Se encuentra usted aquí

Armemos otra Selección

De preferencia, una que sea definitiva para ir a la Copa del Mundo. Con eso de que todos somos entrenadores, seguro no les costará trabajo
02/02/2018
00:32
-A +A

Sí, hagámoslo. Invito a los entusiastas que tomen lápiz y papel para hacer su nueva lista de convocados. De preferencia, una que sea definitiva para ir a la Copa del Mundo. Con eso de que todos somos entrenadores, seguro no les costará trabajo.

Pero elabórenla a partir de la enorme premisa que a una Selección van los que en mejor forma se encuentren y, por ende, los que sí juegan. ¿Por qué eso es lo que tanto se critica, no? Qué cómo es posible que vayan a la Selección los mismos de siempre, sin importar si son o no titulares en sus equipos o si juegan tan sólo algunos minutos.

Bien. Partiendo de esta base de muchos haters...  (ya ni chingo, a mis 43 utilizando términos de millennial... bueno, me quedé a generación y media de ser uno, tan jodido no estoy)... en fin, iniciemos descartando a los jugadores que encajan en esos criterios:

Diego Reyes y Héctor Moreno, porque no juegan.

Héctor Herrera, Jesús Tecatito Corona, Raúl Jiménez, Miguel Layún, porque no son titulares y juegan de vez en cuando. Y ya no hablamos de las desproporcionadas críticas hacia Javier Hernández.

Marco Fabián, porque ha estado lastimado y no tendrá ritmo.

Carlos Vela, Giovani dos Santos y Jona por que han estado de vacaciones y no tienen ritmo.

Con Memo Ochoa ningún chile les embona, diría aquel. Cuando juega, porque está en una liga de bajo rendimiento y se come muchos goles, y cuando está en la banca, pues porque está en la banca.

Del mercado nacional muchos exigen castigo a Oribe Peralta y Jesús Corona por haber rechazado el llamado. Súmenle otros tres o cuatro a los que se les cuestiona su nivel.

Gran ejercicio. Según sus criterios son 17; sí, 17 futbolistas que no merecerían estar en el Tri ¿no? Bien, ya detectaron a quienes no quieren o no merecen estar. Ahora les toca encontrar llenar esos espacios... seguro tienen los nombres en la punta de la lengua, así que no tendrán problemas para conformar un mejor equipo... y cuando lo tengan me avisan. Yo aquí los espero, sentadito y juicioso.