Suscríbete

La poca memoria y la deslealtad

Nelson Vargas

Se trata de personas que lograron cambiar a la natación de México en forma increíble

Es una vergüenza lo que está haciendo el presidente de la Federación Mexicana de Natación, una inexplicable decisión a la que solamente le puedo encontrar una sed de revancha personal que terminará por afectar a lo que se supone, le debe importar más, sus nadadores. Este personaje ha tomado la decisión de destituir a un grupo de técnicos, que tiene dos años trabajando para mejorar el deporte que tanto le apasiona. 

Este grupo, hay que recordáselo porque parece que no lo tiene claro, ha trabajado intensamente sin recibir un solo centavo de sueldo. Comandados por Tina Vidal, estos verdaderos profesionales han dado su tiempo voluntariamente. Pero no es un grupo que  se formó porque sí o por caprichos. Fue una labor para concentrar a los mejores entrenadores del país, quienes con base en sus resultados y  seleccionados nacionales se ganaron ese lugar. 

Se trata de personas que lograron cambiar a la natación de México en forma increíble; los resultados están a la vista, todos los conocen. Solamente hay que recordar los Centroamericanos de Barranquilla con las 43 medallas, 15 de oro; además de los 15 récords de la región y otros 23 nacionales.

Y los echan sin una explicación, más que un documento en el que se avisa que no forman parte del equipo y que llegarán otros… ¿quiénes mejor que ellos para seguir con este ciclo olímpico?

¿Quiénes mejor que ellos que se dedicaron en cuerpo y alma a planificar a la natación mexicana y que han dado dos años siendo lo mejor que le ha pasado a la gestión de este visceral presidente? Un señor que jamás en su carrera había tenido tanto éxito en esta disciplina, y quien ahora, con la mano en la cintura desmiembra totalmente a la Comisión Técnica. Qué mal por los nadadores mexicanos. 

Me parece que lo sucedido en Guadalajara no debería ser el pretexto de la destitución, sino otras politiquerías que algún día saldrán a la luz. Es triste lo que está pasando y lo más lamentable es que los únicos afectados, como siempre, serán los nadadores, a quienes me queda claro que no escuchan para nada.

Este grupo, insisto, ha trabajado fuerte de cara al ciclo olímpico de Tokio. Ojalá la máxima autoridad deportiva de nuestro país reciba a estos técnicos, a su directora y que se aclare toda esta situación que está generando este hombre, quien así se ha comportado en toda su gestión. Sé que ellos seguirán a disposición para mejorar la natación de nuestro país, porque no lo hacen por dinero, sino por el amor al deporte, lo que otros personajes no entienden 
ni entenderán.

En verdad, una increíble actitud y prepotencia... 

[email protected]

Comentarios