Métodos de compra en línea

Ricardo Blanco

#LaVozDeLosExpertos

“Remember – Every ‘Mistake’ a user makes is not because they’re stupid, but because your website sucks”. ―Peep
Laja, Fundador de ConversionXL

Se acercan ‘El Buen Fin 2018’ y el ‘Hot Monday’, así que debemos estar listos para utilizar los beneficios que se ofrecen en las plataformas digitales de la manera más segura. Uno de los primeros pasos, después de cuidar el presupuesto familiar y considerar la capacidad de endeudamiento, es no estar metiendo la misma tarjeta en cada sitio en que se encuentra una oferta con el producto que se busca. Aunque puede parecer sencillo, tienen que ver algunas cuestiones de seguridad más allá de los logotipos en el sitio.

La mayoría de los navegadores como Chrome, Firefox o Safari muestran un candado a un lado de la dirección del sitio web (donde se pone el www), donde uno puede conocer el nivel de seguridad del sitio que visitamos. Una cosa a considerar es que la mayoría de los sitios serios ya utilizan el Protocolo Seguro de Hiper Texto (HTTPS - Hyper Text Transfer Protocol Secure) que es la versión segura de HTTP, el protocolo sobre el cual se envían los datos entre el navegador y el sitio web al que está conectado. La 'S' al final de HTTPS significa 'seguro'. Entendemos seguridad en este caso como que todas las comunicaciones entre el navegador y el sitio web están encriptadas. De hecho, desde el mes de julio de 2018 el navegador Chrome marca como no seguros los sitios que no utilizan este protocolo.

Tenemos mercados abiertos en que un vendedor sube la foto del producto que quiere vender a una plataforma como eBay y otros pueden encontrarlo. Alrededor del tema de las plataformas viene el del pago. ¿Cómo pagar de manera segura al que vende y obtener lo que pedí? Hay soluciones en el que el mercado mismo se vuelve administrador del dinero, pero piénsenlo dos veces antes de utilizar MercadoPago ya que, en mi experiencia personal como comprador, cuando no reconocen un depósito básicamente serán ustedes hablándole a las paredes.

La otra opción, cada vez más popular y con mayor cantidad de productos, son sitios que ya son como supermercados que comercializan artículos de sus socios de negocio e, incluso, hasta rentan su plataforma de e-commerce y manejo de bodega para vender: Amazon es el claro ejemplo, aunque Walmart ha hecho avances interesantes. En estas plataformas, por lo general, solo introduces los datos bancarios una única vez y listo, se automatiza el proceso de compra. Pero no todos van a vender con Amazon (¡por suerte!, se requiere competencia).

Es así que contamos con una presencia consolidada de servicios financieros digitales como PayPal, y también algunos bancos se han sumado al #ruidoblanco de alternativas para mantener seguras las tarjetas que utilizamos para comprar en línea. Algo que me encanta de las soluciones de PayPal es que enfocan muchos recursos a temas de seguridad, además de que dan soluciones interesantes a las plataformas que quieren manejar pagos con ellos. Otras opciones de seguridad para las tarjetas las encontramos en aplicaciones como Citibanamex Pay, que te da opciones para pago en terminal con NFC (acercando el celular) o una que me gusta mucho, pago en línea.

En las opciones de pago online se usa un número específico por transacción que es rastreable y dura un tiempo determinado. Este sistema protege la tarjeta física, la numeración y al usuario en el campo que no vemos de Internet.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios