Se encuentra usted aquí

Rebases, como obras de arte

Vettel ganó en terreno enemigo, en casa de Hamilton, no sólo por ser el Gran Premio británico si no porque el de Mercedes llevaba cuatro triunfos consecutivos en Silverstone
Rebases, como obras de arte
09/07/2018
00:20
-A +A

 Qué delicia de carrera. Qué deleite ver a los bólidos peleando en pista. Un domingo con bastantes rebases, maniobras exquisitas, o diría yo, obras de arte. Las ultimas 10 vueltas son para enmarcarlas en la memoria. Fueron algo que hace mucho no veíamos en F1.

Sebastian Vettel ganó en terreno enemigo, en casa de Lewis Hamilton, no sólo por ser el Gran Premio británico si no porque el de Mercedes llevaba cuatro triunfos consecutivos en Silverstone. Iba por el quinto, para  igualar la marca de Ayrton Senna en Mónaco, donde ganó de 1989 a 1993. 

Pero se atravezó el alemán quien  logró su victoria 51, alcanzó a Alain Prost en el tercer puesto de todos los tiempos. Lo hizo bajo condiciones físicas complejas. El cuello es una de las partes del cuerpo que más sufren en el automovilismo, es en donde más se pronuncian las fuerzas G y Vettel corrió lastimado, incluso Ferrari le adaptó el soporte, el headrest para que la lesión no se incrementara.  

La remontada de Lewis fue épica. Nada debe de hacerlo feliz más que ganar, pero esa segunda posición tras una pésima arrancada y el incidente con Kimi que lo relegó al fondo lo debería tener muy orgulloso. Son pocos los pilotos que aceptan su culpa cuando sucede algún contacto en pista, pero Kimi ¡lo hizo! Aceptó su culpa y además de la penalización, consideró que hizo una gran carrera para darle emoción a los tifosi. 

Es la segunda carrera consecutiva en que la estrategia de Mercedes hace dudar, a los aficionados y a los mismos pilotos. Recordemos que, aunque ambas flechas plateadas se retiraron en Austria, la duda vino cuando no detuvieron a Hamilton en pits durante Virtual Safety Car. En Silverstone, arriesgaron al límite las condiciones de sus neumáticos y considero que hasta perdieron la primera posición por no haber parado como los demás durante el periodo de Safety Car

Aunque Bottas tiene mucho talento, aún pesa más la experiencia de un viejo lobo de mar como lo es Vettel. El finlandés no resistió ni con su manejo, ni con sus neumáticos los embates de Seb, Hamilton ni Raikkonen. Se desmoronó, me hubiera gustado ver a los cuatro con neumáticos nuevos. Mercedes se lleva tarea para esta semana sin F1.

El que tuvo mucha suerte fue Checo Pérez. Dirán que estoy loca, ya que apenas sumó un punto tras la penalización de Gasly, pero ayer pudo terminar peor. Después de perder el control de su Force India y trompear, el tapatío tuvo suerte de no tocarse con otro auto en pista o con los Williams que venían largando desde los pits. Checo pudo volver a la competencia y hacerse de una décima posición.

Fue la primera vez que tuvimos tres fines de semana consecutivos de carreras. Me gustó por las emociones, aunque seguro  fue muy pesado para los equipos y pilotos . Ahora viene una semana libre para volver con Alemania y Hungría.

 

COMENTARIOS