Las obras de Orozco, Rivera y Siqueiros que corrieron peligro en Chile

En Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente reúne 102 piezas en el Museo de Arte Carrillo Gil
Las obras de Orozco, Rivera y Siqueiros que corrieron peligro en Chile
Foto: EFE
06/12/2018
17:19
Mauricio López Arce
Ciudad de México
-A +A

En Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente se relatan los días de asedio y peligro que corrieron las obras de estos muralistas mexicanos dentro del Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile en 1973, cuando se desató el golpe de Estado chileno, pocos días antes de que fueran inauguradas.

Esta muestra rescata a través de las crónicas y apuntes de Fernando Gamboa, quien fuera curador de aquella exposición intitulada Orozco. Rivera. Siqueiros. Pintura Mexicana, el contexto en el cual la Colección Carrillo Gil estuvo en riesgo por el levantamiento armado que encabezó en Chile el general Augusto Pinochet.

“Hemos trabajado en esta exposición por muchos años. Esta misma muestra ha sido develada en Chile, Argentina, Perú e Italia, y se ha ido modificando en el trayecto a partir de los espacios que recorre. Hoy tenemos la oportunidad de apreciar los elementos que hacen posible esta investigación que no sólo habla de las piezas, sino de la relación diplomática entre Chile y México, y nos lleva a reflexionar sobre cómo el arte nos lleva por caminos muy sinuosos” dijo la directora encargada del Museo de Arte Carrillo Gil, Paula Duarte.

 


La muestra que se encuentra en el Museo de Arte Carrillo Gil, reúne 102 piezas, de los cuales 60 cuadros corresponden a los muralistas mexicanos José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, así como 62 piezas de la documentación de aquellos días en que la Colección Carrillo Gil viajó a Chile como resultado de las relaciones diplomáticas sostenidas por los presidentes de ambos países en aquella época: Luis Echeverría y Salvador Allende.

Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente es una resignificación del contexto en que la Colección Carrillo Gil permaneció expuesta a la destrucción del golpe de Estado chileno: “Esta colección también es una historia, y escribe sus propios relatos. Eso enriquece la lectura de las obras, más allá de sus contenidos intrínsecos. La historia de la colección es el contenido de esta exposición” dijo el curador Carlos Palacios para EL UNIVERSAL.

La exposición, instalada en el Museo de Arte Carrillo Gil, estará hasta el 5 de mayo.

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal