Se encuentra usted aquí

Apuntes de la Federación Mexicana de Natación

Los 400 nadadores que se retiraron no lo hicieron a título personal, sino por una decisión de sus respectivas asociaciones
Apuntes de la Federación Mexicana de Natación
15/02/2019
00:00
-A +A

En días recientes, la Federación Mexicana de Natación publicó un comunicado en el que concede el derecho a los nadadores del Estado de México y  Baja California a participar en la Olimpiada Nacional, como si antes no lo hubieran ganado.

Si no fuera un tema tan delicado provocaría  risas, ya que este grupo de directivos, con su presidente a la cabeza, al parecer se han creído dueños de un deporte tan vasto como la natación, pero más que eso, de los atletas que dedican su vida a la práctica.

¿Qué derecho están concediendo? ¡Ninguno! Ellos lo ganaron con su esfuerzo y sus marcas en la alberca de Guadalajara,  que no fue debidamente atendida para impedir lo que sucedió. 

Los 400 nadadores que se retiraron no lo hicieron a título personal, sino por una decisión de sus respectivas asociaciones; por ello, varios decidieron seguir compitiendo, pues así se les había informado, ya que cada quien decidiría si se arriesgaba a seguir en el campeonato. Sin embargo, en represalia, aun cuando no eran culpables de algo, el presidente de la FMN no les permitió que continuaran, en un total abuso de poder, esa extraña cualidad que impide el razonamiento lógico y que mueve a decisiones apresuradas y erróneas, como prohibirles continuar en el campeonato.

Castigar a los que nada tienen que ver con el retiro de dos asociaciones del Campeonato de Guadalajara es una aberración y decir que están perdonados es una falta de respeto, ya que no había fuerza legal para llegar a ese extremo. Es lamentable que personalidades importantes de la natación mexicana, como Felipe Muñoz y Maritere Ramírez, se hayan dejado utilizar para esta pantomima, cuyo máximo responsable es el señor Kiril Todorov. 

Todos sabemos que tanto el COI como la FINA sólo sancionan atletas por la evidencia que ofrecen los laboratorios por el consumo de sustancias prohibidas, nunca por asuntos de carácter administrativo o de otra índole, como lo sucedido en Guadalajara, en lo que ningún nadador tuvo la menor responsabilidad. 

Las asociaciones de natación de los estados deben hacer conciencia del mal manejo de estos directivos, quienes tomaron otras decisiones erróneas, como la disolución de la Comisión Técnica, a pesar de los resultados en Barranquilla 2018.

¿Por qué lo hizo? 

Para tapar los problemas de Guadalajara, casi inculpándolos de aquellos sucesos, más administrativos que técnicos. 

Hay muchos otros temas importantes para las asociaciones que debieran ser motivo de análisis. Hoy, la FMN no tiene programas metodológicos ni pedagógicos que  orienten la preparación de los nadadores desde edades tempranas y hasta llegar al alto rendimiento. Hoy, la FMN está más dedicada a la comercialización del producto natación que a la proyección y formación. 

¿Será que la FMN se convierte en empresa de servicios, como muchas entidades de la natación mexicana lo hacen? La pregunta sólo la pueden responder quienes ostentan la dirección de este deporte, al cual están llevando por un camino equivocado.  

[email protected]

Comentarios