Sólo para mujeres

Irene Levy

En febrero de 2019, saldrá del Instituto Federal de Telecomunicaciones la única mujer que hoy integra el Pleno de 7 comisionados. El proceso de designación para sustituirla está definido en la propia Constitución, es el llamado Comité de Evaluación —integrado por los titulares del Banco de México, Inegi e INEE— el que lleva a cabo la selección que inicia con la publicación de una convocatoria que incluye la valoración curricular, así como un examen a los candidatos. Posteriormente, el Comité integra una lista con tres a cinco nombres que propone al Presidente de la República, éste elije uno y lo somete a aprobación de las dos terceras partes del Senado. Este proceso ya le tocará a la nueva administración.

Así, las semanas próximas, el Comité estará publicando la convocatoria respectiva y uno de los temas que debe preocuparnos es la posibilidad de que el Pleno de el IFT pueda llegar a estar integrado sólo por hombres. ¿Qué opina?

Véamos, el Comité de Evaluación no tiene el mandato expreso de garantizar la equidad de género en la integración del IFT como sí existe, por ejemplo, en el caso de la conformación del Inai o en el de las candidaturas a legisladores federales y locales, desde las reformas constitucionales de 2014 gracias a la cual tendremos, por primera vez en la historia, un Congreso federal paritario a partir de la siguiente legislatura; también en el caso del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, la ley establece que se debe procurar que prevalezca la equidad de género al conformar dicho Comité.

Casualmente, aunque el legislador no estableció el criterio de equidad de género en la integración del órgano máximo del Instituto, es decir, su Pleno, éste criterio sí es aplicable hacia el interior del organismo, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión ordena la creación de un sistema de servicio profesional del IFT que “debe procurar la igualdad de género” y reservó la aprobación de ese sistema al Pleno del organismo que, a partir del siguiente año, podría estar integrado sólo por hombres, ridículo. 
Pero la ausencia de un mandato expreso no quiere decir que el Comité de Evaluación no pueda adoptar medidas que refuercen la igualdad de género cuando ello sea necesario, lo que nuestro marco jurídico reconoce como acciones afirmativas que, conforme a la definición de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, son “medidas de carácter temporal correctivo, compensatorio y/o de promoción, encaminadas a acelerar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres”, como puede ser el establecimiento de cuotas para grupos generalmente infra-respresentados en cargos de alto nivel.

De esta forma, el Comité de Evaluación podría y debería emitir una convocatoria que permita exclusivamente la participación de las mujeres en esta ocasión, lo que sería preferible a emitir una convocatoria abierta pero simulada, en la que participen hombres a sabiendas de que se elegirá una mujer, o peor aun, una convocatoria en la que, por cualquier motivo, pueda derivar en la integración de un pleno del IFT conformado sólo por hombres, posibilidad que se cortaría de tajo si se convoca únicamente a mujeres.

Hay que admitir que una convocatoria en la que sólo se acepten mujeres, no garantiza que la persona más preparada o con más conocimientos ocupe el cargo, pues se dejaría fuera a un sector de la población del que probablemente pudiera surgir un mejor candidato en términos de conocimientos o experiencia, pero esto tampoco se garantiza actualmente pues ni el procedimiento es el ideal, como ya lo he dicho en otras ocasiones, ni el candidato con mejor resultado en cuanto a conocimientos según el propio proceso del Comité, es el seleccionado para ocupar el puesto, entonces ese argumento tampoco debería servir como justificante para lanzar una convocatoria mixta.

Yo propongo al Comité que emita una convocatoria sólo para mujeres. Parece una medida radical, pero no injustificada, particularmente en un sector como el de las telecomunicaciones que requiere de más participación de mujeres en todos los niveles, especialmente en altos cargos; en el caso particular, la evidencia tampoco ayuda mucho, si revisamos los principales puestos directivos del IFT, considerando la titularidad de la Secretaría Técnica del Pleno, de la Coordinación Ejecutiva, de la Autoridad Investigadora, así como de todas las Unidades y Coordinaciones, encontramos que de los 17 cargos, únicamente 4 son ocupados por mujeres.

Así las cosas, el Comité de Evaluación tiene la oportunidad de sentar un precedente importante para abonar a la equidad de género en la conformación de organismos públicos y poner el ejemplo a otros sectores e instituciones, sólo con acciones de este tipo lograremos transitar hacia un pais libre de eventos, como el reciente sobre lactancia materna que trascendió porque todos sus ponentes eran hombres.

EN LA SOBREMESA.

Hablando de mujeres, una gran noticia se dio a conocer la semana pasada con la postulación de Salma Jalife como Subsecretaria de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) de la SCT en la siguiente administración. Salma es una mujer de probada experiencia y gran reconocimiento en el sector, y la transformación de la actual Subsecretaría de Comunicaciones en una Subsecretaría de TICs, hace suponer que se concentrarán bajo su guía políticas públicas que separó la administración de Peña al enviar la materia de inclusión digital universal a un brazo de la oficina de la Presidencia de la República, polítizando el tema y desaprovechando una oportunidad única en un periodo en el que era importantísimo el crecimiento, una vergüenza. El costo de oportunidad fue muy alto, se perdió mucho tiempo y muchos recursos. Con esta nueva estructura institucional en el sector, será interesante ver la dinámica que se dará entre la subsecretaría y el órgano regulador bajo la nueva perspectiva administrativa que pondrá sobre la mesa el gobierno de López Obrador y de la cual aún no sabemos qué papel jugarán los organismos constitucionales autónomos. Por lo pronto, es una estupenda noticia que Salma tenga un lugar tan relevante en la próxima administración. 

Presidenta de Observatel, profesora de la Universidad Iberoamericana,
miembro del Comité de Participación Ciudadana del SNA.
Este artículo refleja su posición personal
@soyirenelevy

Comentarios