Donde Morena pierde sus casillas

Raúl Rodríguez Cortés

Una encuesta nacional ordenada por la Presidencia para conocer las preferencias en las elecciones para el Senado de la República le da a la coalición Morena-PT-PES doce estados, a la del PAN-PRD-MC otros doce, a la del PRI-Verde-Panal dos, al PAN por sí solo uno y a un candidato independiente otro. En los restantes cuatro estados registra empates técnicos, todos ellos de la coalición “Juntos haremos historia” con “Por México al Frente” (en dos casos) y con “Todos por México” (en los otros dos).

La titulada Segunda Encuesta para el Senado de la República, con fecha 7 de mayo de 2018, proyecta el triunfo de la coalición encabezada por Morena en Chiapas, CDMX, Guerrero, Edomex, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Aquí se encuentran tres de los cinco estados con el mayor número de votantes: el Estado de México, Veracruz y la Ciudad de México. Los otros dos, Jalisco y Nuevo León, se reparten entre el voto independiente y el del PAN por sí solo, respectivamente.

 Los doce estados en que se proyecta el triunfo de la coalición del PAN-PRD-MC son: Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán.

Los otros dos que se decantan por la coalición que encabeza el PRI son Campeche y Colima; y los que están técnicamente empatados por tener una diferencia menor a los dos puntos porcentuales son Baja California (entre el Frente y Morena), Hidalgo (entre Morena y el PRI), Puebla (entre Morena y el Frente) y Sonora (entre Morena y el PRI).

Entre las varias lecturas que nos permite este ejercicio demoscópico, está la que delinea la preferencia electoral por regiones del país. Se reafirma que Morena tiene su principal fuerza en importantes estados del centro del país y prácticamente en toda la región sur-sureste, mientras que sigue abajo (aunque ya como segunda fuerza política) en otros estados del centro y del norte-noreste del territorio.

Esos estados son los que corresponden a las circunscripciones electorales 1 y 2, que son las que AMLO encargó para trabajar la estructura a dos de sus pesos pesados, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, respectivamente.

La uno, a cargo de Ebrard, está conformada por Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora. En la dos, a cargo de Monreal, están Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas. Se trata, prácticamente, de las mismas entidades que, de acuerdo con la encuesta aquí referida, se decanta por la coalición PAN-PRD-MC, además de ser en las que históricamente han ocurrido dos cosas: las maniobras priístas para distorsionar el sentido del voto y la falta de estructura de Morena para vigilar todas las casillas instaladas.

De hecho, los estrategas de López Obrador tienen este dato: de las 32 mil casillas que se instalarán en la circunscripción dos, 12 mil, es decir, 33%, son consideradas críticas o bien porque son susceptibles de alquimia electoral o bien porque no han podido ser adecuadamente vigiladas.

Monreal, el responsable de la estructura en las circunscripción dos, asegura, no obstante, que  Morena tendrá listo, en poco menos de un mes, el ejército de representantes de casillas que vigilarán la totalidad de las instaladas en el país. Por otra parte, afirma que el movimiento ha crecido en esos estados históricamente reticentes. Tanto él como Ebrard ha recibido una instrucción clara del candidato presidencial de su partido: no confiarse y operar sin triunfalismo.

INSTANTÁNEAS: 1. SOBRESALTO, y muy grande, es el que se registra en la coalición “Por México al Frente”, en relación a la candidatura de la perredista Alejandra Barrales. La encuesta de seguimiento que realiza Massive Caller registra que ya fue desplazada al tercer lugar de las preferencias por el aspirante del PRI, Mikel Arriola, quien ya le saca hasta ocho puntos porcentuales, La morenista Sheinbaum permanece a la cabeza (39.62%), seguida del candidato tricolor (23.44%) y después Barrales (15.43%).

2. ¿NI UNO DE NUEVE? De acuerdo con la encuesta telefónica de Massive Caller, el PRI no ha podido colocarse a la cabeza de las preferencias en ninguno de los nueve estados donde habrá elección de gobernador. Morena aventaja en cuatro (Chiapas, CDMX, Morelos y Tabasco); el Frente en tres (Guanajuato, Veracruz y Yucatán); Movimiento Ciudadano en Jalisco; y en empate técnico Morena y el Frente en Puebla. Donde se asegura que un buen desempeño de gobierno pesa más que la desprestigiada marca PRI es en Yucatán, donde el tricolor buscará con todo rescatar la única gubernatura a su favor en la jornada del primero de julio.

3. ¿TRAICIÓN? Acaso el referido sobresalto explique un poco el por qué Ricardo Anaya, candidato presidencial frentista, se negara a confirmar que, de ganar las elecciones, nombraría a Miguel Ángel Mancera como jefe de gabinete de su proyectado gobierno de coalición. Al ex jefe de gobierno aún le falta saltar la impugnación a su candidatura al Senado que deberá resolver el tribunal electoral en las próximas horas, lo que quizás influyó también en el ánimo de Anaya, quien se estaría inclinando por Dante Delgado en esa posición.

 

[email protected]
@RaulRodriguezC, raulrodriguezcortes.com.mx

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios