Se encuentra usted aquí

Energía eléctrica, CFE, mercados y finanzas públicas

15/02/2019
02:32
-A +A

Los datos más recientes publicados en el portal de la Secretaría de Energía (SE) dan cuenta del predominio de las termoeléctricas en la generación de electricidad. Sin considerar la electricidad generada por permisionarios, las termoeléctricas representan 67.6% del total de generación en el país. Los datos incluyen en un solo segmento lo generado por estos medios en CFE, más lo que compra a los productores independientes de energía, sin distinguir la estadística específica sobre generación por medio de ciclo combinado. Además se debe añadir que el autoabastecimiento y por lo menos una parte de la cogeneración también utilizan ciclo combinado para generar electricidad. En suma, es claro que en el país hay un amplio dominio de generación de electricidad utilizando tecnologías que pueden ser calificadas de convencionales. También se puede sostener que no dominan las tecnologías limpias y menos aún que se genere electricidad con fuentes renovables con cierto peso y con una tendencia al crecimiento.

Según la prospectiva que elaboró la SE en el anterior gobierno no se modificaría sustancialmente el patrón de generación de electricidad, al punto que la generación de electricidad con base en gas natural representaría al final de la siguiente década alrededor del 40% del total generado en el país. Los cambios institucionales realizados, la propia reorganización de CFE, el establecimiento de organismos autónomos en la materia, la ejecución de diversos incentivos fiscales y otras medidas para atraer capitales privados al sector eran compatibles con esa composición en la generación de electricidad. A la fecha y desde hace algún tiempo, según diversas notas de prensa, las empresas privadas trabajando en plantas de ciclo combinado con base en gas natural, explican cerca  del 50% de la demanda final de electricidad del país. Para CFE y para las finanzas públicas el tema crucial es que toda la energía generada por los denominados productores privados o productores externos de energía (PEE/Es) es para el servicio público y por tanto es adquirida en su totalidad por CFE y entregada en el punto de interconexión respectivo. Transmisión, distribución y comercialización final son tareas realizadas por CFE. 

Según información de la SE en 2016 los PEE/Es entregan a CFE 33% del total de generación de electricidad que la empresa reporta. Otra parte de la demanda nacional es cubierta por productores privados a través del autoabastecimiento y de la cogeneración, lo que da cuenta del peso relevante que tiene el capital privado en el sistema eléctrico nacional. Sin duda, en tanto la mayor parte de lo generado por las empresas privadas es adquirido en plazos largos por CFE, considerando la totalidad de lo generado en el punto de interconexión, el tema de los contratos es de primer orden, en tanto puede explicar en gran parte el tamaño de los beneficios obtenidos por las empresas privadas y el peso en costos en CFE y más ampliamente en las finanzas públicas. Pero además, a la fecha no se avanzó en incrementar la generación de gas natural en el país, por lo que debe ser importado para que las plantas de ciclo combinado operen. ¿Cómo se considera este insumo en los contratos establecidos con CFE? ¿ Qué acontece en la materia teniendo en cuenta los cambios en los precios del energético a nivel internacional? Las respuestas son sustantivas para considerar la viabilidad financiera de CFE, cuyo protagonismo en la distribución y comercialización final de la energía eléctrica no está sujeto a discusión.

El problema mayor es tener una empresa del Estado con las responsabilidades encargadas a CFE en condiciones de un diseño institucional que promueve los mercados sin que esta empresa pueda desempeñarse plenamente en ellos. En noviembre de 2018 la Comisión Reguladora de Energía celebró su vigésimo quinto aniversario,  destacando la importancia de la autonomía regulatoria necesaria para avanzar en los mercados regulados, específicamente en el caso de la energía eléctrica. El problema de fondo es ¿qué se concibe como mercado eléctrico  y ¿qué es lo actualmente creado? Un ejemplo de la construcción de este mercado fue la firma en mayo de 2016 por parte de CFE  de varios contratos con inversionistas bajo la figura de productores independientes de energía. Ciclo combinado contratado por 25 años con un suministro establecido de electricidad y con un compromiso de compra por CFE. La práctica observada en los mercados permite sostener que con el contrato las empresas logran financiar la construcción y la operación permite liquidar la deuda,  alcanzar beneficios y fortalecer las acciones. Ello no implica que el pago por el consumo de energía eléctrica en los hogares disminuya.
 
Departamento de Economía, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa
Twitter: @GregorioVidalB

Departamento de Economía Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa [email protected]

Comentarios