Se encuentra usted aquí

México-EU: diálogo enérgico y sin concesiones

05/06/2019
02:03
-A +A

Se iniciará el diálogo entre representantes de los gobiernos de Estados Unidos y México este miércoles, después de que el presidente Donald Trump anunció la semana pasada, que pondrá aranceles del 5 por ciento a todas las exportaciones provenientes de México y que crecerían mes con mes hasta el 25 por ciento, si México no frene la migración proveniente de tres países centroamericanos: Honduras, El Salvador y Guatemala. En materia comercial México es el principal socio de Estados Unidos, el país con el que hay mayores intercambios, por lo que cualquier decisión afectará a ambas naciones, como se ha visto ya.

México está dispuesto al diálogo pero marcó ya la línea roja, de lo que es inadmisible con la amenaza de la imposición de aranceles. México es un país soberano y no se prestará para hacer por presiones el trabajo sucio que se le indique. El canciller Ebrard informará de las políticas migratorias de México en su frontera Sur, políticas independientes y autodefinidas. Las presiones y las amenazas serán inaceptables por más que tengan objetivos políticos para la reelección del presidente Trump, que hizo y hará de la migración un tema de campaña electoral.

Se inicia el diálogo para construir acuerdos que México ha considerado necesario. Es indispensable recordar que México es el primer socio comercial de EU, así como la existencia de una vecindad con más de tres mil kilómetros de frontera, donde existen 14 ciudades hermanas con numerosos y crecientes intercambios cotidianos y que es la frontera con más cruces diarios en el mundo. México y Estados Unidos tienen una interdependencia comercial y económica. Las políticas internas y externas de los dos países tienen vertientes sociales, educativas, culturales, gastronómicas, políticas y económicas cuyos desafíos y estabilidad forman parte de la relación entre EU, la mayor economía del mundo, y México, que es la frontera entre Norteamérica y América Latina. Desafortunadamente el presidente Trump manifestó su desinterés en el diálogo y la exigencia de que México de inmediato detenga la migración, como si no hubiera habido ninguna cooperación al respecto.

Quiénes se sientan a dialogar y por qué. Este miércoles en Washington dos delegaciones encabezadas por el canciller Marcelo Ebrard, de México, y por Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, buscarán acuerdos para evitar se inicie la imposición de tarifas a todas las exportaciones provenientes de México hacia EU, que tendrían una repercusión negativa sobre ambas economías, como lo ha mostrado ya el sólo anuncio de las mismas con negativas repercusiones para el peso mexicano, Wall Street y las bolsas de valores.

Afectación a la relación comercial México-Estados Unidos. De imponerse las tarifas ambos países se verán afectados: los exportadores mexicanos porque sus productos se encarecerán, pero serán los consumidores de EU quienes pagarán ese aumento, que amenazaría con desaparecer los beneficios que la clase media obtuvo de la disminución de impuestos en 2017. Se verán afectadas las cadenas de exportación-importación, se perderán empleos en ambos países, incluso habrá un impacto negativo sobre cadenas productivas de vehículos y otros productos, con daños considerables. También repercutirá negativamente sobre productores agrícolas, por ejemplo de maíz en EU cuyo principal mercado es el mexicano.

Con los aranceles EU violenta cumplimiento de los acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio que aún está en vigor y se estarían violentando también normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) con la imposición de tarifas. México se vería obligado a reaccionar con las correspondientes demandas y con posibles represalias. En particular se verían seriamente afectados algunos estados de la frontera como Texas. Podría ponerse también en peligro la aprobación del TMEC que estaría por avalarse en los Congresos de Estados Unidos, México y Canadá.

Protestas empresariales y políticas en Estados Unidos, se iniciaron ya por parte de Wall Street y de la poderosa Cámara de Comercio de EU y otras organizaciones empresariales que consideran que las tarifas anunciadas traerían una afectación a la economía de EU y al comercio. Se han pronunciado en contra legisladores demócratas, pero también republicanos.

Trump insiste en que se impondrán tarifas si México no detiene la inmigración en la frontera. Utiliza así las tarifas como un arma para obligar a México a convertirse en la policía migratoria de Estados Unidos o en el tercer país seguro al que serán regresados todos los solicitantes de asilo rechazados y los migrantes deportados aunque no sean mexicanos.

México rechaza convertirse en tercer país seguro. La ley comercial de EU autoriza al Presidente a imponer tarifas por razones comerciales, pero la migración no es una de ellas. Se trata en el caso de México de una violación de acuerdos internacionales que además va a reducir los estándares de vida de la mayoría de los americanos, a destruir empleos en las manufacturas y golpeará a los productos agrícolas. Enorme responsabilidad del gobierno de México en este diálogo, enérgico y sin concesiones.

Periodista y analista de temas internacionales
 

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN