La IA de Docs Grammar

Herles Velasco

La Inteligencia Artificial tomará un importante papel en el uso adecuado de la gramática de los textos.

El descuido en el dominio de la ortografía y la correcta redacción no es culpa de la escritura abreviada de las nuevas tecnologías, como muchos argumentan en su propia defensa. Hace unos años, el académico Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador de la Ortografía Básica de la Lengua Española, responsabilizó de estos males a la falta de horas de calidad en las clases de español de los niños.

La costumbre de comunicarnos mediante mensajeros o escribir en plataformas de redes sociales debería ser un aliciente; sin embargo, el uso de emojis, emoticones, y la moda de las palabras alteradas en su estructura (que luego sacamos de esos contextos sociales), ha hecho muy complicado el trabajo de los miembros de la RAE que, como Salvador Gutiérrez, siguen defendiendo a capa y espada el correcto uso y escritura de las palabras.

Todos los que trabajamos con estudiantes nos hemos topado con argumentos como que escribiendo en mayúsculas no son necesarios lo acentos, o el que defiende a la autocorrección de Word. Sin embargo, los confiados en esta alternativa no saben que es una solución ortográfica parcial, pero nunca corrige sintaxis o gramática.

Pensando en ello, hace unos días Google dio a conocer su nueva herramienta Docs Grammar, diseñada para guiar a los usuarios en la escritura de reportes, textos o correos electrónicos buscando que en sus contenidos no existan errores gramaticales. El corrector se distingue de Grammarly, un socorrido corrector y traductor para Chrome, porque éste sólo se encarga de corregir palabras mal escritas y algunas veces marca palabras repetidas, mientras que Docs Grammar cuenta ya con la capacidad de hacer modificaciones gramaticales a través del reconocimiento de errores y sugerencias que buscan que el texto quedé impecablemente redactado.

Ayudándose de los múltiples beneficios de la Inteligencia Artificial, la que como ya hemos comentado antes, está siendo capaz de escribir libros, pintar cuadros y busca cada día pensar por sí misma, Docs Grammar podría intervenir en la redacción con el claro objetivo de que ésta tenga sentido a partir de una función que consistirá en subrayar la palabra o frase en azul, para que el usuario de clic y tenga algunas notas y sugerencias del programa que le explicará el error detectado y las posibles alternativas, aunque esta función aún no está confirmada, por lo que la otra opción es que funcione a partir de una lógica similar a Google Translate, sin embargo la Inteligencia Artificial tomará un importante papel en el uso adecuado de la gramática de los textos.

Docs Grammar será lanzada en un inicio sólo para los usuarios de G Suite y posteriormente estará disponible para el resto de las personas interesadas en mejorar el aspecto de sus mensajes de texto, correos electrónicos o cualquier otro recurso en el que redactar sea un punto importante.

La ventaja de la herramienta es que no sólo será de autocorrección, sino que buscará ayudar a los usuarios retroalimentándolos para que comprendan sus errores habituales al redactar cualquier tipo de textos, sean éstos incluso menos formales, o pensados para las redes sociales.

@Lacevos

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios