Suscríbete

El IMSS, en el camino correcto

Tuffic Miguel Ortega

En la evolución de sus servicios, el IMSS disminuye tiempos de espera, impulsa trámites digitales, mejora el abasto de medicamentos y amplía su infraestructura

El 19 de enero de 1943, el IMSS recibió la primera aportación del gobierno federal por la cantidad de 100 mil pesos, registró a la primera empresa y expidió la primera credencial de afiliación. Ese fue el día en donde se construyeron los cimientos para que, como mencionó Manuel Ávila Camacho en su toma de posesión, “las leyes de seguridad social protejan a todos los mexicanos en las horas de la adversidad, en la orfandad, en la viudez de las mujeres, en la enfermedad, en el desempleo, en la vejez, para sustituir este régimen secular que por la pobreza de la nación hemos tenido que vivir”. Hoy, 75 años después, podemos afirmar que el IMSS ha sido, es y seguirá siendo el Seguro de México.

Hoy celebramos este 75 aniversario trabajando en un proceso de transformación sin precedentes. Ante la adversidad financiera que ponía en riesgo la supervivencia del instituto al inicio de esta administración, hoy podemos decir que no sólo hemos logrado revertir la crisis, sino que además nos hemos dado a la tarea de comenzar un cambio estructural en la forma como el instituto ofrece sus servicios.

Esta evolución pone en el centro de todas nuestras acciones al derechohabiente. ¿Esto qué significa? 1) Disminuir los tiempos de espera y rezagos para la atención, 2) acercar los trámites y servicios por medios digitales a patrones y derechohabientes, 3) mejorar el abasto de medicamentos, 4) ampliar nuestra infraestructura y equipo médico, y 5) en términos generales, mejorar la calidad y calidez de nuestros servicios.

Diseñar un servicio centrado en nuestros derechohabientes significa que nuestras acciones se guían por las necesidades de nuestros usuarios.

A manera de ejemplo: el derechohabiente no necesita esperar por más de tres horas a que se libere un espacio con su médico familiar. Con la iniciativa de Unifila (pacientes sin cita) recibe atención médica en menos de 60 minutos con cualquier médico familiar disponible.

Asimismo, no tiene que fungir más como mensajero en la clínica, recabando firmas y sellos para poder obtener en un periodo de hasta siete días una cita con el especialista. Con la iniciativa de referencias, sólo necesita solicitar su cita y en menos de 30 minutos la tendrá.

Con el Programa de Cirugías de Fin de Semana se redujo el rezago en Traumatología y Ortopedia. En los primeros 20 meses, ya hemos realizado más de 14 mil cirugías.

Con la Estrategia de IMSS Digital, patrones y derechohabientes no tienen que ir físicamente a su clínica u oficina administrativa a realizar trámites. Hoy pueden realizarlos vía internet o a través de nuestra App IMSS Digital.

Con el programa más ambicioso de infraestructura y equipo médico invertiremos más de 18 mil millones de pesos en la construcción de 12 hospitales y 40 clínicas. Ya hemos inaugurado tres hospitales y se encuentran en proceso otros nueve, tales como Nogales, León y Tepotzotlán, entre otros.

Aún falta mucho por hacer, pero vamos en el camino correcto. Para los próximos años los principales retos del IMSS serán: 1) mejorar nuestros servicios frente al derechohabiente, y 2) pasar de un modelo curativo a uno que prevenga las enfermedades crónico-degenerativas que absorben una cantidad importante de nuestro presupuesto en salud.

Por todas estas razones y más, hoy festejamos nuestros primeros 75 años trabajando y poniendo en el centro de todas nuestras acciones al derechohabiente.
 

Director general del IMSS
TEMAS RELACIONADOS

Comentarios