Se encuentra usted aquí

Negocio de mil 800 mdp enfrenta a empresas afines a Mancera y Ebrard

Considerado el centro de intercambio comercial más grande de América Latina, la Central de Abasto de la CDMX fue una de las áreas prioritarias para Miguel Ángel Mancera
22/10/2018
01:25
-A +A

Un negocio de mil 800 millones de pesos por la operación de los espacios de estacionamiento de la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda) tiene enfrentadas a empresas afines a los ex jefes de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard.

Considerado el centro de intercambio comercial más grande de América Latina, con un nivel de transacciones de alrededor de 9 mil millones de pesos al año, la Central de Abasto de la CDMX fue una de las áreas prioritarias para Miguel Ángel Mancera, por lo que durante gran parte de su gobierno envió a administrar el negocio a uno de sus amigos y hombres de mayor confianza: Julio César Serna.

El mayor de los Serna Chávez se encargó de reestructurar las operaciones del centro de distribución y de abrir la puerta de las concesiones a nuevos jugadores del mercado, diferentes a los que operaron durante la administración de Marcelo Ebrard, especialmente en el área de operación de los 3 mil 224 cajones de estacionamiento, del peaje de los 60 mil vehículos que ingresan al lugar y de los servicios sanitarios del casi medio millón de personas que circulan por sus pasillos.

Las compañías N3ERL, Cupkiris L & N, Comercializadora de Productos Saludables GHEMM, Lugar 42 y Arrendadora AGU firmaron contratos con el Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto (FICEDA), cuya vigencia vence el 1 de febrero de 2027.

Sin embargo, la llegada –en marzo de 2017– de Sergio Palacios Trejo a la Coordinación General de la Central de Abastos, ya en el ocaso de la administración de Mancera, generó cambios. En principio, el nuevo directivo promovió un juicio de lesividad ante el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, que preside Yasmín Esquivel Mossa, para revocar el contrato que mantenía el FICEDA con las empresas concesionarias. La medida se hizo efectiva en enero del presente año.

Como era de esperarse, dos días después de la anulación de las concesiones, el coordinador General de la Ceda, quien ostenta también el cargo de administrador del Fideicomiso, otorgó permisos administrativos temporales a otras empresas, entre las que destaca Copemsa, de Jorge Martínez, a quien le encargó la operación de los estacionamientos.

Copemsa es una compañía que expandió sus negocios de la mano de la familia Ebrard; primero cuando Alberto y Eugenio eran influyentes directivos en México de la transnacional Walmart, y después con el arribo del próximo canciller mexicano a cargos de influencia en la administración capitalina, cuando se impulsó la liberación de las tarifas de estacionamientos y se endurecieron las sanciones para los vehículos que se estacionaran en la calle.

Por eso no resulta extraño que una vez que Miguel Ángel Mancera se lanzó en busca de su actual senaduría y que el escenario se prepara para el regreso de Marcelo Ebrard, Copemsa haya sido nuevamente la firma elegida para administrar los espacios en los que más de 4 mil tráileres realizan diariamente operaciones de carga y descarga.

Los proveedores afectados promovieron un recurso ante el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa, Juan Carlos Guzmán Rosas, quien a través del dictamen 1078/2018 señaló que las empresas deben volver como concesionarios de la central.

La resolución fue dictada el 12 de octubre, luego de que N3ERL, compañía que administra estacionamientos y puentes, cubriera una garantía cercana a 540 mil pesos. Sin embargo, parece que el camino de esta firma para recuperar su concesión aún está lleno de obstáculos, pues la misma Copemsa, con la intervención de Palacios, logró una nueva medida cautelar en los tribunales, la cual mantiene en al aire el negocio de mil 800 millones de pesos anuales.

Hoy se llevará a cabo una audiencia para que el Vigésimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa determine qué grupo empresarial se quedará con la jugosa contratación.

PensionISSSTE, opaco. En esta columna hemos dado puntual seguimiento al pleito legal entre ICA y el PensionISSSTE, tras la fallida inversión que hizo el administrador de las cuentas individuales de los trabajadores en la constructora mexicana en 2015, a pesar de haber sido alertado por integrantes del Comité de Inversiones del organismo.

Resulta que, además de que se sospecha que las inversiones en ICA se hicieron en contubernio con una casa de bolsa para obtener las jugosas comisiones, hay elementos adicionales que revelan, por lo menos, un posible conflicto de interés.

José María de la Torre Verea, ex titular de Pensionissste y quien propuso y defendió las inversiones por casi 500 millones de pesos en ICA, es amigo incondicional de Luis Videgaray, el ex secretario de Hacienda. Incluso tienen una relación de compadrazgo.

Por si fuera poco, Isabel Margarita Messmacher, hermana del subsecretario de Hacienda Miguel Messmacher –también un amigo incondicional de Luis Videgaray–, es la subdirectora jurídica de Pensionissste, quien está llevando el pleito legal junto con el abogado favorito del gobierno federal y de Videgaray: Vicente Corta.

 

 

 

En la Central de Abasto las transacciones oscilan los 9 mil millones de pesos al año. FOTO: ARCHIVO/EL UNIVERSAL


Twitter: @MarioMal Correo: [email protected]

Mario Maldonado
Mario Maldonado es periodista de formación. Se graduó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y se ha especializado en asuntos de negocios, finanzas y economía en instituciones de México y...

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN