Se encuentra usted aquí

Gabinete bajo la lupa

Gabinete bajo la lupa
27/05/2019
02:59
-A +A

Cuando el presidente dijo que la renuncia estridente de Germán Martínez al IMSS no sería la única y que “seguramente habrá más”, estaba anticipando que había comenzado una depuración de su gabinete que, a seis meses de tomar posesión, será objeto de ajustes, cambios y enroques, tal y como él lo planteó desde el arranque del gobierno. Con la salida de Josefa González-Blanco de la Semarnat, tras el episodio de un vuelo comercial que fue retrasado 38 minutos para esperar a la funcionaria, queda claro que López Obrador ha puesto “bajo la lupa” a varios de sus colaboradores que no han cumplido las expectativas o las metas que les impuso y que empezarán a causar baja del equipo presidencial.

Los nombres de quienes estarían “en la tablita”, a la espera de un error como el que cometió la ex titular de Semarnat o en una lista a los que de plano les dará las gracias el presidente, sólo los sabe él y su círculo cercano, pero en todos los casos, dicen en Palacio Nacional, los movimientos, bajas y renuncias tendrán que ver con la “falta de resultados” por el incumplimiento de metas o el retraso de programas que para este gobierno son prioritarios.

De las cinco bajas que se han dado en el gobierno de López Obrador, la de Semarnat es la primera “renuncia” que sugiere directamente el presidente, tras el escándalo en redes porque de la oficina de la secretaria pidieron “por orden presidencial”, según anunció el piloto a los pasajeros, que regresara de la pista de despegue un avión para que abordara la funcionaria. Las otras renuncias tuvieron que ver con personajes que no se adaptaron a los nuevos estilos de austeridad y recortes de la 4T, que no se entendieron con sus jefes inmediatos o de plano tuvieron diferencias con las políticas del nuevo gobierno. Es el caso de Clara Torres, que dejó la coordinación de Estancias Infantiles por desacuerdo con el cambio en el financiamiento directo a los padres de familia, o de Simón Levy quién renunció a la subsecretaría de Turismo por diferencias con el secretario Miguel Torruco y por estar en contra de los contratos por asignación directa entregados en esa área, o de Patricia Bugarín, quien dejó la Subsecretaría de Seguridad por desacuerdos con la estrategia del secretario Alfonso Durazo.

Veremos quiénes más se bajan o son bajados por el presidente en aras de mejorar el funcionamiento de su gabinete y apurar los resultados de las distintas áreas  en las prioridades que se ha fijado este gobierno. Por lo pronto, para entender mejor cómo opera el gobierno de López Obrador, hay una explicación que una poderosa funcionaria de la 4T comparte cuando le preguntan cómo funciona el actual gabinete federal del presidente: “Él (López Obrador) es un líder social, no un político, y tiene muy claras sus prioridades y programas que le interesan. De un lado del equipo estamos los técnicos, nuestra función es manejar bien los recursos financieros y garantizar que el dinero fluya para esos programas y prioridades; del otro están los políticos, que tienen que aplicar y administrar esos programas para que fluya la visión social del  presidente”.

Así que, técnicos o políticos, los que no cumplan las prioridades del presidente y no estén a la altura de los temas y programas que a él le importan para mantener su liderazgo social, o se van o los echan.

NOTAS INDISCRETAS…Tras la salida de Josefa González-Blanco, quien por cierto asumió “toda la responsabilidad” de la petición a Aeroméxico para retrasar el avión AM198 y negó que haya habido “orden presidencial”, como avisó el piloto según la denuncia en redes del pasajero Jorge R. Rioja, se desataron el sábado rumores sobre la llegada del ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco a la Semarnat. En cuentas de Twitter de varios periodistas se afirmó que era un hecho su nombramiento, pero hasta ayer Velasco lo negaba y aseguraba no haber recibido “ningún mensaje ni invitación del presidente ni de nadie del gobierno”. Incluso, quienes ya lo daban por hecho tuvieron que rectificar diciendo que siempre no habría nombramiento. Hoy se sabe que el nombre de Velasco sí fue soltado desde la oficina del Consejero Jurídico, Julio Scherer Ibarra, y que el ex gobernador sí estaba considerado por el presidente López Obrador, pero el grupo de Marcelo Ebrard se opuso y empujó a la subsecretaria Martha Delgado para ocupar la Semarnat, lo que desató una pugna interna que frenó el nombramiento. Incluso en el enfrentamiento, de un lado señalan que desde la cancillería se orquestó una campaña en redes contra el chiapaneco. ¿Qué decidirá el presidente?...Aunque en corto los gobernadores del PRI dicen que “no tengo candidato”, cuando se les pregunta por la elección interna de su partido y aseguran que se mantendrán al margen, varios de ellos traen sus flirteos con los aspirantes. Hace unos días, por ejemplo, en el restaurante La Torre de Castilla, en Polanco, se vio al campechano Alejandro Moreno Cárdenas, en animada plática con su colega sinaloense, Quirino Ordaz. Y aunque una comida no compromete, la pregunta es si los gobernadores priistas van o no a tomar partido en esta contienda interna y si lo harán por uno o por más aspirantes porque, a querer o no, los estados priistas serán un factor decisivo para cualquiera de los aspirantes…Los dados mandan Escalera doble. La semana promete.

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.