Los amateurs que hicieron temblar a Martino

No se entiende la mimetización de un equipo como el mexicano cuando tiene tanta pobreza futbolística frente a sí
Los amateurs que hicieron temblar a Martino
03/07/2019
01:22
-A +A

Dubitativo, incoloro, amargo. La exhibición de anoche en el estadio de los Cardinals de Arizona ha sido la más insensata que ha mostrado el equipo de Gerardo Martino. Se enfrentaron a un equipo que presentó, en su plantilla de 23 futbolistas para la Copa Oro, solamente a siete que juegan profesionalmente.

No se entiende la mimetización de un equipo como el mexicano cuando tiene tanta pobreza futbolística frente a sí. Algunos hasta se caían cuando intentaban pegarle al balón, pero aún así el sufrimiento fue evidente por su propia culpa, nadie más. Ellos saben que fallaron, pese a la victoria.

Sin VAR, el árbitro de Qatar Abdulrahman Al-Jassim, quien está en la Copa Oro gracias al intercambio con la Copa Asia, decretó un polémico penalti al inicio del primer tiempo extra, haciendo recordar aquella noche de hace cuatro años, cuando la Selección —dirigida por Miguel Herrera— vivió contra Panamá en semifinales algo similar, aunque el de aquella vez fue un flagrante error arbitral que les abrió el pase a la final. Fue muy parecido, pero —por la inocencia haitiana— los rivales parecían avalar la decisión del silbante.

Ganaron, pero perdieron. El peor partido de Gerardo Martino, quien veía a estos amateurs correr, desde el tercer piso del estadio State Farm por la suspensión que acarreó.

Ahora, si se acumulan dos tarjetas amarillas, esto lleva a los entrenadores a no poder estar en el siguiente partido. Ahí sufrió el Tata en su soledad. Atrás de él sólo estuvo Norberto Scoponi, quien no se atrevía ni a dirigirle la palabra. Era una especie de velorio, sumado también a la eliminación de su querida Argentina horas antes del inicio del partido más descolorido y de peor nivel que han jugado hasta ahora en su etapa.

Repasemos, para entender mejor lo sucedido en Glendale, Arizona. Johnny Placide, el portero, no tiene equipo; Carlens Arcus juega en la Segunda División de Francia; Jems Geffrard en la Liga de desarrollo de Estados Unidos, la Segunda División, pues; Dukens Nazon participa en la Segunda División de Bélgica; Wilde-Donald Guerrier en un equipo desconocido de Azerbaiyán; Andrew Jean-Baptiste juega en la Tercera División de Suecia; Steeven Saba juega en la Liga de su país;  Frantzdy Pierrot está también en Bélgica, en la Segunda División; Bryan Alceus, sin equipo profesional; Alex Christian sí juega en Primera División, pero de Armenia, mientras que Hervé Bazile es el único que juega en un equipo serio, en Le Havre de la Primera División francesa. Es decir, el mal funcionamiento de la Selección Mexicana fue tal que le pudo ganar a un equipo semiamateur hasta el tiempo extra.

Hasta ahora cumplen con objetivos, a tropezones y sin agradar a nadie, pero cumplen. Será lo único rescatable de una noche amarga en Arizona. 

 @gvlo2008
[email protected]

Gerardo Velázquez de Léon
Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.