No le hagamos a la mama...

Enrique Beas

​Seguir generando confusión a lo que juega Osorio, también es parte de un anti sistema de venta de raiting

Allá vamos a la fácil: destruir. No le hagamos a la mama...

Perdón por el galés, pero seamos serios, hacer análisis del juego de ayer es muy sencillo, no tan complejo como lo quieren vender los colegas.

Tampoco busco una postura polémica para polarizar, como está de moda, la conversación. Es ser prácticos.

México no jugó a nada en California, mas que a darle minutos a las ideas mundialistas, así de simple.

Jesús Corona, en el arco para tener acción previa, hoy es el arquero dos, seguro no jugará o lo hará contra Corea.

Luego, en la línea defensiva ver qué perfil puede jugar Oswaldo Alanís en caso de ser requerido por las lesiones de los centrales, mismo caso de Hugo Ayala, que ya sabe que irá en lugar de Néstor Araujo.

De ahí pudimos ver a los laterales Jesús Gallardo y Edson Álvarez tratar de salir con la pelota en el pie y cambiando rápido de sector para mover el mediocampo con Jesús Molina, que está cerca de ir a Rusia por la seguridad que le aporta a la recuperación de la pelota. De ahí el Guti, sabedor que si Andrés Guardado está al 100, no irá.

Lo único interesante del partido pasó de nuevo con la fineza y constante generación de buen futbol de los pies de HH (Héctor Herrera) y Tecatito (que por cierto le hizo varias al jugador del Totenham, Davies). Chícharo fuera de ritmo, Aquino muy perdido aún y también escaso de ritmo. Los cientos de cambios de un juego amistoso lo hizo tedioso y además entre el temor del partido por la lesión de Williams.

Es cierto que la constante de un producto altamente vendido y con mucha generación de esperanza e ilusión como cada 4 años es poder ver algo de magia, de lo que platicamos fin de semana a fin de semana con los mexicanos en Europa, Vela encendido y hasta los de la Liga MX dando buen espectáculo, de ahí que saliera abucheada la Selección en Pasadena, pero por eso es muy importante que nosotros como periodistas entendamos estos juegos de preparación final.

Seguir generando confusión a lo que juega Osorio, también es parte de un anti sistema de venta de raiting, ya que las ideas son claras al momento de ver cómo juega México. Por eso repito, no le hagamos a la mama... con el “análisis” vs. Gales.

Eso sí, lo que podemos criticar de varios, es la poca intensidad, mejor dicho, en términos coloquiales, los pocos huevos que le pusieron a lo que pudo ser su última oportunidad para colarse a una Copa del Mundo. Y si a eso le sumamos que los hermanos que la están rompiendo con el reggeaton en LA y no en la cancha salieron a cuidar sus peinados, nos da como resultado un segundo tiempo aún peor que los primeros 45 minutos. Vendrán mejores días, mejores juegos y esa tradicional despedida en el Azteca, que de seguro será una fiesta con un equipo más parecido a lo que veremos vs. Alemania. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A ese debate hoy intrascendente de un partido que TODOS sabíamos que así iba ser. 

Comentarios