Osorio tiene la sartén por el mango

Ganar tiempo, tal vez eso fue lo que quiso decir Guillermo Cantú al referirse a que es urgente contratar al entrenador nacional

Ganar tiempo, tal vez eso fue lo que quiso decir Guillermo Cantú al referirse a que es urgente contratar al entrenador nacional, pero hay cosas más importantes, sin explicar cuáles eran. Sobre Juan Carlos Osorio no se dijo nada, sólo ambigüedades que deben preocupar, al asegurar que han tenido pláticas, que aún no deciden, y que merecen tomar el tiempo necesario.

Es decir, primero era urgente y a los dos minutos se asegura que no hay prisa. Lo mismo, exactamente lo mismo que sucedió cuando al despedir a Miguel Herrera tras la Copa Oro 2015, que al no tener un plan de contingencia, se esperaron demasiado para contratar a Juan Carlos Osorio y cuando lo hicieron, no previeron que sería mejor firmarlo por dos periodos mundialistas, por eso ahora que dicen quererlo de nuevo, es el colombiano quien tiene la “sartén por el mango”.

Osorio  terminó en Samara, tras la eliminación ante Brasil, hastiado del futbol mexicano y sus manejos. Si desean retenerlo deben dejarle el control absoluto, desde las convocatorias, la elección de partidos de preparación, selecciones menores, nada de imponer coach de motivación, así como tampoco asesores.

Nada de usar concentraciones para grabar comerciales y promocionales, nada de golpes bajos, es decir, si realmente lo quieren, la autonomía e independencia debe ser total, todo lo demás será lo mismo.
Por eso, lo  de ayer en la presentación de Yon de Luisa como presidente de la FMF da la impresión que es ganar tiempo y no reconocer que para iniciar correctamente un ciclo de dos Copas del Mundo, como ellos mismos dijeron, es urgente tener al entrenador nacional para los amistosos de septiembre (contra Uruguay en Houston y contra Estados Unidos en Nashville). 

Y si para Cantú no hay urgencia en tener al técnico, entonces que cancelen esos amistosos, porque ir con un interino y con futbolistas que tal vez no vuelvan a vestir de verde, es un rotundo fraude para quienes compren ilusionados el boleto.

Osorio dirigió 52 partidos con un exitoso 63%  de efectividad en partidos ganados. Pero tiene el obscuro y terrible 16% de efectividad en eliminación directa. Disputó eliminatoria directa contra Chile en Copa América (0-7), contra Alemania en Confederaciones (1-4) y en la disputa por el tercer lugar ante Portugal (2-1); contra Jamaica en semifinal de Copa Oro (0-1) y en Rusia contra Brasil (0-2); solamente ganó los cuartos de final de Copa Oro a Honduras en 2017. Eso es lo que vale, lo demás es para justificar.

Conclusión: Osorio no quiere seguir en las mismas circunstancias, la FMF sería incapaz de entregarle total autonomía y los números no lo avalan. De verdad ¿no están solamente ganando tiempo para encontrar a alguien más? 

Comentarios