Se encuentra usted aquí

Adiós América

La soberbia mató al americanismo. Fue la postura de un equipo que creyó que, llegando a la Liguilla, podría vencer al que sea
Adiós América
21/05/2019
00:00
-A +A

La soberbia mató al americanismo. Así de fácil, así de sencillo. No es la falta de gol de sus delanteros, ya que esa tampoco la tuvieron en el torneo pasado.

Fue la postura de un equipo que creyó que, llegando a la Liguilla, podría vencer al que sea y, ojo, que no se confunda el empate en el global para decir que fue la posición en la tabla, ya que eso evidencia las seis derrotas en un torneo de 17 fechas, para terminar en quinto lugar.

Que se entienda de una vez que en la cancha el plantel del América es más fuerte y completo que el del León. Soberbia al no creer en Henry Martín en el momento oportuno, al delantero que tiene mejor promedio de gol con todo y los pocos minutos jugados, creyendo que Nico Castillo resolvería, cuando —desde que se fue de Pumas— su cuota goleadora es malísima.

Dicho sea de paso, uno de los jugadores más sobrados y soberbios del mercado. El equipo que nos quisieron vender del doblete, del bicampeonato, no existe por la soberbia en su ambiente, en sus creencias y en sus partidos. Se salvaron el domingo pasado ante el Cruz Azul, de último minuto, y su lectura es que sus delanteros no tienen gol.

Se equivocan, ya que la razón es la soberbia extrema que rondaba este semestre en Coapa. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A ese mundo típico americanista.