para la ciudad.

“Lo bueno es que ahora hay mucha tranquilidad, antes había mucha gente que sólo venía a dejarnos basura, donde quiera se hacían los jóvenes; había desorden”

CARMEN IBARRA
Vecina del sector de Embajadoras

“Lo bueno es que ahora hay mucha tranquilidad, otros años por el FIC había mucha gente que sólo venía a hacer tiradero, a dejarnos basura, donde quiera se hacían los muchachos, había mucho desorden”, dijo la vecina del sector de Embajadoras.

Juan Lorenzo, de 57 años de edad, opinó que los capitalinos ahora “estamos requetebién”, porque en el Cervantino hay mucho desorden.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado implementó un operativo con grupos de elementos policiales en el Jardín de la Unión, plazas, en los calles y callejones cercanos al Centro.

Comentarios