Ante críticas, INAH y Secretaría de Cultura derogan los lineamientos para la investigación arqueológica en México

Las instituciones culturales indicaron que hasta que no se genere un documento consensuado se aplicarán los lineamientos anteriores, que fueron publicados el 19 de abril del 2017  

Ante críticas, INAH y Secretaría de Cultura derogan los lineamientos para la investigación arqueológica en México
Investigadores del INAH descubrieron 119 cráneos que corresponden al lado oeste del Tzompantli (hilera o muro de cráneos), en el Centro Histórico. Foto: Archivo EL UNIVERSAL.
Cultura 08/06/2021 10:48 Redacción Ciudad de México Actualizada 10:48
Guardando favorito...

El 22 de abril, en la reunión del Comité de Mejora Regulatoria Interna fueron aprobados los lineamientos para la investigación arqueológica en México; sin embargo, esa nueva reglamentación ha sido criticada por arqueólogos de diferentes instituciones, porque señalan que fue hecha sin consultar al gremio, centraliza el poder, burocratiza los procesos y criminaliza a los investigadores. Ante esas críticas, esta mañana, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunciaron que esos lineamientos quedan derogados. 
 
“La Dirección General del INAH ha decidido iniciar el procedimiento para suspender los efectos normativos del documento aprobado el 22 de abril de 2021 en la reunión del Comité de Mejora Regulatoria Interna y publicado en la Normateca del INAH el 6 de mayo del mismo año. De manera que, en su defecto y hasta en tanto no se genere un documento consensuado mediante los canales y mecanismos establecidos para tal efecto, se repondrá la vigencia de los lineamientos anteriores, de fecha 19 de abril del 2017”, dijeron las instituciones a través de un comunicado. 

Lee también: Lanzan petición para derogar lineamientos de investigación arqueológica en México 
 
Si bien los lineamientos fueron aprobados el 22 de abril, fue hasta el 6 de mayo que se publicaron en la Normateca del INAH, desde entonces han sido criticados por investigadores como Leonardo López Luján, Eduardo Matos Moctezuma, Sara Ladrón de Guevara, Rodrigo Liendo, entre otros, a través de redes sociales, cartas al INAH, mesas de análisis y peticiones en Change.org.
 
“El nuevo documento es una colección inacabable de requisitos, de procedimientos burocráticos, de solicitudes de autorización, de prohibiciones, de plazos perentorios y, debo subrayarlo, de sanciones. Este documento, suscrito por el director general, es un ejemplo de la estructura vertical imperante en nuestra institución y de la falta de comunicación entre una oficialía que labora en el muy grato cuartel general y quienes vivimos en trincheras insalubres y nos exponemos día a día a un dramático frente de batalla, lo cual no es metafórico dada la violencia y la inseguridad que se arraigó en el país desde hace varias décadas”, indicó Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, durante la mesa “Nueva normatividad para la arqueología en México”, organizada por el Sindicato de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH, que se llevó a cabo la semana pasada. 

Lee también: INAH cambia reglas y limita investigación arqueológica  
 
Sin embargo, esta mañana, el INAH y la Secretaría de Cultura emitieron un comunicado conjunto en el que anunciaron que quedarán sin efecto los 58 artículos que conforman los lineamientos de la investigación arqueológica en México. 
 
Además expresaron que respetan las opiniones que discrepan con esa reglamentación y argumentaron que el documento tiene el propósito de incentivar y regular las prácticas inherentes a la investigación, conservación, protección y difusión en materia arqueológica en el país. En él se precisan los procedimientos, derechos y obligaciones de los investigadores titulares de los proyectos, con sustento en las leyes, reglamentos y la normatividad interna del INAH.
 
“La actualización responde al contexto actual de la práctica arqueológica en México, que se caracteriza por un creciente número de proyectos de investigación originados por el interés legítimo y encomiable de la comunidad científica, así como proyectos de intervención emergente, como rescates y salvamentos, que requieren la aplicación de recursos por parte de las entidades o empresas que llevan a cabo obras públicas o privadas, que demandan el acompañamiento arqueológico necesario, y la aplicación escrupulosa de las aportaciones de terceros”, dijo el INAH y la Secretaría de Cultura. 
 
Agregaron que la formulación de los Lineamientos “surgió del análisis de la realidad arqueológica, no solo a nivel institucional, sino nacional e internacional. Como cualquier reglamentación, estos lineamientos pueden ser debatibles y son sin duda perfectibles”. 

rad 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios