Jaques dados por caballos y otras bestias

Javier Vargas

La palabra jaque, en ajedrez, designa una amenaza al rey enemigo. Cuando ocurre, éste debe desplazarse a otra casilla, cubrirse con alguna de sus piezas o, si puede, capturar a la que amenaza

La palabra jaque, en ajedrez, designa una amenaza al rey enemigo. Cuando ocurre, éste debe desplazarse a otra casilla, cubrirse con alguna de sus piezas o, si puede, capturar a la que amenaza. Jaque continuo es el que se da reiteradamente, sin que el rival pueda evitarlo.

Acaso por eso un personaje de la obra Götz von Berlichingen, acto II, del escritor y ajedrecista alemán Johann W. Goethe (1749- 1832), lamenta: “Preferiría oír fúnebres campanas y aves del mal agüero y, hasta la voz de la conciencia, ese gruñidor perro de guardia,… antes que el continuo grito de ¡jaque al rey! dado por alfiles, caballos y otras bestias.” 

ajedrez_0.jpg

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios